sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl IBEX, ajeno a la independencia de Cataluña, donde Podemos vota con...
Puigdemont ofrece a la CUP 1.000 millones contra la pobreza

El IBEX, ajeno a la independencia de Cataluña, donde Podemos vota con la legalidad española

Redacción
Catalunya Sí que es Pot votó este domingo junto a Ciudadanos, PSC y PP contra la investidura de Carles Puigdemont como presidente de la Generalitat para declarar la independencia en 18 meses. Puigdemont ofreció un país "más justo, más equitativo, más preparado, y más saludable, un país que ofrezca más trabajo, de más calidad", creando "estructuras de Estado" como la hacienda propia, un banco central , representación exterior y aduanas catalanas. La Bolsa de Madrid abrió este lunes despreocupada.

Los temores de algunos medios a que la reafirmación del proceso independentista catalán afectaría a las bolsas españolas no se han confirmado, según algunos analistas por la unidad de respuesta de los defensores de la legalidad española y por la posibilidad abierta ahora de que tras Mas caíga el otro polo de la división de catalanes y españoles: Mariano Rajoy, quien este fin de semana utilizaba de nuevo la situación creada en Cataluña para "presionar" al PSOE en su favor, y luego ha dicho no encontrar a Pablo Iglesias para sumar a Podemos en una respuesta conjunta desde Madrid al desafío independentista.

El IBEX abrió plano y en todo momento la bolsa de Madrid mantuvo un recorrido similar a la media de las europeas, con subidas de hasta casi un punto en las dos primeras horas, mayores en algunos bancos, contructoras y telecos, no así en eléctricas.  Frente a un avance del IBEX  del 0,81% en el IBEX Y 0,85% en el Euro Stoxx 50 y 0,76 en el Dax alemán a las 11 horas de este martes, Caixabank y Banco de Sabdell subían a esa hora el 1,4%, aunque por debajo de casi el 3% de Banco Santander, 1,44% de Gas Natural y 0,92% de Repsol, por citar los valores con más presencia en Cataluña.

El sucesor de Mas logró la investidura tras dividir el voto de los anticapitalistas de la CUP a cambio de ofrecer invertir 1.000 millones para luchar contra la pobreza, lo que incluye una renta mínima de inserción y el cumplimiento del derecho a la vivienda. Pese a que estos compromisos asumen parte del programa de Catalunya Sí que es Pot, este grupo coaligado a Podemos votó junto a los defensores de la legalidad y unidad de mercado español, en gran parte creadas durante el siglo XIX mediante el apoyo de Cataluña en la creación de instituciones  españolas como la hacienda unitaria española, una peset lanzada con diseño catalán desde un recien creado Banco de España, la desaparación de  aduanas interiores dentro de España y un derecho por primera vez unitario y basado en la razón y de inspiración universal en vez de en los usos y costumbres localistas o regionalistas.

Carles Puigdemont fue elegido la noche del domingo presidente de la Generalitat de Cataluña con 70 votos a favor (62 de su de su grupo, Junts pel Sí, y 8 de los diez diputados de la CUP), 63 votos en contra (de Ciudadanos, PSC, PP y Catalunya Sí que es Pot) y dos abstenciones (de la CUP). El nuevo presidente, que tomará posesión previsiblemente este martes, asumió en su discuros de investidura la hoja de ruta independentista aprobada por el Parlamento de Cataluña y diseñada por su antecesor en el cargo, Artur Mas. Pese a que la declaración independentista ha sido anulada por el Tribunal Constitucional, Puigdemont se comprometió a conseguir la ruptura con España en un plazo de 18 meses. Según dijo, el independentismo es un proyecto compartido por la sociedad catalana y cuenta con "una amplísima mayoría social".

Felicitación de Mas a su sucesor tras el voto de investidura

Según anticipan algunos diarios, el líder de ERC, Oriol Junqueras, podría ser el único vicepresidente del nuevo Gobierno de la Generalitat, al frente del área económica y la hacienda catalana.

