jueves,28 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEl Grupo de Óptica Atmosférica de la UVa calibrará los aparatos de...
Acuerdo con el Instituto Nacional de Meteorología

El Grupo de Óptica Atmosférica de la UVa calibrará los aparatos de medición del INMI

ibercampus.es/UVa
La Universidad de Valladolid, por iniciativa de su Grupo de Óptica Atmosférica, acaba de firmar un convenio de colaboración con el Instituto Nacional de Meteorología con el fin de encargarse al menos cuatro años- es el tiempo establecido en el convenio- de calibrar los instrumentos de medición de datos en uno de los observatorios más importantes que tiene instalados este ente gubernamental en Izaña (a las faldas del Teide, en Tenerife).

La rúbrica se plasmó el pasado martes, 24 de abril, entre el rector de la Universidad de Valladolid, Evaristo Abril Domingo, y el director del Instituto Nacional de Meteorología, Francisco Cadarso, en la sede del instituto en Madrid.

Lo importante del inicio de esta colaboración es que será el único grupo español que vigile si estos instrumentos de medición de datos cumplen los procedimientos marcados por la Organización Metereológica Mundial, para lo cual deberán crear laboratorios de calibración, además del montante económico que se deriva del convenio, de trescientos cincuenta mil euros.

La elección del grupo de la Universidad de Valladolid para desarrollar esta colaboración no es casual. Primero, como explica el responsable del grupo, Ángel de Frutos Baraja, es que el Instituto está utilizando unos instrumentos de alta tecnología, para los que no existe personal cualificado que puede manejarlos, a excepción de escasos grupos de investigadores, como es el de la UVa, que lleva muchos años utilizando aparatos de gran sofisticación, ya que controla cuatro estaciones de fotómetros solares instalados en Palencia (edificio de Agrarias de la UVa), en Cáceres, El Arenosillo (Huelva) y el más particular para el grupo, el del Ártico.

Su trayectoria investigadora está fuera de toda duda, sobre todo, porque desde 2004 el Grupo de Óptica Atmosférica de la UVa lidera la Red Ibérica de Medida Fotométrica (Red RIMA), una de las estructuras regionales de la Red Internacional AERONET de la NASA y la Universidad de Lille (Francia), en la que están integrados seis grupos de investigación de universidades españolas, uno de Portugal, el INTA y el Instituto Nacional de Meteorología. La tarea de esta red consiste en instalar fotómetros solares de una determinada marca, calibrados por la NASA en Estados Unidos, garantizando la precisión y la homogeneidad entre las medidas tomadas en los más diversos puntos de la tierra, y que se creó concretamente para estudiar el papel de los aerosoles (partículas sólidas y líquidas presentes en la atmósfera).

Fue en el Congreso de la Red Aeronet, celebrado en la estación de El Arenosillo en Huelva, organizado por el grupo de la UVa, en donde la NASA planteó las estructuras regionales para trabajar con mayor eficacia dado el volumen que había alcanzado hasta el 2004 la red, con más de 200 fotómetros solares repartidos por todo el mundo. Éste fue el germen de RIMA, con el que han obtenido un "empujón" económico de trescientos mil euros para poder adquirir instrumentos de calibración y les ha valido para poder materializar el actual convenio con el Instituto Nacional de Meteorología.

Gracias a esta colaboración podrán mantener su línea de trabajo que ya desarrollaban en la red, como es la metodología y sistemas de control de aerosoles, y por otro lado, otros estudios específicos de fotometría (medición de la luz del sol), ozono, radiometría (aparatos ópticos que miden la radiación solar) y de aerosoles atmosféricos.

El convenio también les permitirá mantener a dos becarios de investigación en la estación de Izaña, a la vez que dirigir tesis doctorales codirigidas por ambas instituciones. Mediante este acuerdo, la UVA se involucra en distintos programas internacionales de investigación patrocinados por la Organización Mundial de Meteorología y otros organismos, como es el Global Atmospheric Wath (GAW: Vigilancia Atmosférica Global).

La importancia del estudio de los aerosoles y el cambio climático

Se trata de un tema que en este momento tiene un especial interés en todo el mundo, ya que "sabemos que los aerosoles tienen un papel decisivo en el balance climático en el planeta ?afirma Ángel de Frutos- pero no sabemos cómo intervienen y es lo que estamos intentando averiguar con la red RIMA de AERONET.

Es ya perfectamente conocido que los aerosoles, que pueden ser partículas de origen natural como el polvo del desierto, o de origen antropogénico como las emisiones de las fábricas- tienen influencia en nuestra vida por una doble vía: en la salud, porque las respiramos y se instalan en nuestras vías respiratorias. Y en el cambio climático, de manera indudable. Pero es muy difícil conocer el mecanismo por el que actúan, porque cada partícula sólida o líquida tiene un efecto ya de por sí complejo; por ejemplo, una partícula de carbón absorbe los rayos de luz solar, mientras que una partícula de hielo la refleja, pero también la dispersa. Y cuando ese efecto se suma o se resta o interfiere con el de otras partículas, es tremendamente complicado establecer pautas de comportamiento. Sin embargo, es crucial hacerlo y es lo que persigue esta red.

De interés

Artículos Relacionados