martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEl ´ojo´ terrestre más grande del mundo, listo para inaugurarse
Los científicos hacen cola

El ´ojo´ terrestre más grande del mundo, listo para inaugurarse

ibercampus.es/EFE
El Gran Telescopio Canarias (GTC), el telescopio óptimo-infrarrojo más grande del mundo, será inaugurado el próximo 24 de julio por los Reyes de España en el Observatorio del Roque de los Muchachos, en la isla de La Palma. Más de quinientos astrónomos de todo el mundo hacen cola ya para ser los primeros en mirar a través de un invento que ha costado 130 millones de euros.

El GTC, que ha costado 130 millones de euros, financiados por los gobiernos español y canario, por medio de la empresa pública Grantecan, es el telescopio óptico-infrarrojo más grande del mundo, compuesto por 36 elementos que forman una superficie similar a un espejo circular de 10,4 metros de diámetro.

En esta gran infraestructura científica han participado además instituciones mexicanas como la Universidad Autónoma de México y el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica; la Universidad de Florida en EEUU, y la Unión Europea con los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder).

Para Stan Dermott, presidente del departamento de astronomía de la Universidad de Florida, las medidas del GTC y su tecnología le permiten no sólo recoger más luz que ningún otro telescopio conocido, sino descomponer la luz en un foco más claro y agudo.

Cerca de sesenta astrónomos de este centro educativo, así como estudiantes y graduados de esta disciplina científica han participado en las operaciones de investigación y observación realizadas por el Gran Telescopio de Canarias.

El telescopio apuntó por primera vez al cielo el 13 de julio de 2007 en un acto presidido por el Príncipe de Asturias, quien fue el encargado de introducir los códigos de puesta en funcionamiento.

El acto de "primera luz" fue seguido por más de 10.000 internautas en todo el mundo a través de la red.

Desde entonces los científicos han desarrollado diversas pruebas y ajustes en este instrumento científico que servirá, entre otras cuestiones, para visualizar planetas fríos y saber más de los campos magnéticos y la formación de los planetas.

"Permitirá a los astrónomos, plantearse retos hace años inimaginables, como por ejemplo, "intentar ver una cerilla ardiendo en una esquinita de un Nueva York en llamas", ha explicado el director general del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC), Francisco Sánchez.

El pasado junio, el telescopio, que comenzó su actividad en marzo de 2009, ofrecía los primeros datos científicos utilizados en media docena de programas de observación, dedicados a proyectos que abarcan desde el estudio de planetas más allá del Sistema Solar a la búsqueda de galaxias primigenias.

Ese mismo mes el GTC comenzaba a producir imágenes, como la de la galaxia M51, más conocida como la galaxia Remolino, localizada a 23 millones de años luz de distancia de la Tierra.

Según Francisco Sánchez la "clave" de este instrumento es el espejo primario, fabricado con vitrocerámica "maravillosamente bien pulida", dotada de un coeficiente de dilatación prácticamente nulo, aun con oscilaciones altas de temperatura, y sobre la cual se deposita "una película muy pequeña de aluminio", que resulta imprescindible para una visión adecuada.

"Todo ha sido calculado para que no exista la más mínima vibración, que pudiera alterar las imágenes" que se observen con este telescopio, cuyo peso asciende a unas 500 toneladas, aunque "se mueve como una pluma, y ocupa como una catedral entera"; "es una maravilla", ha señalado el director del IAC.

Según Francisco Sánchez, se trata del "mayor y más avanzado" telescopio del mundo y, una vez que entre en pleno funcionamiento, podrá llegar "a los confines mas remotos del Universo.

De interés

Artículos Relacionados