lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEl lobby del Ibex arropa a Rajoy en Washington
Tras constatar que EEUU sí se ha recuperado

El lobby del Ibex arropa a Rajoy en Washington

Redacción
La mayor parte del lobby de las grandes empresas españolas cotizadas en bolsa acompañarán hoy al presidente Rajoy en su almuerzo con la cámara de Comercio de EE UU e inversores estadounidenses, para propiciar encuentros bilaterales. En la comitiva predominan quienes entienden la responsabilidad social corporativa (RSC) de modo opuesto Jaime Botín, principal accionista y expresidentes de Bankinter, quien d´ias atrás criticó duramente la política de Rajoy, ahora según la prensa elogiada por Obama.

Las únicas críticas escuchadas a este viaje de Rajoy en busca de la foto y el aplauso de Obama no han sido por los discursos ni por las oportunidades de negocio, sino por la organización de las invitaciones. Entre las empresas se ha criticado que las invitaciones llegaran de Moncloa apenas seis días antes, motivo por el que no han acudido Emilio Botín (Banco Santander), Francisco González (BBVA), Pablo Isla (Inditex), José Manuel Lara (Planeta), Isidoro Álvarez (El Corte Inglés), Juan Roig (Mercadona), ni el presidente del Banco Sabadell. En la prensa, porque fueron excluidos del encuentro entre Obama y Rajoy periodistas de EL MUNDO, ELPERIODICO, Cadena Ser, los medios audiovisuales catalanes y otros medios. 

Si han acudido al viaje, y hoy están presentes en el almuerzo y en un encuentro privado con Rajoy organizado por César Alierta, presidente de Telefónica y del ´club de empresarios VIP´, el presidente de ACS, Florentino Pérez; el de Acciona, José Manuel Entrecanales; el de CaixaBank, Isidro Fainé; el de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán; el de Repsol, Antonio Brufau, y el de Indra, Javier Monzón. Abengoa está representada por su vicepresidente, José B. Terceiro mientras que Ferrovial por su consejero delegado, Ínigo de Meirás; Inditex por Marcos López García, director general, y Abertis por su consejero delegado, Francisco Reynés, y Sergi Loughney, adjunto a la presidencia. También asiste el presidente de CEOE, Juan Rosell, para quien "el principal objetivo de la visita para España y para Estados Unidos es impulsar y apoyar nuevas inversiones, ya que la inversión extranjera facilita la creación de empleo, genera ingresos fiscales y permite a las empresas ampliar sus operaciones domésticas". 

A la conferencia de Rajoy en la Cámara de Comercio de EE UU acuden unos 150 directivos de empresas de ambos lados del Atlántico, incluidos gigantes como Microsoft, Google, IBM o Alcoa y fondos de inversión y grandes empresarios españoles.  Entre ellos los empresarios españolas buscarán oportunidades de negocios en los EEUU, tras constatar que la economía de la gran potencia mundial sí se ha recuperado, pues creció el año pasado cerca de un 3% y los dos últimos de los cuatro años que lleva de crecimiento ya ha recuperado parte del empleo, aunque todo ello con políticas distintas  a las elogiadas por Obama al hablar del liderazgo de Rajoy. 

En su previa reunión de ayer lunes con Obama, el presidente de EEUU aseguró que el jefe del Ejecutivo español ha reducido el déficit "gracias a su liderazgo", aunque reconoce que nuestro país enfrenta desafíos en lo que se refiere al crecimiento y al paro. En este sentido, Rajoy, quién aprovechó para pedir nuevas inversiones en nuestro país, el paro es "aún el gran problema pero el esfuerzo hecho será positivo para todos los españoles". El presidente español ha defendido las políticas económicas y reformas de los dos últimos años. Sin ellas, "no se podría crear ocupación". 

Tras su encuentro con Obama en la Casa Blanca, Rajoy se trasladó a la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde la directora gerente, Christine Lagarde, elogió la evolución económica en España y especialmente medidas estructurales como la reforma laboral y la de las pensiones, además de alabar el comportamiento de la sociedad española. La directora gerente del FMI indicó que la consolidación fiscal se está consiguiendo a un ritmo adecuado, casi a la misma hora en que el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, anuncibar en el Congreso de los Diputados que la economía creció un 0,3% en el último trimestre de 2013, dos décimas más que en el trimestre anterior, y que "2014 debe ser el año en que la sociedad empiece a sentir la recuperación” y se cumplirán los objetivos de déficit y crecimiento, mientras el portavoz del PSOE, Valeriano Gómez, le recordaba que según la Encuesta de Población Activa en 2013 se perdieron 500.000 empleos. 

