sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl IBEX presiona a Rajoy para que deje gobernar a PSOE y...
Sánchez y Rivera retoman hoy las negociaciones para el pacto

El IBEX presiona a Rajoy para que deje gobernar a PSOE y Ciudadanos por temor a Podemos

Redacción
En el entorno de Moncloa admiten que el IBEX presiona a Rajoy para que deje gobernar a PSOE y Ciudadanos, y que no lo hará. Comprimís, Izquierda Unida y Ciudadanos serán los primeros en negociar este lunes con Pedro Sánchez, tras recibir el anunciado documento del PSOE sobre los cuatro retos a discutir: recuperación económica, lucha contra la desigualdad, recuperación de derechos y libertades, y reforma constituciona. Pero Cospedal ignora las presiones y llama a un gobierno en torno al PP.

ABC asegura que Mariano Rajoy resistirá, aunque está sufriendo "presiones internas y externas" para que cambie su decisión de no apoyar de la investidura de Pedro Sánchez, algo que por supuesto no hará, como ya sucedió hace una semana ante la junta directiva de su partido. EL MUNDO coincide con ABC y aporta algún dato más, al señalar que "el Ibex presiona para que el PP deje gobernar a PSOE y C's", hasta el punto de que según Casimiro G. Abadillo, Nadie hoy en el Ibex da un duro por la continuidad de Rajoy, por temor a que en junio Iglesias con apoyo de izquierda Unida ganara las elecciones.

Según este último diario, altos directivos abogan por que Rajoy se abstenga si Sánchez llega a un acuerdo con Rivera, después de que desde finales de diciembre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez fueron llamados desde los mismos ámbitos a que antepongan el pacto PP-PSOE a su interés personal y continuidad en el cargo.

Respecto a la posibilidad de que Pedro Sánchez y Mariano Rajoy mantengan un encuentro, EL PAÍS señala hoy que en La Moncloa "todavía no tienen claro" si el presidente en funciones acudirá o no, una vez que ya saben que el candidato del PSOE no le pedirá el voto del PP.

Barones del PP buscan por su cuenta la renovación

Finalmente, EL PAÍS y LA VANGUARDIA señalan que en el PP son conscientes de que les ha llegado su momento de cambios internos. El liderazgo de Mariano Rajoy es aún indiscutible, porque nadie se atreve a cuestionarlo en público, pero bloquea las soluciones que empiezan a exigir los líderes territoriales: abrir el partido, primarias, eliminar aforamientos…

Así las cosas, EL PAÍS dice que los dirigentes regionales buscan la renovación por su cuenta, acuciados por las malas perspectivas electorales. Galicia, Euskadi y Valencia tendrán congresos extraordinarios; en Cataluña el relevo se ejecutó este fin de semana sin votación, y siguen provisionales los líderes en Baleares, Aragón y Madrid.

Por el momento, ante el vacío de líderes, la escasez de verdaderos barones territoriales con poder real y la mala consideración que despiertan en el propio PP dirigentes que se podrían postular para un hipotético relevo de Rajoy, como Soraya Sáenz de Santamaría o María Dolores de Cospedal, las quinielas de candidatos populares apuestan por Alberto Núñez Feijóo, a pesar de que la dirección del partido quiere que el actual presidente de la Xunta "siga en Galicia". No obstante, la debilidad de Rajoy y el escándalo de Valencia, apunta LA VANGUARDIA, han puesto otra vez a Feijóo en la carrera de la sucesión.

LA VANGUARDIA, en esta línea, asegura que los cuadros regionales del PP piden cambios urgentes de estrategia y caras nuevas. El inmovilismo de Rajoy y la corrupción, añade, están haciendo saltar todas las alarmas en el partido. La conclusión a la que llegan es muy dura para los actuales equipos de Rajoy, e incluso para él mismo. "La gente quiere cambio. O Rajoy toma decisiones, o las van a tomar por él", subrayan.

