Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

viernes, 15 de diciembre de 2017  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
El Congreso convalida el decreto que transpone a directiva europea de información sobre RSC
Alianza de 9 grandes industrias para impulsar el mercado de bonos verdes
La Administración saca a concurso sus viajes, que generan 285,6 millones de € anuales a Halcón
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Este miércoles, otra huelga de becarios UAM objeto de fraude
La Fundación Aquae analiza los retos del agua en el siglo XXI
Publicadas las últimas ayudas públicas a organizaciones programas y fondos internacionales
 Universidades





















ENTREVISTAS Ampliar +  
"El magnetismo del grafeno se puede controlar con átomos de hidrógeno"
"Podríamos salvar a los animales que aún tenemos y mantenerlos durante algo más de tiempo"
"Por resistencia a la movilidad, muchas familias ni se plantean que sus hijos dejen la provincia"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Aumenta un 30% el número de alumnos de FP a distancia
SERMAS anuncia la convocatoria de 19.700 plazas de OPE ante la huelga de la sanidad madrileña
El paro subió en noviembre: Cataluña, peor registro desde 2009 y Arrimadas y Rovira lo ignoran
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
SEGIB: Argentina, México, Brasil, Chile y Cuba lideran la cooperación sur-sur en Iberoamérica
Primera radiografía de la economía digital colombiana
Maestros de UAM crean una plataforma de empleo a personas con discapacidad
TENDENCIAS Ampliar +  
Las 5 grandes tendencias en Transformación Digital
Google y Facebook acaparan ya un cuarto de toda la publicidad global y el 61% de la online
Lo que dicen las jóvenes al hablar de hombres
SOCIEDAD
Bases científicas del sentimiento más oscuro

El odio, exclusivo de los humanos, compromete la especie

Manifestante en una marcha por la paz celebrada en Medellín (Colombia) en octubre de 2016.

Los genocidios, atentados y ataques violentos tienen algo en común: el odio. Cuando odiamos, se activa un circuito exclusivo en el cerebro. Ningún otro animal experimenta esta emoción destructiva que nos hace ver a los demás de forma binaria: pensar en términos de ´nosotros-ellos´ tiene la poderosa habilidad de eliminar nuestra empatía.De no controlarlo, nos jugamos el futuro de la especie, dicen autores de aportaciones a sus bases científicas tras el libro ¿Por qué odiamos? (2003), de Dozier Jr
Sinc / Laura Chaparro 10 de octubre de 2017 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 Los estudiantes confiesan su sensación de amor-odio hacia Europa
 Cómo tener una educación de calidad y no olvidar a los talentos
 La crisis eleva las bajas laborales de mujeres un 50%
 El estrés infantil trastorna intestinos y causa ansiedad
 Enlaces relacionados
 La risa ayuda a diagnosticar la depresión
 Mesa redonda "Depresión: hablemos" el Día Mundial de la Salud

"Por supuesto que los odiábamos. El plan para matarlos estaba dispuesto y terminado. El odio estaba profundamente arraigado, de modo que cualquiera que veía a un tutsi lo mataba”. Lauren Renzaho tenía cincuenta años cuando en 1994 participó en el genocidio de Ruanda y no dudó en contarle al fotoperiodista Nick Danziger, del programa BBC Panorama, los motivos que le movieron a asesinar a sus compatriotas. Así lo recoge el libro La naturaleza del odio (2010), de los psicólogos Robert J. y Karin Sternberg.

La etnia, la política, el territorio, la religión e incluso el trabajo y el amor pueden activar este oscuro sentimiento que deja su huella en el cerebro. Una investigación de Semir Zeki y John Paul Romaya, dirigida por el University College de Londres y publicada en la revista PLoS ONE, reveló que, cuando odiamos a alguien, en nuestra mente se activa un circuito que no se registra con otros sentimientos como el miedo o el amor.

Los científicos mostraron a 17 voluntarios fotografías de personas que aseguraban detestar y midieron su actividad cerebral con imágenes de resonancia magnética. También les enseñaron fotos de individuos neutrales para comparar los resultados.

Cuando experimentaron odio, en los cerebros de los participantes se estimularon zonas de la corteza y del subcórtex asociadas con el comportamiento agresivo y la acción. Además, se puso en funcionamiento una parte de la corteza frontal relacionada con la predicción de movimientos de los demás.

También se activaron el putamen y la ínsula, dos áreas relacionadas con el amor romántico; sin embargo, apenas se desactivaban las áreas relacionadas con el juicio y el razonamiento –como sí ocurre con el amor–. Quien odia está alerta ante el adversario.

journal.pone.0003556.g003

En el experimento de Zeki y Romaya, varias áreas del cerebro se activan de manera especial cuando los voluntarios del experimento miraban las caras de las personas odiadas.

