domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl éxito electoral de la insolidaridad alemana deja a Europa en la...
Sólo pactos de Merkel y SPD facilitarían el empleo juvenil

El éxito electoral de la insolidaridad alemana deja a Europa en la incertidumbre

Redacción
"¿Y ahora qué?", se pregunta hoy el principal diario alemán, Bild Zeitung, tras el éxito electoral del partido de Ángela Merkel en las elecciones de ayer domingo con un no a los eurobonos y a la mutualización de la deuda. Lo más probable es que sigan las dificultades en los rescates y las políticas activas de empleo para salir de la crisis, según apuntan otros diario. Pero el desplome de los liberales obligaría a Merkel a pactar ocasionalmente con los socialdemócratas, como en los últimos años.

La cristianodemócrata CDU de Merkel se quedó ayer a tan solo cuatro escaños de conseguir la mayoría absoluta en el Parlamento alemán, aunque la canciller se aseguró su tercer mandato conseguido por los democristianos al lograr el 41,5% de los votos. El socialdemócrata SPD de Peer Steinbrück obtuvo el 25,7% de los votos, lo que supone una leve mejora para los socialdemócratas tras el 23,0% logrado hace cuatro años. El Partido Liberal, actual socio de gobierno de Merkel, no contará con representación parlamentaria, al quedarse a dos décimas del 5% mínimo para entrar en el Bundestag. Tampoco entrarán lo euroescépticos de Alternativa para Alemania, que se quedan a sólo tres décimas de conseguir su primer escaño. Sólo habrá otras dos fuerzas más en el Bundestag: La Izquierda (8,6%) y Los Verdes(8,4%).

Las valoraciones editoriales de los principales diarios españoles dejan abierta la posibilidad de que algunos posibles pactos de Merkel con los socialdemócratas prolonguen las políticas europeas de los últimos años, caracterizadas por la lentitud, la insolaridad y las dificultades en salir de la crisis, aunque alguno deja abierta la puerta a cierta flexibilidad del gobierno alemán en las políticas activas para salir de la crisis, entre las cuales destacan las dirigidas a combatir el paro juvenil, que duplica a la media del paro general en casi todos los países, sobre todo en España y otros periféricos más afectados por la crisis iniciada en el 2007.

Valoraciones de la prensa

Alemania no cambiará su política europeísta ni trasatlántica, dice EL PAÍS. Una Alemania profundamente conservadora ha otorgado al partido de la canciller Merkel, después de las elecciones más aburridas en décadas, sus mejores resultados en casi 25 años. "No sólo por la popularidad personal de Merkel, por encima del 60%, sino porque sus cautas políticas de centroderecha son percibidas por muchos de sus compatriotas como un salvoconducto para navegar por las aguas turbulentas de una Europa en crisis". Ese mismo voto conservador ha castigado a los socialdemócratas de Steinbrück, con uno de los peores resultados de su historia. Los resultados finales decidirán si la triunfadora Merkel se ve forzada a reeditar una gran coalición con el SPD o tocar la puerta de "los desacreditados verdes". "Una alianza entre el centroderecha y el centroizquierda sería no sólo el desenlace más plausible políticamente en el sistema proporcional, sino el preferido por los alemanes". Esta coalición no cambiaría el Gobierno ni su postura europea o trasatlántica. Los socialdemócratas han apoyado la política de Merkel sobre el euro y Berlín sigue sin plantearse desempeñar el papel que le correspondería en asuntos internacionales. Alemania "anestesiada en parte por su bienestar comparativo, no parece dispuesta a hacer aportaciones relevantes a una seguridad global de la que en última instancia depende".

Merkel podría flexibilizar su política económica y ayudar a los países en crisis, afirma en su editorial EL MUNDO. Angela Merkel "está por encima de todo" tras arrollar a todos sus oponentes. Ha logrado un triunfo similar al de Kohl en 1990, pero con el mérito de haber ganado tres elecciones consecutivas y ser la única dirigente de un gran país europeo que revalida su mandato durante la crisis. La clave de su éxito es el crecimiento sostenido de la economía alemana, con un paro del 5%, uno de los más bajos de la UE, unido a un margen de austeridad y eficacia que ha conquistado a los alemanes. Los resultados de ayer, cercanos a una mayoría absoluta, abren el escenario a una gran coalición entre democristianos y el Partido Socialdemócrata, fórmula que ya funcionó en el período entre 2005 y 2009. Con el aval obtenido en las urnas, va a disponer de un gran margen de maniobra para llevar adelante su programa. Todo indica que el liderazgo de Merkel en Alemania y en Europa va a salir reforzado. Durante la campaña ha tenido un discurso muy poco europeísta, "pero es posible que su victoria le otorgue un cierto margen para, secundada por el SPD, flexibilizar su política económica y ayudar a los países con problemas como España e Italia a salir de la crisis". "Los votos han convertido a Merkel en la dirigente europea más importante del siglo XXI para sorpresa de muchos que han menospreciado a la hija de un pastor luterano en la que pocos creían".