Junqueras compartiría el núcleo duro del Ejecutivo, con Raül Romeva (área institucional e internacional) y Neus Munté (social). Jordi Jané podría repetir al frente de la cartera de Interior, y se incorporarían al Ejecutivo Dolors Bassa (Bienestar), Antoni Comín (Salud) y Josep Rull (Infraestructuras). Santi Vila pasaría Territorio y Sostenibilidad a Cultura, mientras que Meritxell Borràs, de profesión farmacéutica, dejaría Gobernación por Enseñanza.

Borrás tendrá que liderar así la respuesta a los dos tipos de recortes de gasto público que han llevado a Cataluña a liderar junto a Madrid en los cuatro últimos años  los mayores incrementos de precios pagados por las familias en educación y medicamentos y transportes. En el caso de la universidad, Madrid y Cataluña las comunidades que más la han encarecido: en torno al 50%Antes ejerció de concejal de CIU en el ayuntamiento de Hospitalet, momento que refleja la foto siguiente.

Prioridad independentista

Puigdemont adelantó que la prioridad de su Ejecutivo será construir "estructuras de Estado" como la hacienda propia, el banco central de Cataluña, una representación en el exterior y unas aduanas catalanas. Según explicó, esas instituciones se irán creando mientras avanza el proceso constituyente, que estará legitimado por una ley de transitoriedad que aprobará el Parlament de forma inmediata. De cara a cumplir su acuerdo con la CUP, formación que ha facilitado su investidura, Pugdemont anunció un plan de choque en el que se van a invertir 1.000 millones para luchar contra la pobreza, que incluye una renta mínima de inserción y el cumplimiento del derecho a la vivienda.

El presidente electo advirtió de que los meses que vienen "no serán fáciles ni cómodos" ni aptos "para cobardes", y se comprometió a impulsar negociaciones "con el Estado español" y con las autoridades europeas para la constitución del Estado catalán. Para esta misión, Puigdemont dijo contar con la plena colaboración del presidente saliente, Artur Mas, entre otros. "Iniciamos un proceso nada fácil y nada cómodo. Pondremos valor y coraje, pero no temeridad ni renuncias. Este proceso es imprescindible si queremos atender como toca a nuestros ciudadanos", señaló.

Según reflejan varios diarios, Puigdemont repitió en su discurso muchas de las ideas esgrimidas por Artur Mas en sus dos intentos de alcanzar la presidencia de la Generalitat el pasado mes de noviembre. Así, combinó en todo momento su defensa de la independencia con un discurso social, pensado especialmente para no incomodar a la CUP, partido de extrema izquierda del que dependerá de la gobernabilidad de Cataluña. En este sentido, apostó por construir "un país más justo, más equitativo, más preparado, y más saludable, un país que ofrezca más trabajo, de más calidad".

La CUP da a Puigdemont 18 meses para cumplir

Anna Gabriel, portavoz de la CUP, dejó claro en su intervención que apoyo de su grupo a Junts pel Sí y a su candidato a la presidencia de la Generalitat está condicionado estrictamente a que se avance hacia la ruptura con España. "Tienes 18 meses", avisó a Puigdemont la representante de la CUP, que aprovechó su discurso para disculparse ante quienes acusan a la formación anticapitalista de haber renunciado a sus valores.

Según destacan algunos diarios, previamente a la intervención parlamentaria de Gabriel, un portavoz de la CUP compareció ante la prensa para defender el acuerdo alcanzado por esta formación para la investidura del candidato de JxSí, ante las críticas desatadas en el seno de la formación. En este sentido, el diputado Benet Salellas dijo que "la CUP ha enviado a la papelera de la historia a Mas y al pujolismo". Voces discrepantes, por el contario, indicaban que la organización "ha sido intervenida políticamente".

Advierten a Puigdemont de la ilegalidad del proceso 

Tras la intervención del candidato a la presidencia de la Generalitat, Carles Puigdemont, tomaron la palabra los respectivos portavoces de la oposición en el Parlamento de Cataluña. Con matizaciones, los miembros de la oposición advirtieron al candidato de JxSí de la ilegalidad de la hoja de ruta hacia la independencia asumida en su discurso.

Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, atribuyó la decisión de Artur Mas de renunciar a la investidura a su "miedo a las urnas", ante la posibilidad de que Convergencia sufriera un descalabro en una repetición de las elecciones. La líder de la oposición sostuvo que Carles Puigdemont es una réplica de Mas, al compartir con su mentor su apuesta por el "desafío ilegal", su decisión de incumplir las "leyes democráticas" y haber omitido en su discurso cualquier alusión a la corrupción. "Es un presidente puesto a dedo. Más de lo mismo", dijo. Según Arrimadas, el peor bagaje de Mas ha sido el de dividir a la sociedad catalana, incluido el "cordón sanitario" creado en el Parlamento para que los diputados de la CUP no puedan votar nunca junto a los grupos contrarios a la secesión.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, pidió a Puigdemont que no continúe con la dinámica de Convergència de afirmar que hay legalidades diferentes, cuando sabe que hay una por encima de otra. "Al margen de la ley, no encontrará la comprensión ni solidaridad del PSC", subrayó el líder de los socialistas catalanes. Y añadió que si el nuevo Gobierno de Cataluña renuncia al camino de la independencia y quiere "de verdad servir al país, siempre tendrá a su lado al PSC".

El líder del PP, Xavier García Albiol, aseguró que el futuro de Cataluña se decidirá entre todos los españoles, y remarcó que si algo tiene que cambiar en España, se decidirá "entre todos". "No se va a permitir, mientras gobierne el PP en España, que nadie lleve a cabo un referéndum de secesión", afirmó. El líder popular, que calificó la jornada como "uno de los días más tristes para la dignidad de Cataluña", criticó también que Puigdemont no hiciera propuestas sobre empleo.

Lluís Rabell, dirigente de Catalunya Sí que es Pot, afirmó que la independencia es "una cosa demasiado seria para dejarla en manos de los independentistas", y añadió que JxSí debería entender que, gracias a candidaturas como la suya, "cada vez más personas apoyan el derecho a decidir el futuro político de Cataluña". En este sentido, Rabell defendió la posibilidad de un referéndum pactado con el Gobierno central. "Lo tendremos que pedir, igual que los escoceses, que lo tuvieron que pedir durante varios años".

La investidura, en la prensa

El nombramiento de Carles Puigdemont como nuevo presidente de la Generalitat es hoy portada de todos los diarios, con titulares valorativos que destacan el carácter continuista de su discurso respecto al de su predecesor, Artur Mas. Así, EL PAÍS titula "Puigdemont mantiene la vía de Mas". EL MUNDO dice que "Puigdemont activa el plan de Mas y declara la preindependencia". En esta línea, ABC titula: "Puigdemont redobla el órdago independentista y promete coraje para romper con España". LA RAZÓN lleva a su portada el editorial, que titula: "España necesita un gobierno estable que garantice la unidad". Además, destaca: "El delfín de Mas impulsará la declaración rupturista".

En cuanto a los diarios editados en Cataluña, LA VANGUARDIA destaca que "Puigdemont se compromete a culminar el proceso soberanista". "Promete la ruptura", dice el diario en páginas interiores. EL PERIÓDICO, por su parte, titula: "Puigdemont acelera". "El Presidente pretende aplicar ya la declaración de ruptura del 9N", añade.

"Puigdemont relanza el proyecto independentista de Mas", destaca el diario económico CINCO DÍAS. EL ECONOMISTA subraya "La inversión se frenará en una Cataluña que sigue la ruta secesionista".

Respuesta de Rajoy

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, compareció ante la prensa en el Palacio de La Moncloa tras escuchar el discurso del candidato a la presidencia de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont. En su declaración institucional, Rajoy aseguró que no permitirá ninguna ilegalidad ni que Cataluña incumpla la Constitución. Subrayó, en este sentido, que el programa separatista expuesto en el Parlamento catalán por Carles Puigdemont es igual al que expuso hace dos meses en la misma sede parlamentaria su antecesor en el cargo, Artur Mas, que fue anulado con posterioridad por el Tribunal Constitucional por considerarlo ilegal.