“En el amor y en el odio, tal vez de un modo que no sucede con ninguna otra experiencia, uno se adentra en una intensa relación con otras personas”, destacan Robert J. y Karin Sternberg en el libro. Esta relación tan estrecha entre ambos sentimientos podría explicar, en parte, por qué en ciertas parejas el amor se transforma rápidamente en odio.

Exclusivamente humano

A diferencia de la agresividad o la ira, que las especies ponen en marcha por supervivencia, detestar no tiene una clara finalidad biológica. “Mientras que la ira es una emoción básica, necesaria para sobrevivir, el odio es una emoción construida culturalmente”, afirma a Sinc Fernando Broncano, catedrático de Lógica y Filosofía de la Ciencia de la Universidad Carlos III de Madrid.

Su complejidad y el hecho de que se asocie a un contexto determinado dificultan definirlo e investigarlo, como se hace con otros sentimientos. Según el escritor científico Rush W. Dozier Jr., de forma general, el odio es una emoción primitiva que sirve para atacar o evitar aquellas cosas que percibimos como una amenaza a nuestra supervivencia o reproducción.

“Cuando nos sentimos atrapados en una situación que nos atemoriza, existe una tendencia para que nuestra reacción pase al sistema límbico y a una respuesta agresiva primaria que puede evolucionar hasta el odio”, cuenta el escritor en su libro ¿Por qué odiamos? (2003).

Este tipo de respuesta no suele darse en el mundo animal. Es cierto que existen las violentas guerras entre chimpancés y los ataques hacia las crías de otras hembras, pero deben analizarse desde el prisma biológico y no del comportamiento humano, según los expertos.

“Dos o más chimpancés pueden hacer una coalición para atacar a otro individuo, normalmente macho dominante, que antes los ha maltratado. ¿Es odio, venganza o una mezcla de ambas? No lo podemos saber”, aduce a Sinc Manuel Soler, catedrático de Biología Animal de la Universidad de Granada. Los ataques podrían explicarse, incluso, por el prestigio puesto en juego: al formar una coalición, los dos chimpancés salen beneficiados puesto que ascienden en la pirámide jerárquica del grupo.

El mismo origen evolutivo

Como ocurre con la maldad, el odio aparece en el ser humano cuando toma consciencia de ello. No se trata de un instinto primario ni de algo racional. “El odio es un sentimiento que emergió evolutivamente de conjuntos más básicos de sensaciones corporales y emocionales que son comunes en humanos y otros primates, como el hambre y el miedo”, señala a Sinc Henry Evrard, neuroanatomista en el Instituto Max Planck de Cibernética Biológica (Alemania).

Según Evrard, es muy probable que el odio sea un derivado humano de comportamientos básicos negativos, como el rechazo o la evitación, que se producen en todos los animales. Tanto nosotros como el resto de primates podemos tirar objetos, gritar o evitar a otro individuo si lo detestamos. El mecanismo es el mismo, pero la diferencia está en la consciencia de esa aversión, desconocida para el primate. Eso también tiene su explicación en el cerebro.

Otros primates agreden o evitan a sus semejantes, pero no son conscientes de su aversión

El neuroanatomista ha estudiado lo que ocurre en la ínsula de los macacos, región cerebral relacionada con este sentimiento negativo. “La ínsula anterior humana es más grande y está más desarrollada que la del mono. Esta diferencia estructural podría proporcionar la base para sensaciones más refinadas en los seres humanos”, razona Evrard. Por eso los monos pueden sentir y reaccionar como los humanos ante determinadas amenazas, pero carecen de la capacidad de percibir conscientemente eso que llamamos odio.

“Si aceptamos odio como la necesidad de actuar de forma irracional y gratuita contra aquello que odiamos, estamos ante un sentimiento que no tiene cabida en la naturaleza, dado que implica un consumo de energía y un riesgo innecesarios”, subraya a Sinc Francisco Ortega, paleontólogo del grupo de Biología Evolutiva de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

chimps

Aunque las peleas entre otros primates, como los chimpancés, son habituales, no responden al sentimiento de odio consciente, como el humano. / Chris Allen


Sin empatía no hay paz

En ocasiones, este sentimiento exclusivamente humano desemboca en violencia. Quienes perpetran atentados terroristas, asesinatos o agresiones movidos por el odio comparten algo: la falta de empatía.

“La división binaria nosotros-ellos tiene la poderosa habilidad de eliminar nuestra empatía”, mantiene Dozier Jr. Un estudio publicado en PLoS ONE demostró que ponernos en el lugar del otro está estrechamente relacionado con la cercanía afectiva que tengamos hacia esa persona.