Cospedal ignora las presiones y llama a un gobierno en torno al PP

María Dolores de Cospedal reprochó ayer al socialista Pedro Sánchez su reiterada negativa a dialogar con el PP, hasta en 16 ocasiones, a pesar de ser el partido que ha ganado las elecciones. "Nos han dicho que no quieren dialogar y en cambio quieren dialogar con los independentistas, a los que incluso han regalado senadores", señaló la secretaria general del PP en un acto con jóvenes del partido celebrado en Madrid. En su opinión, España necesita un acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos, tal y como sostiene Mariano Rajoy, "para que se garantice el crecimiento económico y social". "Hablamos de gobernar un país y tomar decisiones y la cuestión no es si se lleva camisa blanca, coleta o esmoquin según interese", añadió, tras recordar que el PSOE "ha obtenido el peor resultado histórico" en unas elecciones generales.

Además de diálogo, Cospedal reclamó "respeto y unidad" porque "se está poniendo en tela de juicio la unidad de España y esta no puede estar sujeta al mercadeo de los sillones". "Le pedimos al PSOE que no ceda ni traicione el futuro de España. No se puede ceder a cualquier precio", finalizó la dirigente popular tras advertir de que el llamado "gobierno de progreso" es sólo "un gobierno de izquierda radical, es decir, los mismos que nos dejaron en la ruina hace cuatro años

 Sánchez reinicia las negociaciones este lunes 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reanudará hoy en la sede del Congreso de los Diputados las conversaciones con los diferentes grupos políticos de cara a la formación de gobierno. L l. Pedro Sánchez, según adelantó ayer el secretario de Organización del PSOE, César Luena, se muestra dispuesto a hablar con todos los partidos políticos, pero ha excluido pedir ayuda o plantear acuerdos al PP y a los independentistas de ERC, Democràcia i Llibertat y Bildu.

Sobre la negativa de Podemos a formar parte de un acuerdo en el que también esté presente Ciudadanos, Luena se dirigió a la formación liderada por Pablo Iglesias para advertirle que "el veto conduce directamente a que siga gobernando Mariano Rajoy". "Los votantes de Podemos creo que no esperan eso, creo que lo que esperan es generosidad, responsabilidad y diálogo para que se pueda abrir espacio para un cambio. Lo que no esperan son vetos excluyentes que lo único que hacen es beneficiar a Rajoy", señaló en el curso de un encuentro con alcaldes socialistas de la Comunidad de Madrid. "Creemos que en un momento como el actual el diálogo tiene que ser no solamente para que tus posiciones se impongan sino también para ceder en algunas. Ceder es sumar y sumar es cambiar y el cambio es el deseo expresado mayoritariamente por los españoles", subrayó.

El dirigente socialista declaró sentirse "satisfecho" por las reuniones que ha mantenido el partido durante la última semana con otras formaciones políticas y destacó el mensaje de su secretario general, Pedro Sánchez, de que "hay mimbres para una alianza del cambio". "Si hay voluntad, hay tiempo, y se puede conseguir", declaró. En todo caso, dado que son los socialistas quienes "han asumido la responsabilidad" de tratar de obtener el apoyo para formar un nuevo Ejecutivo, será el PSOE "quien marque los ritmos, los tiempos y los contenidos" de la negociación, finalizó Luena.

El PSOE busca socios entre los aliados de Podemos

Según informa EL PAÍS, el PSOE utilizará un programa intensamente reformista para tratar de unir a partidos muy diferentes ideológicamente, pero también para que afloren las contradicciones de quienes se nieguen a negociar. Con esta estrategia encaran la negociación con Ciudadanos, y también con IU y Compromís, partidos que no han vetado el diálogo con ninguna fuerza política, como ha hecho Podemos. En el caso de que la negociación avanzara con esas fuerzas políticas, dice el diario, el PSOE considera que Podemos debería explicar por qué se autoexcluye. Según ABC, el PSOE ignora por el momento el veto de Podemos, e inicia con Ciudadanos una negociación "de carácter técnico" en base a puntos en común.

En este contexto, EL PAÍS también apunta que los líderes de Podemos y Ciudadanos, Pablo Iglesias y Albert Rivera, respectivamente, han pasado de escenificar entendimientos sobre regeneración de la política en la campaña del 20-D a protagonizar frecuentes choques desde la constitución de las Cortes. Sus partidos reconocen diferencias insalvables de proyecto, sobre todo respecto a la cuestión territorial y la economía. Las direcciones de Podemos y Ciudadanos ven imposible un pacto que incluya a ambas fuerzas.

De interés

Artículos Relacionados