Rajoy señaló que "el discurso soberanista no ha cambiado pero, en estos dos meses, se ha constatado la fortaleza del Estado de Derecho y el funcionamiento de sus instituciones. Tenemos más instrumentos que nunca para defender nuestra unidad. Las principales fuerzas políticas estamos de acuerdo en ello y, cuando se han puesto en juego nuestras reglas de convivencia, los demócratas hemos sabido alejar nuestras diferencias para defender la unidad de la Nación". Por ello, "ante un discurso idéntico", el Gobierno "no permitirá que en un nación europea, civilizada, democrática, madura, avanzada y consolidada como España nadie se arrogue poderes ilimitados y sin control fuera de la Ley y de la democracia".

Apoyo a Rajpoy del PSOE y Ciudadanos

Mariano Rajoy informó de que antes de comparecer públicamente había hablado por teléfono con los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y de Ciudadanos, Albert Rivera. La conversación, según explicó, sirvió para reafirmar que los líderes de los principales partidos políticos se mantienen en la misma posición que hace dos meses, cuando el presidente promovió una ronda de contactos para apartar el asunto catalán de la campaña electoral de las generales. Rajoy constató que siguen de acuerdo en lo fundamental, la unidad de España, y que ante esta crisis no habrá discrepancias. El presidente del Gobierno intentó contactar también con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pero no lo consiguió y lo intentará de nuevo hoy lunes.

En su intervención, Rajoy advirtió que aunque el Gobierno está en funciones, actuará con firmeza y contundencia si constata que alguna administración o institución del Estado, sea cual sea, intenta vulnerar los principios de la Constitución o las leyes en vigor. "Quiero recordar a todos los miembros del Parlamento de Cataluña que el Estado funciona siempre y que la democracia tiene la misma fortaleza de siempre, con independencia de que el Gobierno esté o no en funciones. Yo entiendo la política desde el diálogo y la ejerzo siempre desde la moderación; pero no me ha faltado ni me faltará firmeza y determinación para seguir defendiendo la unidad de España, la soberanía del pueblo español y la convivencia democrática que ampara nuestro proyecto común. Y el Gobierno sigue contando con los instrumentos que le brindan la Ley y el Estado de Derecho para defenderlos. Lo he hecho y lo seguiré haciendo porque es mi obligación como presidente del Gobierno y mi convicción como español".

Mas también sugiere un apoyo al PSOE

Varios diarios, entre ellos EL PAÍS y ABC, destacan que Artur Mas reconoció ayer en la sede de CDC que dentro de la estrategia soberanista de su partido no conviene que haya un gobierno "fuerte" liderado por el PP. "No nos conviene un Gobierno así en Madrid", afirmó ante sus compañeros de partido, a los que explicó su decisión de retirar su candidatura a la presidencia de la Generalitat. "Aunque no confiemos en los otros, sabemos en carne propia que un Ejecutivo así provoca unas tensiones brutales que no permiten ni el diálogo, ni la negociación, ni el acuerdo. Ni le conviene a Cataluña ni le conviene a España", subrayó. Al hilo de estas palabras, los diarios interpretan que Artur Mas pudo sugerir un apoyo explícito de su formación al PSOE para evitar un Ejecutivo del PP presidido por Mariano Rajoy.

Desde el PSOE, informa en este caso ABC, se asume que el desafío independentista en Cataluña dificulta la posibilidad de que Pedro Sánchez pueda liderar la formación de un gobierno izquierdas, que tendría que contar necesariamente con Podemos, partido que defiende que los catalanes decidan su futuro político en un referéndum. El PP, por su parte, "redobla" los mensajes al PSOE para que asuma la posibilidad de apoyar un gobierno "fuerte y estable" presidido por Mariano Rajoy.

El vicesecretario de Organización popular, Fernández Martínez Maíllo, agradeció ayer el apoyo de los socialistas al presidente del Gobierno en funciones, tras la conversación telefónica sobre la cuestión catalana entre Rajoy y Pedro Sánchez, pero dijo esperar "algo más". "Es imprescindible que los partidos constitucionalistas estemos más unidos que nunca", subrayó Maíllo. Desde la dirección socialista, dice EL PAÍS, se remarca que Sánchez apoyará al PP en la unidad de España pero no en la investidura. Los barones del partido recuerdan, en este sentido, la resolución del comité federal socialista contra un Ejecutivo popular.