Lobby del IBEX y expresidente de BANKINTER 

Sin embargo, tanto Rajoy como Alierta, Fainé y los otros empresarios del lobby del IBEX se ocuparán de vender la marca España como suele hacerlo el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), que agrupa a las 17 compañías más punteras del país. Todos ellos aprovecharán la oportunidad para reunirse por segunda vez con Rajoy, como en el pasado verano, cuando expresaron su apoyo a la política gubernamental. 

Por el contrario, el expresidentes de BANKINTER, en un artículo publicado por el diario ‘EL PAIS, criticó dias atrás las principales reformas comparó a la derecha española con el radical Tea Party de Estados Unidos. “2013, un año para olvidar en el que la clamorosa incompetencia de nuestra derecha política junto a la exhibición sin tapujos de sus reflejos más reaccionarios, obliga a suponer que aquí hay algo que falla a nivel muy básico. Si la derecha política gana la partida aquí es como si en América se impusiera un partido republicano dominado por el Tea Party, los herederos del Ku Klux Klan. Algo parecido a un poder integrista religioso, pero en América, y allí funcionan muchos contrapesos. Aquí sería distinto: sería para dar miedo”, afirma en su artículo. 

Jaime Botín critica los mensajes de optimismo del Gobierno y asegura que la sociedad española no merece que la sigan engañando. “Cualquier sentimiento de benevolencia que uno pudiera albergar para con nuestros gobernantes, habida cuenta de la difícil corrida que les ha tocado lidiar, desaparece ante los embustes, triunfalismos injustificados, atribución de méritos ajenos como propios y demás falacias con que nos obsequian”, para luego calificar de escandaloso el nuevo eslogan acuñado por Mariano Rajoy: “2012 fue el año del ajuste, 2013 el de las reformas y 2014 será el de la recuperación”. "Cabe sospechar que hasta los fieles más acérrimos tendrían que sentirse incómodos". Asimismo, Botín critica el proceso de “devaluación interna” que dice han provocado las medidas de austeridad del Gobierno, que “castigan sobre todo a las rentas más bajas” y retrasarían la recuperación del consumo interno. 

Valoraciones editoriales 

Muy distintas son las valoraciones editoriales del viaje de Rajoy aparecidas hoy en la prensa, en su mayoría favorables y entre las que cabe destacar las que siguen: 

EL MUNDO: La visita oficial de Rajoy a Obama tiene un "fuerte componente político, aunque su razón última sea la economía. Para España es un factor clave la normalidad en las relaciones con Estados Unidos, que siempre debe ser nuestro principal aliado en el ámbito internacional, tanto hacia nuestros socios de la UE, como hacia el resto del mundo". "Nunca tuvo sentido" el proyecto de la Alianza de Civilizaciones del anterior Gobierno socialista que "ha acabado diluyéndose en el tiempo. No hay que olvidar que el mismo Zapatero que sacó las tropas de Irak aceptó años después la instalación en Rota de las base naval del escudo antimisiles de EEUU". "Hay que congratularse" de que Obama y Rajoy "hayan podido intercambiar opiniones" sobre la política internacional. Pero el eje de la visita es económico, y el discurso de Rajoy "no se separó demasiado del que pronunció Luis de Guindos en el Congreso". Obama "se alineó con la corriente mayoritaria, que dice que la economía española ha superado la recesión y encara la recuperación, alabó el ´sólido liderazgo´ de Rajoy y alertó de que el principal reto de la economía española es reducir el paro. "El presidente sale reforzado de su entrevista con Obama, pero también con la certeza de que no puede bajar la guardia en las reformas". 

ABC: El viaje de Rajoy a Estados Unidos "ha de ser el punto de inflexión en el distanciamiento que provocó la política exterior de Rodríguez Zapatero", con el resultado de "la expulsión de España de los grandes circuitos de decisión internacional y su incorporación al pelotón de cola". "En dos años, Rajoy ha invertido la imagen de España en el exterior". Las palabras de Obama elogiado el liderazgo de Rajoy y sus reformas "no dejan lugar a dudas sobre la llegada de una nueva etapa". "Podríamos decir que dos años es mucho tiempo para recibir al presidente de un gobierno aliado, pero es ahora cuando Rajoy puede presentar a España como un país en proceso de saneamiento, y no en la quiebra en la que estaba cuando lo recibió. "Es imprescindible seguir sumando apoyos, públicos y explícitos, al estado de recuperación de España, con la confianza puesta en la estabilidad política que garantiza el PP con sus mayorías parlamentarias y su bien definido guión económico. Esta agenda internacional de Rajoy, casi inédita hasta ahora, es la mejor apuesta para extender la ´Marca España´". 

