martes,5 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSEl MEC retiene becas a seis universidades por deudas con Hacienda
La Educación a debate

El MEC retiene becas a seis universidades por deudas con Hacienda

el mundo
Los ´campus´ de Andalucía deben al fisco 135 millones de euros, según un informe encargado por la Junta. Por su parte, el Gobierno les tiene bloqueados 22.

Con la Junta de Andalucía mirando para otro lado, Hacienda ha ordenado al Ministerio de Educación que retenga inmediatamente el pago de los 22 millones de euros (casi 3.700 millones de pesetas) que tenía destinados para las becas de alumnado de seis universidades andaluzas, mientras éstas no sufraguen la deuda millonaria que tienen con la Agencia Tributaria. Los estudiantes, de momento, siguen esperando el maná.

La partida finalista retenida iba a ser dedicada, precisamente, a las becas de régimen general (las que eximen del pago de matrícula).El volumen de la deuda con la Hacienda Pública y la Seguridad Social de estos centros es actualmente de unos 135 millones de euros (alrededor de 22.500 millones de pesetas).

Según datos fiscales a los que ha tenido acceso este periódico, las universidades en el punto de mira de Hacienda son, por orden de mayor a menor cantidad bloqueada, Sevilla, Málaga, Jaén, Huelva, Cádiz y Almería. La mayoría de lo adeudado se refiere a ingresos a cuenta del IRPF que no han sido abonados. Tan sólo a Sevilla le han sido retenidos más de nueve millones de euros (en torno a los 1.500 millones de pesetas).

La Junta de Andalucía, la manguera financiera adecuada para sofocar el incendio, no ha llegado al rescate de las seis universidades en apuros. Fuentes universitarias consultadas confirmaron ayer que el recorte se está dejando sentir en la propia carne del alumnado. El mandato de Hacienda llegó a Educación en una de sus habituales comunicaciones. El montante total del débito a la agencia tributaria habría obligado en última instancia a la Administración a bloquear sin piedad la liquidación y a los alumnos, invitados de piedra, a pagar los platos rotos.

El procedimiento habitual de liquidación en el tema de las becas que dependen del Ministerio se hace directamente entre las universidades y el Gobierno central. Los diferentes campus envían la documentación del alumno solicitante y Educación libera los pagos siempre y cuando se cumplan los requisitos.

Tipos de ayudas El tipo de beca más común entre las dadas por el Gobierno a los estudiantes universitarios es la de régimen general, con la que se puede pedir desde la exención del pago de matrícula hasta diversos conceptos como la residencia, el transporte o los libros.Otras ayudas son por familia numerosa (tienen derecho al descuento de la mitad del precio de la matrícula), las de movilidad, las Séneca, Erasmus o, entre otras, las de perfeccionamiento en el extranjero. El impago de las instituciones andaluzas a Hacienda, según fuentes universitarias, estaría afectando a las primeras, las más solicitadas año tras año.

 

«En un primer momento las becas compensatorias (destinadas a familias sin recursos) se daban si eras de colectivos especiales o tenía muy baja renta; los requisitos se cambiaron por el Gobierno y las ayudas sólo se dan ya a los colectivos especiales (huérfanos, padres parados…)», comenta Macario Cámara, director de secretariado de la Universidad de Jaén.

Si en el curso 2000/2001 la Administración central dio a esta institución 3.810 becas de 5.599 solicitudes, en el último curso se han dado 3.586 de 5.512 peticiones. En ese mismo periodo, las ayudas compensatorias han bajado en Jaén de 1.359 a 1.089, lo que supone un recorte del 20%.

Dejadez institucional La Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) ya ha levantado la voz y ha denunciado el asunto. Algunas universidades consultadas por este periódico se quejan de que el argumento recibido para el recorte que se está dando en las becas Séneca, por ejemplo, se debe a que ha habido «más solicitudes que cantidad presupuestada». Fuentes gubernamentales echaban ayer directamente el balón sobre el tejado de las universidades andaluzas como responsables del bloqueo de las becas.

 

Según un informe interno de la consultora Deloitte and Touche, encargado por la propia Junta de Andalucía, las universidades autonómicas debían a la Hacienda Pública y a la Seguridad Social, a fecha 31 de agosto de 2002, un total de 135 millones de euros (22.488 millones de pesetas). La de Cádiz adeuda algo más de 43,5 millones de euros (7.000 millones de pesetas); Huelva debe 25 millones de euros (4.200 millones de pesetas); Sevilla, 22 millones de euros; Almería, 19; Granada, más de 13; Jaén, casi 12. El informe jamás ha salido a la luz.

A cuento de las becas volvió a hablar ayer noche la ministra de Educación, Pilar del Castillo. En declaraciones a El Tercer Grado, de TVE, la máxima responsable de la enseñanza en nuestro país, lanzó un mensaje al PSOE que suena a petición de clemencia: «No se puede hacer de la educación un campo de batalla».

«Del 96 al 2002 el número de becarios se ha incrementado un 32% y eso en dinero supone haber pasado de aproximadamente 480 millones de euros en el año 1996 [80.000 millones de pesetas] a 743 millones para el año 2003 [unos 124.000 millones de pesetas]», señaló Del Castillo.

 

De interés

Artículos Relacionados