El socialista Patxi López, a presidir el Congreso

El PSOE propondrá al ex lehendakari Patxi López como candidato a la presidencia del Congreso de los Diputados. Según varios diarios, el nombre de López, persona de la máxima confianza de Pedro Sánchez, lleva varios días sonando y ganando enteros como candidato de consenso. Los socialistas aspiran a que Podemos, Ciudadanos y hasta el PP puedan apoyar al que en su día fue el primer presidente no nacionalista del País Vasco, precisamente con el apoyo de los populares. El apoyo del PP a Patxi López estaría condicionado, no obstante, a que el PSOE pudiera favorecer la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

El propio Patxi López, entrevistado por EL PAÍS, señala que la posibilidad de que él presida el Congreso "significaría otro cambio en la política de este país". Respecto a la posibilidad de que el país se vea abocado a repetir las elecciones, López señala: "El PSOE no va a ser el responsable de que haya unas nuevas elecciones. Si las hay es porque el PP ha sido incapaz de buscar ningún tipo de entendimiento. Y será también porque ha habido otras formaciones políticas que han impedido una alternativa y tendrán que explicar por qué".

Editoriales de la prensa

Puigdemont reafirma el desafío catalán al Estado (EL MUNDO): El nuevo presidente de la Generalitat asumió ayer la hoja de ruta independentista aprobada por el Parlament y volvió a recurrir al argumento del victimismo para culpar al Estado de todos los males de Cataluña. Carles Puigdemont es un personaje clónico de Artur Mas, con las mismas ideas, los mismos ticsy los mismos vicios, entre los que destaca la utilización de los recursos públicos para la causa independentista y el mismo mesianismo narcisista. El proyecto de ´preindependencia´ puesto en marcha en Cataluña es un desafío al Estado porque supone una vulneración de la Constitución. Por eso, hizo bien Rajoy ayer al anunciar firmeza y unidad en la defensa del orden constitucional, ya que ante la magnitud de lo que se avecina, sólo cabe desear un gran pacto de Estado entre el PP, el PSOE y Ciudadanos para poner término al disparate impulsado por Mas y retomado por su doble.

El Estado no permitirá la independencia de Cataluña (ABC): Con la investidura de Carles Puigdemont como presidente, Cataluña retoma el conflicto entre el totalitarismo nacionalista y el constitucionalismo democrático. Un enfrentamiento para el cual el Estado sigue tan armado legalmente como hace meses, porque el hecho de que el Gobierno se encuentre en funciones no impedirá la activación de los procedimientos judiciales y constitucionales adecuados contra la secesión. No habrá independencia porque el Estado no lo permitirá y porque Cataluña no se la puede financiar. El fervor independentista no tapará las necesidades diarias de una Cataluña con desempleo, sin financiación exterior y con servicios públicos quebrados. Quizá, esta conciencia de que Cataluña quebrará sin Madrid hizo que Artur Mas mandara ayer al PSOE el aviso de que no quieren un gobierno central del PP. Hay que confiar en que el PSOE recuerde que si hoy tiene solo 90 escaños es porque en anteriores ocasiones se prestó a ser comodín de los nacionalismos más sectarios.

España necesita un gobierno estable que garantice la unidad (LA RAZÓN): España, como estado de Derecho, dispone de los suficientes instrumentos para garantizar el cumplimiento de las leyes y defender el principio de soberanía nacional sobre el que se sustentan sus instituciones, como ayer se encargó de recordar el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en respuesta a la amenaza independentista reafirmada por el nuevo presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. La respuesta del Estado al desafío catalán requiere dar un paso adelante en la dirección propuesta por Rajoy al líder del PSOE, Pedro Sánchez, para formar una gran coalición constitucionalista entre los dos grandes partidos nacionales que garantice un gobierno estable y fuerte que pueda enfrentarse con todas las garantías al separatismo.

El soberanismo sigue desoyendo el mandato de las urnas (LA VANGUARDIA): Carles Puigdemont no ocultó ayer su intención de seguir adelante con el proceso para conseguir la independencia de Cataluña, basándose en que es el deseo del Parlament, pero obviando que sus intenciones chocan con la legalidad española, como le recordó el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy. Es lícito que el nuevo presidente de la Generalitat use ciertos tonos épicos para decir que este ´no es tiempo para cobardes´ y convoque a todos a tener ´coraje sin temeridades ni renuncias´, pero es evidente que la debilidad mayor del proceso soberanista es que no está respaldado por la mayoría de los catalanes, como demostró el recuento de los votos del 27-S.

