Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

lunes, 10 de mayo de 2021  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Indra, Acerinox, Grifols, Mapfre, ACS y Ferrovial, las empresas del Ibex35 peor valoradas en RSC
Suiza rechaza en referéndum controlar ética y RSC de sus multinacionales tras pedirlo 50,3% del voto
Las empresas que pujan por acaparar fondos europeos incumplen la ley al informar de sostenibilidad
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
18% más de apoyo que hace 4 años a las candidaturas únicas de M°Antonia Peña en Huelva y Amat en UPF
El proyecto UC Amentúrate de apoyo a jóvenes con altas capacidades, financiado por FECyT
Continuidad en la Universitat Politècnica de València: los 2 vicerrectores de Mora pasan a la final
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"La internacionalización de las universidades latinoamericanas necesita de una agenda conjunta"
"Contamos con numerosas `lecciones aprendidas`que ayudarán a mejorar los sexenios de transferencia"
Jeremy Rifkin: Sin infraestructuras para vivir de forma distinta,"vendrán más pandemias y desastres"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
El punto cero del talento 
Negocian prorrogar los ERTE hasta el 30 de septiembre
Preocupantes efectos de la pandemia en los jóvenes y la educación, alerta el Banco de España a APIE
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
Las universidades de EEUU elogian el plan de Biden para impulsar el acceso y lo juzgan insuficiente
XXVII Cumbre: 8 países iberoamericanos firman el Convenio para impulsar la circulación del talento
España y secretaria iberoamericana promueven una alianza global por los países de ingreso mediano
TENDENCIAS Ampliar +  
UPM lidera la standarización mundial de la Seda de Araña (S3I), artrópodo con 40.000 especies
Nace en Valladolid, eEvents, pionera de eventos audiovisuales
La producción constante necesita la automatización


SOCIEDAD
Valoración de un experto de la Universidad Rey Juan Carlos

El Ministerio del Tiempo: nada de ciencia, todo ficción

Personajes de la serie El Ministerio del Tiempo, de TVE.

En los viajes al pasado que emprenden los protagonistas de la serie española, la presencia de científicos y tecnólogos no parece necesaria. ¿Qué impedía enviar a la brigada temporal a salvar a Miguel Servet de la hoguera preparada por Calvino, o asociar las puertas del tiempo a las ecuaciones formuladas por un matemático de Al Andalus? Se ha perdido la oportunidad de combinar la enseñanza de la historia con la puesta en escena de hitos de la ciencia, según Pablo Francescutti, de la URJC.
Pablo Francescutti / Sinc 25 de mayo de 2016 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 El Ministerio del Tiempo´: lo que se puede ver en la tele, a pesar de su falta de ambición
 Sobre la flecha del tiempo en la teoría evolucionista de la física
 El baloncesto imita el orden de la naturaleza
 Las televisiones deben respetar los horarios infantiles

Difícilmente haya una idea más contraintuitiva que la de invertir la flecha del tiempo. La segunda ley de la termodinámica es taxativa: es imposible que la ceniza retorne al leño, o que las hojas caídas suban al árbol, o que los esqueletos recuperen su carne.

Sin embargo, esa ley física no ha resultado impedimento para que la fantasía del viaje al pasado goce de enorme popularidad entre nosotros. Preguntemos a cualquier joven qué es una máquina del tiempo y veremos que el plan de visitar la antigüedad le resulta más creíble y real que muchos de los principios científicos más asentados.

Quizás la culpa la tengan Einstein y su relatividad especial; o quizás la cosmología y sus paradojas del espaciotiempo; o la física de los multiversos; o tal vez esas teorías, al desestabilizar el concepto de tiempo absoluto de cuño newtoniano, hayan contribuido en conjunto a dar credencias de respetabilidad a una lucubración ideada a finales del siglo XIX por H. G. Wells, el fundador de la ciencia ficción.

Sea como fuere, el caso es que hoy ese experimento mental ha adquirido un estatuto icónico en el imaginario contemporáneo, dotado de un tirón al que ni la televisión se ha podido resistir.

