sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónEl Foro de Davos se centra en abordar la pobreza extrema en...
Gates asegura que en 2035 no habrá países pobres

El Foro de Davos se centra en abordar la pobreza extrema en el mundo

Redacción
El Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) que se inauguró ayer, con el lema Rediseñando el mundo: consecuencias para la sociedad, la política y las empresas, tiene la intención de trasladar el mensaje de que ahora que la crisis ha quedado atrás, y hay que volver a abordar asuntos que quedaron olvidados por la urgencia de salvar a la economía global de la caída. De esta forma, se reflexionará acerca del aumento de la pobreza, que se ve como una de las grandes amenazas para la recuperación.

A las sesiones, que comienzan hoy, asistirán unos 40 jefes de Estado y de Gobierno y un total de más de 2.500 ejecutivos de todo el mundo. El máximo representante español será el ministro de Industria, José Manuel Soria, además de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, la cual participará hoy en una mesa redonda sobre empleo y el jueves en otra sobre urbanismo.

La inauguración del foro contó con un mensaje especial del papa Francisco a los participantes, a cuya responsabilidad apeló para con los frágiles, los débiles y los vulnerables y a quienes pidió medidas decididas para acabar con la pobreza. Así el Sumo Pontífice pidió que "la riqueza esté al servicio de la humanidad, no para gobernarla".

El mensaje del máximo Pontífice fue remitido al profesor alemán Klaus Schwab, presidente ejecutivo del Foro Económico Mundial.

"Los éxitos conseguidos y que han llevado a la reducción de la pobreza de un gran número de personas a menudo han supuesto también una difusa exclusión social. De hecho, la mayor parte de los hombres y de las mujeres de nuestro tiempo vive aún bajo una precariedad cotidiana, con consecuencias en ocasiones dramáticas", subrayó en la misiva.

También criticó la repartición global de recursos al recordar que millones mueren de hambre mientras otros desperdician enormes cantidades de alimento: "No se puede tolerar que millones de personas mueran cada día de hambre, cuando existen cantidades enormes de comida que, a menudo, son sencillamente desperdiciadas", aseveró Francisco.

Bill Gates apuesta a que en 2035 ya no habrá países pobres

Bill Gates ha vaticinado que para el año 2035 apenas habrá países pobres en todo el mundo, una predicción basada en los progresos favorables en la lucha contra la pobreza extrema que se han logrado en las últimas décadas.

El multimillonario y filántropo considera que ese objetivo es "absolutamente" factible, y señala especialmente el progreso en Latinoamérica, donde cree que en dos décadas puede no haber países pobres, con la sola posible excepción de Haití.

Gates lo detalla en la carta anual de la Fundación Bill y Melinda Gates, que intenta desactivar tres mitos muy comunes sobre la ayuda al desarrollo: que los países pobres están condenados a seguir siéndolo; que esta ayuda se desperdicia en mala gestión y corrupción, y que salvar vidas en los países más pobres genera un exceso de población.

En el documento, Gates rechaza con argumentos y hechos todos esos mitos y afirma por el contrario que "el mundo está mejorando", aunque "a cámara lenta", ya que la imagen mundial de la pobreza "ha cambiado completamente durante el transcurso de mi vida".

Recuerda que la pobreza extrema ha pasado en pocas décadas del 35 % al 15 % de la población mundial, por lo que dice que "es más importante que nunca medir los resultados y explicar las buenas noticias".

Por ello, Gates se atreve a hacer la atrevida predicción de que "para 2035 casi no habrá países pobres en el mundo", según dice en la carta, y afirma en la entrevista que el progreso del mundo hace que "el tiempo está de nuestra parte", ya que "hemos visto qué cosas funcionan y cuáles no funcionan".

László Andor: "Tener un trabajo no es equivalente a tener un nivel de vida decente"

Las cifras del informe anual publicado ayer en Bruselas sobre la situación social y del empleo en 2013 revelan que uno de cada cuatro ciudadanos europeos se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social. Pero, además, conseguir un empleo no garantiza superar el riesgo de pobreza ni una vida digna. Una situación que en España es especialmente aguda.

El comisario de Empleo, László Andor, manifestó ayer que el trasfondo de esta crisis, por primera vez en la historia, es que aunque el paro descienda, el aumento de la pobreza continuará.

"Lamentablemente, no podemos decir que tener un trabajo sea equivalente a tener un nivel de vida decente", afirmó el comisario, quien explicó que ello se debe a las tendencias a la contratación a tiempo parcial y recortes salariales.

En términos estadísticos, se considera "en riesgo de pobreza" a aquellas personas cuyos ingresos son menores al 60% de la media nacional, que padecen una "grave privación material" (es decir, que sus recursos les impiden pagar un alquiler o adquirir ciertos bienes básicos), que han utilizado menos del 20% de su "potencial de trabajo" en el último año o que viven en hogares con un bajo nivel de ingresos.

Este problema seguirá presente "si continúa la polarización y la reducción salarial, y si se obliga a los trabajadores a contratos de tiempo parcial", afirmó Andor.


De interés

Artículos Relacionados