Podemos ser sensibles al dolor de nuestros seres queridos y totalmente insensibles al de nuestros enemigos

En la investigación, los científicos analizaron el grado de dolor que sentían 66 participantes cuando imaginaban que alguien querido, un desconocido o una persona que odiaban se encontraba en una situación dolorosa.

Las puntuaciones más altas de dolor las experimentaron cuando pensaban que sus seres queridos sufrían. En el caso de las personas por las que sentían aversión, el dolor fue el más bajo, inferior incluso al que sentían hacia un desconocido.

“Esta falta de empatía por las víctimas es un distintivo del odio que se ha hecho evidente repetidamente en incontables matanzas y genocidios”, recuerda el escritor. “Podemos ser exquisitamente sensibles a los sentimientos de nuestra familia y amigos, y totalmente insensibles a los sentimientos de nuestros enemigos”, añade.

Lucha contra lo irracional

A pesar de ser un sentimiento irracional, es posible minimizarlo con diferentes estrategias. “El estereotipo del ‘otro’ como causa de nuestros males, cuando falta un examen objetivo de estas causas, suele ser un producto salvaje de nuestros túneles mentales”, describe Broncano.

Para controlar a este ser imaginario amenazante al que echamos la culpa de nuestras desgracias, lo mejor es tratar de racionalizarlo. En el caso de grupos, se trata de cambiar el binomio nosotros-ellos por el de nosotros-nosotros.

“La civilización debe pasar del ‘nosotros-ellos’ primitivo al ‘nosotros-nosotros’ del sistema nervioso avanzado”, dice Dozier Jr

“El objetivo del mundo civilizado debe ser pasar de antigua orientación nosotros-ellos de nuestro sistema nervioso primitivo a una orientación nosotros-nosotros, orquestada por nuestro sistema nervioso avanzado”, propone Dozier Jr.

Otra opción pasa por abordar el problema desde cuatro perspectivas diferentes, como plantean los psicólogos Robert J. y Karin Sternberg. La primera es el pensamiento dialógico, analizar los actos desde el punto de vista de la otra persona. La segunda, el pensamiento dialéctico, es decir, comprender que una solución no es inmutable y que puede cambiar con el tiempo. La tercera, pensar a largo plazo y no limitarse al cortoplacismo –muy común en la sed de venganza–, y la cuarta, potenciar valores positivos, como integridad, honestidad o compasión.

“Solo educando y formando en la tolerancia y el respeto hacia los demás se puede alcanzar la sabiduría y, con ella, una sensibilidad hacia el bienestar de los otros y la coexistencia pacífica de los grupos”, sostienen los psicólogos. El futuro de la especie está en juego.

El gen guerrero
Igual que el odio deja una huella cerebral, ¿tiene una marca genética? El conocido como gen guerrero –una variante del gen MAOA– se asocia con impulsividad, agresividad y violencia, aunque bajo ciertas condiciones.
“El gen guerrero no está relacionado con el odio ni necesariamente con la violencia”, puntualiza a Sinc Isabel González Tapia, profesora especializada en Neuroderecho de la facultad de Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Córdoba. “Está relacionado con la impulsividad de una persona por encima de la media, cuando se le combina el maltrato severo desde la infancia”, matiza.
González Tapia apunta que esta circunstancia podría tenerse en cuenta como atenuación de la responsabilidad en nuestro sistema jurídico. De hecho, en tres juicios concretos –dos en Italia y uno en EE UU– la defensa utilizó la presencia de este gen en los detenidos como parte de sus argumentos para obtener concesiones de los tribunales, según cuenta a Sinc Benjamin Y. Cheung, profesor del departamento de Psicología de la Universidad de Columbia Británica (Canadá).

Otros asuntos de Sociedad
Más asuntos de Sociedad
Drogas en el 43% de los muertos 2016 en accidentes de tráfico
Los perros intentan comunicarse con nosotros con expresiones faciales
La XIII Fiesta del Cine, de lunes 16 a miércoles 18 de octubre
Lo último que debe saber ante este martes, 8 de agosto, Día Mundial del Orgasmo de la Mujer
Sudán del Sur, el país más joven, asfixiado y hambriento
Muere el disidente chino y premio Nobel de la Paz Liu Xiaobo en un fallo multiorgánico
Casa África celebra su décimo aniversario con participación de los 50 embajadores españoles
Europa avala la prohibición del burka en espacios públicos para proteger y facilitar la convivencia
Visto para sentencia el juicio francés por corrupción al hijo de Obiang y Vicepresidente de Guinea
Todos los partidos españoles se suman al éxito del WorldPride 2017
Unidos Podemos cuenta para debilitar al PSOE de Sánchez con la ayuda de los "medios del régimen"
TVE fracasa desde los 80 por no conectar con los jóvenes
Una teoría cuestiona que China sea el país más poblado
El Papa recibe a Trump, aunque muy serio y frío
La salud de los hijos, gran riesgo del divorcio de los padres
El Gobierno anuncia que equipará derechos al colectivo LGBTQ
Sin anonimato hay menos noticias falsas y conflictos en redes
El veganismo, cada día más de moda en toda Europa
La publicidad infantil, más irracional que la de adultos
El Papa, en Al Azhar (Egipto): "Sólo la paz es santa"