La primera en apropiárselo fue la BBC con la serie Dr. WhoCentrado en las andanzas de un enigmático alienígena dedicado a luchar contra los opresores de todas las eras, el programa no descuidaba la función didáctica, pues entre sus protagonistas figuraban dos profesores de secundaria a quienes los viajes por el futuro permitirían enseñar ciencia, y los del pasado, historia.

De la tecnología del Dr. Who a la magia de las puertas del tiempo

La serie, estrenada en 1963, se convirtió en un gran éxito de la cadena británica que todavía hoy sigue en pantalla. Medio siglo más tarde, TVE ha tomado el testigo con El Ministerio del Tiempo. Aquí también tenemos una saga de peripecias temporales emitida por una televisión pública con éxito, vista su repercusión en las redes y su legión de fans, los “ministéricos”; pero los parecidos acaban allí.

DoctorMontage_bbc

La serie 'Dr. Who' de la BBC fue la primera en tratar los viajes en el tiempo.

La primera diferencia radica en el ámbito de la acción. Dr. Who no conoce límites espaciotemporales; en la serie española solo se puede ir hacia atrás y siempre a territorios sujetos a la jurisdicción de la Corona. Otra disparidad: en el precedente reina el espíritu de aventura; aquí se trata de misiones secretas encomendadas por la administración española. La preservación del pasado es un asunto de Estado y las travesías buscan evitar alteraciones de la historia nacional al servicio de intereses espurios.

Más curioso es el origen del ministerio. Su creación se remonta a los Reyes Católicos, a un pacto entre Isabel I y un rabino, por el cual este le confía el secreto de las puertas del tiempo a cambio de inmunidad frente a la Inquisición. Tales aberturas se distribuyen a lo largo y ancho de la piel de toro, y el ministerio las controla desde un vetusto edificio en apariencias abandonado, en el centro de Madrid.

Ese origen rabínico introduce otra diferencia con las series anteriores. En Dr. Who se paseaban por los siglos a bordo del TARDIS (siglas de Time And Relative Dimension in Space), un artefacto con la forma de una cabina telefónica (vale decir una tecnología de la comunicación).

En El túnel del tiempo, los científicos se internaban en un corredor cilíndrico que, por su ubicación ultrasecreta en el desierto de Arizona, evocaba al Proyecto Manhattan; y en A través del tiempo, el protagonista –otro científico– saltaba al pasado valiéndose de un acelerador de partículas. En los tres casos el viaje era posible gracias a dispositivos técnicos con evidente conexión con la ciencia contemporánea.

Una historia de hadas, no de ciencia 

En cambio, en El Ministerio del Tiempo las mentadas puertas parecen más cosa de magia que de instrumental de laboratorio. Y si bien nunca se especifica el know-how de esos pasajes al pasado, la figura del rabino, un religioso asociado a saberes místicos como la cábala, enmarca a la serie de lleno en lo fantástico. Otro tanto hace el Libro de las Puertas que encierra su secreto, pues el libro prohibido es un tópico del relato maravilloso.

Lo más próximo a una concepción moderna del tiempo lo visualizan los relojes de arena, engranajes y relojes mecánicos de los títulos de crédito; aunque las llaves antiguas vuelven a enviarnos a la literatura gótica y sus castillos con aberturas misteriosas.

Esas alusiones obviamente no interpelan a un espectador familiarizado con la física relativista o la cosmología, sino a uno conocedor de los cuentos de hadas y los saberes arcanos. No son las únicas: el guiño a las pseudociencias con la evocación del programa de Jiménez del Oso, o la búsqueda del Santo Grial en Montserrat confirman que el guion no se dirige a cabezas amuebladas con la divulgación de Stephen Hawking o Richard Feynman sino con las novelas de Dan Brown y Javier Sierra. 

Igual de revelador resulta el objeto de los afanes ministeriales, vale decir, los bienes o situaciones históricas juzgados dignas de protección. En la primera temporada, en tres ocasiones se trata de salvar bienes de valor artístico: las vidas de Lope de Vega y del Lazarillo de Tormes, y la restitución del Guernica de Picasso; en otras cuatro, bienes de índole política (evitar los asesinatos del Empecinado y de Isabel II, mantener la neutralidad española en la Segunda Guerra Mundial, y proteger el secreto del ministerio).