Los alemanes premian su gestión y Merkel gana a lo grande, opina ABC. La canciller alemana Angela Merkel ha logrado una clara victoria. Los alemanes han premiado su gestión y le han dado su confianza para un tercer mandato aunque tendrá que negociar para formar una coalición estable. La mayoría de los análisis apuestan por repetir la "gran coalición" con el Partido Socialdemócrata que ya ha demostrado en anteriores ocasiones "ser fuente de gran estabilidad para Alemania, lo que demuestra una espléndida madurez de su clase política que puede pasar sin rubor ni aspavientos del enfrentamiento en la campaña electoral a la colaboración en el Gobierno". Su hasta ahora aliado de coalición, el Partido Liberal, ha sido castigado y desaparece del Parlamento. Esta derrota "es una justa correspondencia a su actitud intransigente e inconsistente en la gestión de la crisis" La actitud del ministro de Finanzas, Philipp Rösler ha sido castigada por sus votantes. "Ese discurso insolidario y nacionalista es el que ha dado alas al partido euroescéptico, que si finalmente entra en el mapa parlamentario será un factor de inestabilidad". Los alemanes han votado a Merkel porque consideran que su situación es satisfactoria. Para el resto de la UE , la posible ´gran coalición´ es probablemente una buena noticia "aunque la mejor opción hubiera sido una mayoría absoluta".

La victoria de Merkel supone un espaldarazo a las políticas de Rajoy, según LA RAZÓN. Angela Merkel se convirtió ayer en el primero y hasta ahora único gobernante que repite victoria electoral saltando por encima de la dura crisis económica que afecta a Europa. El rigor y la responsabilidad con que la canciller ha gobernado sin concesiones al populismo y sin generar falsas expectativas han generado la confianza de los alemanes. Merkel acertó en su férrea defensa de la austeridad, su negativa a subir los impuestos y con su tono europeísta. Y convenció al defender que el futuro de Alemania está en Europa y que ésta sólo puede avanzar desde la solidaridad y responsabilidad de sus países. Para España es una buena noticia pues refuerza la alianza de dos naciones y la complicidad de dos gobiernos del mismo signo. "Reafirma una forma común de encarar la crisis desde el realismo, la austeridad y el compromiso con el Estado del Bienestar". El refrendo cosechado por Merkel supone de algún modo un espaldarazo a las políticas de ajuste y de control del gasto que ha llevado a cabo Mariano Rajoy, además de la puesta en marcha de reformas estructurales para hacer más competitiva la economía española, frenar la sangría del desempleo y recuperar la confianza de los inversores". En cuanto a la UE cabe esperar "una agilización de los trámites y negociaciones para alcanzar una mayor unidad bancaria y una política fiscal coordinada".

Merkel está capacitada para relanzar el euro y liderar la UE en el mundo, asegura LA VANGUARDIA. Angela Merkel tiene un pie en la historia de Alemania. Su victoria es excepcional por conseguir el mejor resultado desde 1990, por la enorme distancia que la separa del socialdemócrata Steinbrück, y por la dificultad de ganar ampliamente ante la fragmentación de la oferta. También el alto nivel de participación hace más meritorio su logro. "De todos los que gobernaban en los primeros años de la recesión, sólo ella resiste. Y de forma espectacular". Merkel ha sido presentada como el martillo de la austeridad, pero ha tenido diversas veces en sus manos la posibilidad de de dejar caer a Grecia, España e Italia en el abismo y lo ha evitado. "Imponiendo la dura receta de austeridad y las reformas que Alemania se recetó en los durísimos años posteriores a la reunificación, Merkel ha salvado el euro y Europa. Muchos en su país presionaban en sentido contrario, pero ella sabía que la suerte de Alemania está ligada a Europa. Ha sabido sintetizar las necesidades alemanas con las complicaciones europeas". Con la fuerza que ahora dispone "está capacitada para relanzar el euro y Europa, no sólo en negativo, conjurando el abismo como hasta ahora, sino en positivo: culminando la unión bancaria y fiscal, liderando la posición de la UE en el mundo".

Merkel debe elegir entre una Europa alemana o una alemanaza europea, indica EL PERIODICO.  Cuando la crisis ha tumbado en las urnas a todos los dirigentes europeos. Angela Merkel se ha alzado con una impresionante victoria electoral que la sitúa al borde de la mayoría absoluta. "Este triunfo histórico sella su compromiso con un electorado que considera que Merkel ha sabido proteger los intereses de Alemania en medio de las turbulentas dificultades europeas". Para Europa, una cosa resulta clara. El encadenamiento durante los dos últimos años de elecciones para los länder y por ultimo para las legislativas ha paralizado la acción de Merkel en muchos campos". Ahora, sin citas en las urnas a la vista, veremos una canciller mucho más dispuesta a tomar decisiones. "La incógnita es saber cuáles y en qué dirección, aunque ya ha dicho no a los eurobonos y a la mutualización de la deuda. ¿Querrá liderar Europa, hacer una Europa alemana o una Alemania europea?"

Alemania vota por la austeridad y el euro, según El ECONOMISTA. El apoyo que los alemanes concedieron ayer a Merkel premia el cumplimiento de su promesa de mantener a Alemania a salvo de la tormenta europea y han respaldado su gestión, en un ´sí´ a la mano dura y un espaldarazo sin fisuras al euro. Pero en la agenda de la canciller hay reformas pendientes, además de no haber realizado una mayor bajada fiscal. "La cuestión que se plantea a escala doméstica es si Alemania puede mantener su fortaleza sin reformas". En la UE se espera que ejerza un liderazgo político y económico para convertir Alemania en el motor de la recuperación e imponer que los países con problemas equilibren su deuda y su déficit. La composición del Gobierno determinará el grado de austeridad y si ésta se adereza con un mayor impulso al crecimiento, en una legislatura en la que se perfila la recuperación de la UE.

De interés

Artículos Relacionados