sábado,16 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl Gobierno adelantará pagos para salvar al CSIC del colapso
Ha perdido el 10% de su personal

El Gobierno adelantará pagos para salvar al CSIC del colapso

Redacción
Economía transferirá en otoño 44 millones de proyectos científicos ya asignados para dar liquidez al organismo. Algunos institutos cierran en agosto para ahorra

 El Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco) planea adelantar al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) dinero de los proyectos de investigación ya asignados para salvar la institución del colapso. La idea, que la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, ha expuesto a los directores de los institutos del CSIC, es dotar de liquidez a dicho organismo, que necesita un rescate de 100 millones de euros y de los que ha recibido hasta ahora 25. El adelanto de la financiación de los proyectos científicos supondrá unos 44 millones de euros, según informó ayer el portavoz de los directores, Juan Lerma. Se trata, explicó, de hacer en agosto o septiembre, en lugar de diciembre, los pagos de los plazos correspondientes de proyectos trienales de investigación del Plan Nacional de I+D+i obtenidos por los científicos (en las convocatorias 2010, 2011 y 2012). Tan mal está la cosa que cuatro meses deben suponer un alivio.

Pero esta medida de emergencia desplaza a 2014 el problema, ya que se trata de dinero necesario para desarrollar la labor investigadora comprometida en los proyectos científicos, por lo que debe de ir unida a un compromiso financiero de cara a 2014. “La cantidad se ajustará de acuerdo a las necesidades del CSIC y se consolidará, previsiblemente, en el presupuesto de 2014”, explica Lerma, director del Instituto de Neurociencias de Alicante. “No vamos a dejar caer al CSIC, se hará todo lo necesario para que siga su actividad”, expresó ayer un portavoz de la Secretaría de Estado.

La situación es crítica en los centros. Muchos institutos, e incluso su sede central, se cierran durante dos semanas este mes para ahorrar en mantenimiento y en gastos de actividad. Lo hará, por ejemplo, el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid, cuya labor científica se interrumpe a partir del próximo lunes.

Muchos de los centros cerrarán en verano para ahorrar

El problema del CSIC, la mayor institución científica de España radica en el recorte continuado que viene sufriendo en las transferencias que recibe del Estado, sumando ya unos 500 millones de euros desde 2009 (30% de su presupuesto). A finales de 2012, el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo, advirtió de que, aun con un plan de austeridad riguroso, el organismo necesitaba 100 millones de euros para mantener su funcionamiento. El pasado 28 de junio, el Gobierno aprobó los primeros 25 millones, sin concretar fechas para el resto del dinero y limitando la financiación extraordinaria a 75 millones en total. Así que las cuentas no salen y Lora-Tamayo define la situación de “cataclismo”.

La medida más controvertida hasta ahora ha sido una resolución anunciada por el presidente del CSIC el mes pasado imponiendo una limitación de gasto a cada uno de los institutos, medida definida como corralito por muchos científicos, ya que se les impide utilizar fondos que ellos han captado para su investigación en proyectos competitivos estatales e internacionales, en contratos con empresas, por patentes, por donaciones, etcétera. “Van a tratar de reponer esos fondos cuando haya liquidez”, ha comentado Lerma a EL PAÍS, y se hará un reparto atendiendo a la situación de cada instituto, pero también a su trayectoria.

La resolución de Lora-Tamayo provocó la alarma y el rechazo inmediato de los afectados. “Esto va a provocar la paralización gradual de la actividad investigadora de los centros a partir de finales de este mes de julio, al no poder asumir los institutos los gastos derivados de los proyectos que se encuentran en estos momentos en marcha”, advirtieron los directores de los institutos de CSIC en una carta dirigida a Vela. Los directores de los centros (la inmensa mayoría de los 135 que tiene el CSIC) firmaron la carta expresando su discrepancia con la medida de “utilizar los fondos de los proyectos de investigación y los remanentes para amortiguar la reducción continuada de las transferencias por parte del Mineco”.

Ahora el plan de adelantar al CSIC el pago de los 44 millones, expuesto por Vela el martes a nueve directores de centros (representando a los firmantes de la carta), de nuevo recurre a dinero de proyectos científicos en busca de liquidez. Para Lerma la reunión con Vela fue positiva. “Aunque habrá que esperar a septiembre para ver cómo se concretan las medidas”, dice. “Esta liquidez debe mejorar un poco la situación de la actividad de investigación”, comenta Santiago Lamas, director del Centro de Biología Molecular (CBM) Severo Ochoa. La situación del CSIC es tal que un centro como ese, de gran prestigio y alto nivel científico, puede sentir alivio de momento, explica su director: “Porque tenemos garantizados los contratos y la actividad científica, aunque al ralentí (muy reducida), hasta el 30 de septiembre”. Lo auténticamente importante, añade Lamas, “es si el país apuesta por la ciencia o no”.

FUENTE: El País

De interés

Artículos Relacionados