Puigdemont insiste en transitar un camino imposible (EL PERIÓDICO): El nuevo presidente de la Generalitat exhibió ayer rigidez argumental y aplomo a la hora de confirmar que seguirá adelante con la hoja de ruta aprobada por el Parlamento de Cataluña para conseguir la independencia. Los soberanistas continúan recurriendo al argumento del ´mandato democrático´ emanado de las urnas para seguir adelante con el proceso, ignorando que el 52% de los catalanes no votó a los dos partidos en los que se ha apoyado Carles Puigdemont para ser investido presidente. Insisten en transitar un camino imposible que solo puede ahondar la división y generar frustración en la sociedad catalana. Cataluña emprende rumbo a lo desconocido por más que el soberanismo trate de infundir seguridad y tranquilidad.

En riesgo la inversión en Cataluña(EL ECONOMISTA ) Si Puigdemont se empeña en seguir la ruta secesionista conseguirá una estampida mayor de las inversiones, un incremento de la pobreza y la justicia social y el portazo de la comunidad internacional.

Opiniones con firma

Todos con la ley(Bieito Rubido. ABC 2) El separatismo catalán vuelve a la carga en su empeño de quebrantar la Ley. El Estado español pone a prueba su enorme fortaleza para responder a los sediciosos, y detrás de quienes ostentan el poder ejecutivo hemos de estar todos.

La colina empinada(Màrius Carol. LA VANGUARDIA ) Pese a que Puigdemont intentóayer dar una imagen de moderación, no deja de ser una ingenuidad pensar que el proceso soberanista podrá ser negociado con el Estado y con las organizaciones internacionales.

El pucherazo(Santiago González. EL MUNDO ) Puigdemont ha sido investido gracias a un pucherazo permitido por la CUP. A Rajoy solo le queda el camino que anunció ayer, aplicar la ley. Y Sánchez va a tener su mayoría como su diálogo, un poco más difícil.

El fado y el tirolés(Julián Cabrera. LA RAZÓN) El debate sobre la gran coalición no está finiquitado, dado que el independentismo catalán está dispuesto a aprovechar la oportunidad que le pudiera brindar un muy previsible gobierno débil en el Estado.

Guillotinado(Alfonso Merlos. LA RAZÓN) El final de Mas deja un mensaje claro para el gobierno de la nación: la necesidad de un ejecutivo sólido y fiable que no vacile ni regatee ante su obligación de hacer cumplir la Constitución.

La lección de Quebec (Enrique López. LA RAZÓN) El Gobierno en funciones puede actuar frente a la situación sin límites a la que Cataluña está sometiendo al Estado.

Un guion prometedor (Jorge M. Reverte. EL PAÍS) Los dirigentes de la CUP ya no son anticapitalistas y, sobre todo, han aceptado vivir con la corrupción que es donde estaba, según ellos, asentado el mundo de Pujol y sus herederos.

Manda la CUP(Javier Redondo. EL MUNDO) La investidura de Puigdemont es el resultado de una democracia de baja calidad cuyos primeros efectos se muestran con nitidez en Cataluña y pronto tendrán reflejo en el resto de España.

Lo que el Rey va a firmar(Arcadi Espada. EL MUNDO ) El Rey va a sancionar el nombramiento de un presidente de la Generalitat de Cataluña que ha manifestado nítidamente su voluntad de destruir el Estado.

Más será el presidente en la sombra(Pilar Ferrer. LA RAZÓN) En un intento de convertirse en un Arzallus a la catalana, Mas ha elegido a Puigdemont porque es el más controlable.

Pujoldemunt o Masdelomismo (F. Jiménez Losantos. EL MUNDO ) La democracia en Cataluña sigue tan orgánica como en el Franquismo y se eligen Honorables a dedo y en La Vanguardia.

Un cadáver molt honorable (Lluís Bassets. EL PAÍS ) El 9-N ha sido una matanza ritual, con sacrificios a la vanidad y al orgullo de Artur Mas. 

De interés

Artículos Relacionados