En resumen: nada relacionado con el progreso del pensamiento o de la técnica.

Fijémonos ahora en los agentes del ministerio, supuestamente lo mejor de cada época de España. Entre ellos encontramos funcionarios de carrera; un enfermero del Madrid contemporáneo; un soldado del Tercio de Flandes; la primera mujer estudiante de la Universidad de Barcelona; un hidalgo castellano de finales del siglo XIV...; secundados por auxiliares de la talla de Antonio de Espínola, gran jefe militar del siglo XVII, y el pintor Diego de Velázquez.

Curiosamente, debe de ser la primera serie de viajes en el tiempo en donde la presencia de científicos y tecnólogos no es considerada necesaria.

¿Dónde están los científicos del pasado?

Esa llamativa ausencia es coherente con el papel testimonial que ocupa en la trama el patrimonio científico. Aparte de una afortunada excepción con la aparición de Gregorio Marañón en la segunda temporada, en el episodio de la gripe española, todo se reduce a un par de referencias a Ramón y Cajal; la primera cuando se discute el riesgo de que una bala perdida mate a un campesino en el siglo XVI y años más tarde el neurólogo aragonés no sea engendrado; la segunda, en el episodio de la Residencia de Estudiantes de Madrid, cuando se menciona su nombre de pasada junto al de Severo Ochoa entre sus ilustres residentes, menciones de inmediato eclipsadas por el protagonismo concedido a García Lorca, Buñuel y Dalí.

lorca ministerio

Federico García Lorca en el capitulo 8 de la primera temporada, que transcurre en la residencia de Estudiantes de Madrid. En él se menciona a Severo Ochoa. Imagen: RTVE.es

Un ministérico me dirá que ni Ochoa ni Cajal lograrían cautivar a la audiencia. La explicación no pasa por ahí, sino porque lo que de veras fascina a los creadores es la historia nacional; mejor dicho, la historia de España vista a través de las correrías del Alatriste de Pérez Reverte y las teleseries de época. Y esa fascinación no deja espacio a otras temáticas, como la científica.

No entro a valorar lo fidedigno de las representaciones históricas en El Ministerio del Tiempo, ni su valor de acicate para conocer los personajes y hazañas del ayer; me limito a señalar lo sorprendente de una serie de ciencia ficción donde la ciencia brilla por su ausencia (si bien a un chistoso le he oído decir que el colmo de la ciencia ficción es un ministerio español que funcione bien).

El patrimonio científico de España se reduce a un par de referencias a Ramón y Cajal

Barrunto que algo tendrá que ver el hecho de que, por razones desconocidas, en estas narraciones se hayan descartado los viajes al futuro. En la anticipación científica, los saltos al porvenir han sido la ocasión para escenificar, críticar y reflexionar sobre el avance científico-técnico. Al tapiar la puerta al mañana, los guionistas se han privado de esa posibilidad haciendo gala de un desinterés por el porvenir en el que no cuesta ver el síntoma de la desesperanza en el futuro de una sociedad cada vez más ensimismada en lo que ha sido.

En ese sentido puede hablarse de una oportunidad perdida: la de combinar la enseñanza de la historia con la puesta en escena de hitos de la ciencia patria. Porque aunque en su trayectoria no hay mucho donde rascar, tampoco es un páramo desolado.

¿Qué impedía enviar a la brigada temporal a salvar a Miguel Servet de la hoguera preparada por Calvino, o asociar las puertas del tiempo a las ecuaciones formuladas por un matemático de Al Andalus?

No descartaría que en un universo paralelo una TVE alterna emita un episodio sobre las intrigas de un rival extranjero para birlarle el Nobel a Ramón y Cajal, u otro dedicado, como sugiere un ministérico, a implicar a Isaac Peral y su submarino en la guerra de Cuba; todo condimentado con reflexiones acerca de agujeros de gusano, supercuerdas y agujeros negros. Pero me da a mí que esa breva no caerá, al menos en este espaciotiempo.

