miércoles,17 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónEl outsourcing informático español aumenta un 9,9% en el extranjero
Externalización de los servicios

El outsourcing informático español aumenta un 9,9% en el extranjero

Redacción
Los ingresos derivados de la prestación de servicios de outsourcing informático registraron un ligero crecimiento en el bienio 2012-2013, manteniéndose como una de las áreas de mayor dinamismo para las empresas de consultoría y servicios de informática, según DBK, filial de Informa D&B (Grupo CESCE).

El volumen de negocio sectorial se situó en 5.230 millones de euros en 2013, tras registrar incrementos del 2,0% y el 0,3% en 2012 y 2013, respectivamente, en un contexto de aumento de la actividad en mercados exteriores.

Los ingresos por servicios a clientes ubicados en el extranjero aumentaron un 9,9% en el año 2013, hasta alcanzar los 835 millones de euros. La facturación a clientes en España se situó en 4.395 millones, un 1,3% menos que en el año anterior, en un contexto de caída de la actividad económica, contención del gasto en tecnologías de la información e intensa rivalidad en precio.

El outsourcing de procesos de negocio (BPO) continuó siendo el principal motor de crecimiento del negocio, al contabilizar los ingresos en este segmento un incremento del 7,6%.

La facturación en el segmento de gestión de infraestructuras decreció un 0,7%, mientras que en el de gestión de aplicaciones experimentó un descenso del 1,7%, interrumpiéndose la tendencia alcista registrada hasta 2012.

De este modo, el segmento de gestión de infraestructuras concentró el 43% de los ingresos y el de gestión de aplicaciones supuso el 39%, en ambos casos con una pérdida de participación respecto al año anterior. En cambio, los servicios de BPO incrementaron su peso en el mercado hasta cifrarse en el 18%.

A corto plazo se prevé una moderada reactivación del ritmo de crecimiento de la actividad sectorial, en un escenario de mejora de la coyuntura económica, aumento de la demanda en el extranjero, mayores necesidades de servicios en el sector financiero y creciente orientación hacia las pymes.

Para 2014 se apunta un aumento de la facturación cercano al 3%, mientras que en 2015 el crecimiento podría superar el 4%, lo que permitiría alcanzar los 5.600 millones de euros.

En la estructura de la oferta se ha apreciado en los últimos años un aumento de la concentración, de forma que la cuota de facturación conjunta de las cinco primeras empresas se situó en 2013 en el 61,6%, dos puntos por encima de la cifra registrada dos años antes.

De interés

Artículos Relacionados