LA VANGUARDIA: "No es casual sino más bien causal" que el encuentro entre Rajoy y Obama se produzca ahora. A la Casa Blanca "no le interesaba recibir a un amigo con problemas, y el encuentro no ha llegado hasta que las reformas aprobadas empiezan a dar signos positivos, aunque sean leves". "Es de esperar que el reconocimiento por Obama de que España está en el buen camino para salir del túnel de la crisis ha de provocar un nuevo impulso. Rajoy ha acudido a EEUU en busca de ese aval" y lo ha hecho acompañado de un grupo de empresarios que confirman la salida de la crisis. "La doble misión es una apuesta para el futuro de la economía española por cuanto EEUU es el primer socio comercial después de la UE y sus fondos de inversión tienen un papel destacado en la estructura financiera española". Pero más allá de la clave económica, la cita aporta otros factores. El primero es la condición de socios estratégicos en materia de seguridad entre ambos países. Otro aspecto es el proyecto del Tratado Transatlántico sobre Comercio e Inversión. "El encuentro Obama-Rajoy trasciende la normalidad de las buenas relaciones entre los dos países. El factor económico resulta clave: España ha hecho las reformas que debía, con gran sacrificio ciudadano, y el primer país del mundo se lo reconoce. Esa es la lectura". 

EL PERIÓDICO: "El fuerte debilitamiento de la imagen internacional de España en los últimos años debido a la pésima gestión de la crisis económica y sus muy graves efectos había convertido casi en una misión taumatúrgica este viaje de Rajoy. Y a tenor de lo expresado públicamente por Obama tras su encuentro de una hora con el jefe del Ejecutivo, este puede decir que ha obtenido por parte de Estados Unidos un reconocimiento de sus esfuerzos para sacar a la economía española del pozo de la crisis". La cita "deparó, de forma sorprendente, una nueva declaración de Rajoy contra una posible secesión de Catalunya, un asunto intempestivo en un escenario como la Casa Blanca. La entrevista, en todo caso, ha consolidado la recuperación de la sintonía entre EEUU y España tras el desencuentro por la retirada de las tropas españolas de Irak en el 2004. Hasta el punto de que Rajoy consideró ´satisfactorias´ las explicaciones que le dio Obama sobre el sonrojante caso del espionaje a gobiernos europeos por arte de la NSA. Tan sonrojante como resultó ayer la decisión de la Moncloa de elegir qué periodistas españoles podían estar presentes en la rueda de prensa de ambos presidentes". 

LA RAZÓN: La alianza entre dos países amigos "no puede estar basada exclusivamente en cuestiones de intereses económicos". Al depositar su homenaje floral ante la tumba del soldado desconocido, "Mariano Rajoy dejaba también patente la realidad del compromiso en defensa de las libertades en el mundo que ha caracterizado la acción exterior de los EEUU, al tiempo que ponía en valor el inequívoco respaldo militar y político que la España democrática ha prestado a Washington durante las últimas décadas en esa noble tarea. Pese al desafortunado, ya episódico, desencuentro en la primera legislatura socialista de 2004, con la retirada unilateral y sorpresiva del contingente español de Irak, lo cierto es que España ha aportado su colaboración al despliegue occidental en la lucha contra el terrorismo internacional, esfuerzo y apoyo siempre reconocidos, como no podía ser de otra forma, por la Casa Blanca". El testimonio más reciente son los acuerdos que vinculan a ambos gobiernos para el despliegue del estratégico escudo antimisiles, cuyo mando operacional se instalará en Rota (Cádiz). "Cierto que la dimensión económica del viaje ha sido de la mayor importancia, puesto que se ha cubierto el objetivo y se ha resaltado el relanzamiento de la economía española y el éxito de las reformas". "Pero la agenda y los asuntos tratados han ido mucho más allá". "Así lo ha entendido claramente Obama, que ha visto en Rajoy un ´gran liderazgo que ha permitido estabilizar la economía española reduciendo el déficit público y empezando a generar crecimiento´".

CINCO DÍAS: La maleta de buenas noticias económicas con la que Mariano Rajoy ha viajado a EEUU se reforzaba ayer con los datos que el ministro de Economía desvelaba en el Congreso. "Con estas credenciales, la reunión entre Obama y Rajoy se ha desarrollado en un ambiente completamente distinto al que hubiera rodeado un encuentro similar hace tan solo un año". "Como no podía ser de otra forma, el presidente de Estados Unidos ha reconocido y respaldado ese cambio de signo económico". "La labor de Mariano Rajoy en Washington pasa por transmitir el potencial de un país atractivo para los inversores y dotado de un tejido empresarial ávido de oportunidades, así como por impulsar la firma de un tratado de libre comercio con Estados Unidos que respalde la actividad exterior de las compañías españolas".

 

 

De interés

Artículos Relacionados