* Nota del 24/5/2016, 19:00: El artículo ha sido editado para incluir la referencia a Gregorio Marañón, que no estaba en la primera versión del texto, y que algunos lectores de Sinc habían echado en falta. 

 

Pablo Francescutti .Sociólogo, profesor e investigador en el Grupo de Estudios Avanzados de Comunicación de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y miembro del Grupo de Estudios de Semiótica de la Cultura (GESC).

 


Otros asuntos de Sociedad
Más asuntos de Sociedad
Un 37,78% menos de personas desaparecidas en 2020 con las restricciones a la movilidad en pandemia
La pandemia llama al periodismo como servicio público, según el debate de las asociaciones de prensa
Cifuentes, absuelta de falsificar su máster, cuyo tribunal condena a su asesora y a una profesora
Cómo educar a la heredera, tercera de las decisiones que afectan al futuro de la Monarquía española
Una bacteria mata a los 61 años a Ángel Suárez ´Casper´, líder del crimen de cuello blanco en España
Llegan a Madrid los participantes en el Programa de Acogida Periodistas de América Latina de RSF
Los jesuitas rompen silencio eclesial y piden perdón por abusos en sexo de 96 religiosos desde 1929
Un tribunal de Perú alienta la conspiranoia al acusar a Gates, Soros y Rockefeller de crear la COVID
Coronavirus, elegido neologismo del año 2020 por el IEC y la UPF
La pandemia pasa factura emocional especialmente a las mujeres emprendedoras, según estudio de UPO
Medio millón de españoles, atrapados por el internet compulsivo y el juego de dinero online
Noviembre alcanza tras abril el mayor número de muertos por COVID en España, que acumula 45.069
Vuelven tras la publicidad: los ingresos televisivos bajaron en España un 45% el 2° trimestre
Millones de tuits en todo el mundo revelan que la infodemia comparte similitudes con la epidemia
Fijadas las líneas de actuación del primer Observatorio Mujeres, Ciencia e Innovación
Mujica,ya viral,al dejar la política:"el amor es creador, el odio destructor y acaba estupidizando"
Los edirores de AEEPP renuevan Junta Directiva bajo la presidencia de Arsenio Escolar
El Papa Francisco declara que las leyes de unión civil deberían cubrir a homosexuales
Apoyo unánime de la mesa del Congreso a crear la oficina de asesoría Ciencia en el Parlamento
El Nobel de Química 2020, para Charpentier y Doudna, margina las aportaciones del español Mojica

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
La educación destaca en las demandas de más de 20 expertos para preparar el nuevo contrato social
Censura y autocensura de prensa y universidad ocultaron la corrupción del Rey, según el nuevo libro
Capitalismo progresista. La respuesta a la era del malestar
Discípulos de Piketty narran cómo los ricos contribuyen menos que jubilados y cómo hacerles pagar
La Covid-19 repite el patrón de hace un siglo, según "Una nueva historia de la gripe española"
Una palabra mágica. La primera estrella de la noche. Cuentos solitarios por la seguridad vial
TESIS Y TESINAS
Listo el primer implante corneal trifocal para corregir vista cansada, presbicia o usos digitales
´Las redes de poder en España´ hacen que Podemos caiga en la ´jaula de hierro estatal´
Solo un 11% de las tesis publicadas en las 22 universidades de Red Vives utilizan lengua catalana
La factura de agua de grandes ciudades será reducida por riegos inteligentes aunque suba en bolsa
La lucha contra la pandemia, menos eficaz por la polarización política y social
Un documento prueba que Junta de Andalucía desvía 11 millones del COVID para salvar Canal Sur
1 Ser nosotros mismos como personas del camino
2 El Expediente Royuela
3 Una historia de desánimo
4 Colas de vacuna en Zendal: de internas (tras obligada visita) pasan a externas (al alargarse horas)
5 Matar al líder
6 El punto cero del talento 
7 El bulo del conflicto generacional
8 La esquina vacía
9 Capitalismo de ombligo
10 La máquina sorda
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Capitalismo de ombligo
Los fondos europeos de recuperación en España
Las tres vacunas disponibles frente a la covid-19 son seguras y eficaces
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS