viernes,20 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaConsumidoresEl Gobierno lanza un parche temporal para "maquillar" en la factura los...
Sigue defendiendo la polémica nueva tarifa

El Gobierno lanza un parche temporal para «maquillar» en la factura los máximos históricos de la luz

Redacción
El Consejo de Ministros acaba de aprobar una rebaja fiscal temporal en el IVA con los que pretende aliviar el impacto en la subida de la tarifa eléctrica en los hogares y empresas españolas, que alcanzó un 45% interanual. Los consumidores ya han expresado su rechazo a la solución temporal aprobada del Gobierno y reclaman una reforma mucho más profunda del reparto de los costes.
Las "medidas tributarias coyunturales e inmediatas" aprobadas a  propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) y del Ministerio de Hacienda, reducen el IVA desde el 21% al 10% desde su entrada en vigor hasta el 31 de diciembre de 2021 a los consumidores con una potencia contratada inferior a 10 kW,

Eso sí, siempre que siempre que el precio medio aritmético del mercado mayorista de la electricidad correspondiente al mes anterior al del último día del periodo de facturación haya superado los 45 euros por MWh.

En lo que va junio, ese media ha superado ya supera un en un 45% la media, según los datos del Operador del Mercado Eléctrico que analizamos hace unos días en Ibercampus. Esto cuestiona el polémico modelo de tarifa puesto en marcha por el Gobierno, que lo sigue defendiendo a capa y espada.

 

Fuente: OMIE

El Ejecutivo promete que con sus reformas el precio de la electricidad en España bajará sensiblemente a medio plazo, mejorando la competitividad del país, quedando en 2023 por debajo de mercados vecinos tradicionalmente más baratos como es el caso de Francia y Alemania.

Según el Gobierno, la rebaja del IVA permitirá reducir la factura a 27,7 millones de hogares, autónomos y empresas, ya que el tipo del 10% en el IVA se aplicará también al 72,5% de los contratos de suministro de electricidad de empresas y negocios no domésticos.

 

Asimismo, se aplicará un 10% de IVA a los consumidores vulnerables severos y en riesgo de exclusión social (50% de los beneficiarios del bono social) hasta final de año, con independencia de su potencia contratada y del precio del mercado, lo que beneficiará a más de 612.000 hogares.

 

La rebaja del IVA hasta el 31 de diciembre supondrá un ahorro para hogares, autónomos y empresas de 857,5 millones de euros, aproximadamente un 10% en la factura media.

El impacto presupuestario medido en términos de caja se repartirá entre 2021 y 2022. El impacto para este año se estima en 566 millones.

Perdona tres meses el IVPEE a las empresas

 

La norma también suspende el Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica (IVPEE) entre julio y septiembre.

Este tributo grava con un 7% los ingresos obtenidos por la venta de la electricidad en el mercado mayorista y se repercute en el precio de dicho mercado y en la factura final.

Este es uno de los puntos que no ha gustado a los consumidores. La organización FACUA considera que esta decisión no impide a las empresas subir la tarifa eléctrica.

Rechazo de los consumidores 

En lugar de "perdonarles" este impuesto reclama que  reclama al Gobierno que destine los 500 millones de euros de excedentes que calcula que puede recaudar este impuesto este año a a reducir los cargos regulados que pagan los usuarios. . 

Asimismo, exigen que la baja del IVA sea permanente  y que el Gobierno recurra a una reforma del IRPF, el impuesto sobre el patrimonio y el de sociedades, "de manera que sean las rentas más altas y las empresas con mayores beneficios las que asuman el pago de las cantidades que dejarían de recaudarse a través de la factura eléctrica".

Nuevos criterios para el despliegue de plantas renovables

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha aprobado  nuevas medidas para incrementar los beneficios económicos y sociales del despliegue de plantas renovables y de almacenamiento en los territorios donde se ubiquen, y para prevenir y reducir sus eventuales impactos ambientales.

De esta forma, los concursos que se celebren para conceder el acceso a la red eléctrica, además de los criterios ya contenidos en la actual normativa, podrán ponderar elementos como la generación de empleo o la reinversión de los beneficios en las zonas de los futuros proyectos, así como la sensibilidad ambiental del emplazamiento.

  

La medida coincide con la publicación, el próximo 1 de julio, de la capacidad de acceso disponible en los nudos de las redes de distribución y la reanudación del otorgamiento de los permisos para nuevas instalaciones renovables, suspendido desde junio de 2020 mientras el MITECO y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) diseñaban la nueva normativa de acceso y conexión a la red, recientemente culminada.

 

 

De interés

Artículos Relacionados