Suscríbete gratis a nuestro boletín
Futurolandia
Bolsa: De ruidos blancos a CAPE. De Fama a Shiller
Antonio Pulido
El Envés
Nosotros somos responsables
José Carlos García Fajardo
Vanity Fea
El descubrimiento del espacio inmenso y del tiempo infinito
José Ángel García Landa
Your international partner on-line
La magia de las Fin-Tech
Ángel Luis Vazquez Torres
Neuronas del alma. El intangible del cambio
Mirando el futuro de frente con José Luis Cordeiro
Mar Souto Romero
Sociedad Inteligente
Año 2025 Hacia la Sociedad Inteligente (7)
Rafael Martinez-Cortiña y Mar Souto Romero
Desde China
La ciudad china de Hangzhou gestiona su tráfico con inteligencia artificial
Di Wang
Desde mi trastorno bipolar
"Salud Mental", una falacia del lenguaje
Beatriz Tarancón Sánchez
Miss Controversias
Las matemáticas en el desarrollo económico actual
Ana González
Transitar por Eurolandia
Los grandes desafíos de la Unión (y V): Hacia la integración política. ¿Una Europa federal?
Donato Fernández Navarrete
¿Hay derecho?
Segunda oportunidad, crédito público y ayudas de Estado.
Matilde Cuena Casas
Infolítico
2ª renovación histórica del PSOE: hacia el Mercado posible y el Estado necesario
Gustavo Matías
Solidarios
El arte alivia y puede curar dolencias mentales
Carlos Miguélez Monroy
Cuestión de estilo
El lenguaje oscuro también puede ser una "jerga de rufianes"
Javier Badía
Economía sin dirigir
La Comunidad de Madrid, líder en creación de empleo de calidad
Iván Campuzano
Vueltas al conocimiento
El caso Asunta, la violencia simbólica contra las mujeres en los medios
Fátima Arranz
Gobierno y bien común
España será el epicentro de la nueva economía
Diego Isabel
Al otro lado del marketing
Facebook, YouTube, Twitter y Microsoft se unen para frenar el terrorismo en Internet
Clemente Ferrer
Goliardos s.XXI
Suicidio de la democracia
J. A. Ventín Pereira
Inclusión financiera
Consumir inteligente (¡No a la obsolescencia programada!)
Carlos Trias
Economía Zen
Digamos no al miedo
Miguel Aguado Arnáez
Luces de Bruselas
Fondos Estructurales y Fondos de Inversión Europeos
Raúl Muriel Carrasco
¿Quiere un blog propio y leído en todas las universidades?
Infórmese aquí
LIBROS
¿ Cómo se gobiernan los ciudades ?
Evolución del racismo, la xenofobia y otras formas de intolerancia en España
Somos el universo
Repensar la España plurinacional
Todas las casas son ojos
Cultura Libre Digital.Nociones básicas para defender lo que es de todos
TESIS Y TESINAS
Hasta en África SubSahariana la lucha contra la corrupción pasa por el gobierno electrónico
Naufraga la comunicación corporativa en las redes
Cómo reducir el enorme desperdicio agroalimentario en el mundo
El estudio del clima marciano dará luz sobre el cambio climático terrestre
La economía puede ser recreada en el laboratorio
La banca alemana tiene muchos más riesgos que la española, porque no se ha reestructurado
1 Manifiesto por la equidad en educación
2 Mifid II, oportunidad para economistas sin conflicto de interés
3 El descubrimiento del espacio inmenso y del tiempo infinito
4 Bolsa: De ruidos blancos a CAPE. De Fama a Shiller
5 Nosotros somos responsables
6 Casi 10.000 empresas sacan informes de RSC con sello GRI
7 España, 6ª Economía y Sociedad Digital de Europa
8 Aumenta un 30% el número de alumnos de FP a distancia
9 Mirando el futuro de frente con José Luis Cordeiro
10 La magia de las Fin-Tech
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Carrera Profesional, paradigma del manejo político
La noticia de que España mejora 15 puntos en comprensión lectora, sin el debate de PISA
Manifiesto por la equidad en educación
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS