miércoles,18 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEl paro desdiende en 16.620 personas en marzo
El mayor descenso desde 2006

El paro desdiende en 16.620 personas en marzo

Marga Peñafiel/ Redacción
El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en marzo en 16.620 personas respecto al mes anterior (-0,35%), su mayor descenso en este mes desde 2006, hasta situarse el total de parados en 4,79 millones, informó este miércoles el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En concreto, el volumen total de parados alcanzó a cierre del pasado mes la cifra de 4.795.866 desempleados, tras reducirse en el último año en 239.377 personas (-4,75%). En términos desestacionalizados, el paro se redujo en marzo en 17.000 desempleados, su mayor descenso en este mes dentro de los últimos diez años, y ya acumula su octavo recorte mensual consecutivo, lo que no sucedía, según el Ministerio, desde el año 1999.

Marzo es un mes en el que suele reducirse el paro, aunque esta tendencia cambió durante los años más duros de la crisis. Así, el desempleo en los meses de marzo de 2009, 2010, 2011 y 2012, especialmente en 2009, cuando casi 124.000 personas se quedaron en paro. En los últimos cinco años, el desempleo creció de media en 41.163 personas.

El descenso de marzo de este año es el segundo que se produce desde 2009, tras el registrado en marzo de 2013, cuando bajó en 4.979 personas.

El paro bajó en marzo en el sector de la construcción, con 13.892 desempleados menos (-2,1%); en la industria, con 5.565 parados menos (-1,1%), y en los servicios, que registraron 21.208 desempleados menos (-0,69%, y subió en la agricultura, con 14.854 parados más (+6,9%), y en el colectivo sin empleo anterior, que se incrementó en 9.191 desempleados (+2,4%).

El desempleo descendió en marzo en trece comunidades autónomas, especialmente en Comunidad Valenciana (-5.902 parados) y Cataluña (-5.119 desempleados) y subió en cuatro, encabezadas por Andalucía, con 10.060 parados más, y País Vasco, que sumó 2.112 nuevos desempleados.

En cuanto a la contratación, en marzo se registraron en el antiguo Inem un total de 1.216.637 contratos, un 25,4% más que en marzo de 2013. Del conjunto de contratos, 113.481 fueron contratos fijos, cifra que equivale al 9,3% del total de la contratación y que es un 15,7% superior a la de un año atrás.

El paro juvenil según Eurostat

El paro juvenil en España duplicaba la tasa europea en febrero según Eurostat y se colocaba en el 53,6%, frente a una media del 22,9% en la Unión. No obstante, para considerarse parado hay que tener edad legal, reunir condiciones para trabajar y buscar activamente empleo, y el Real Instituto ElCano dudaba hace unos días que la mitad de los inscritos cumplieran la última condición por estar todavía en cursos de formación.

En toda la Unión Europea (EU) hay 5,39 millones de jóvenes menores de 25 años sin trabajo, de los cuales 3,415 millones son de la zona euro. Esta cifra supone un descenso de 295.000 personas con respecto a 2013 en los 28 países miembros de la UE y de 194.000 en la zona euro. Los países que presentan menos tasa de paro entre los jóvenes son Alemania, con un 7.7%; Austria, con un 9,45; y los Países Bajos, con un 11,5%.

En relación a España, el paro juvenil también ha disminuido con respecto a febrero de 2013. Así, hace un año la tasa de desempleo juvenil era de 55,6%, mientras que el mes pasado fue de 53,6%, De esta forma, España se une al grupo de los países con más paro juvenil en la Unión Europea. No obstante, Grecia sigue siendo quien lidera la lista, con un 58,3%, aunque Croacia se sitúa por detrás con un 48,8%.

Reacciones de los sindicatos

 El secretario regional de Empleo y Formación de UGT-A, Oskar Martín, ha reclamado este martes un plan especial de empleo juvenil teniendo en cuenta que once de cada cien parados andaluces tienen menos de 25 años, "una lacra en el mercado de trabajo".

   Según datos de la secretaría de Empleo y Formación de UGT-A, el desempleo juvenil andaluz alcanza a más de 117.000 personas. Según el secretario regional de Empleo y Formación de UGT-A, es "imposible hablar de recuperación económica cuando tenemos una tasa de desempleo juvenil en España del 47 por ciento".

   Según la Secretaría de Empleo de UGT Andalucía, la situación laboral de los jóvenes andaluces desde que comenzó la crisis ha sido "muy difícil", pero "aún es peor, desde que entró en vigor la reforma laboral de 2012, ya que se han empeorado las condiciones de trabajo y ha aumentado notablemente el desempleo juvenil".

   A su vez, señala que la falta de oportunidades para trabajar hace que cada vez haya más jóvenes que se vayan fuera de España. Además de todo esto, la duración de los contratos cada vez es menor, casi el 50 por ciento de los contratos temporales tenía una vigencia de una semana o incluso menos.

   Para UGT Andalucía, como consecuencia de esto, los jóvenes cada vez tienen menos derechos y menos participación en el diálogo social. Además, detalla tienen menos posibilidades de emanciparse y formar su propio hogar, "e incluso, se ven obligados a volver a casa de sus padres por no poder seguir manteniendo su independencia".

   "Acceden a una protección social mucho menor, por las bajas cotizaciones de sus contratos y por la peor cobertura por desempleo que este Gobierno ha impuesto. Tienen cada vez menos acceso a la sanidad pública, por la retirada de la tarjeta sanitaria, así como menos posibilidades de acceder a la educación pública, por la reducción drástica de las becas", ha subrayado.

   A todas estas consecuencias negativas, el sindicato les une las secuelas que pagarán en un futuro, a la hora de acceder a la pensión de jubilación, que será "mucho menor en comparación a las pensiones actuales".

El sindicato CCOO ha propuesto al Gobierno una serie de medidas para reducir la alta tasa de desempleo joven, que es del 57 %, entre ellas aplicar ya este año el Plan de Garantía Juvenil, sin esperar a 2015 como se plantea, y convertir en contratos las horas extras que se realizan de forma ilegal.

Gil ha señalado que desde 2011 la tasa de desempleo entre los jóvenes ha subido del 46 % al 57 % que hay ahora en 2014, y "miles" se han visto abocados a la emigración.

Ha criticado que los partidos políticos sólo se acuerdan de los jóvenes en época electoral, y en 2011 se olvidaron de las promesas hechas "apenas se enfriaron las urnas".

Y sin haber hecho nada en estos años, el Gobierno dice que el Plan de Garantía Juvenil no se aplicará hasta 2015, cuando de nuevo hay elecciones, ha lamentado el secretario regional de CCOO.

El sindicato va a poner en marcha en las redes sociales una campaña de recogida de firmas para que ese plan esté operativo ya desde este año.

El Plan de Garantía Juvenil es un proyecto europeo por el que los jóvenes que acaben los estudios o se queden en el paro tengan acceso, en el plazo máximo de cuatro meses, a un empleo o a una acción formativa.

CCOO ha propuesto además que el medio millón de horas extra que se trabajan en Castilla-La Mancha de forma ilegal se transformen en contratos de trabajo, lo cual serviría para crear 15.000 empleos directos y rebajar cinco puntos las tasas de desempleo.

Contratos de formación y prácticas

   En cuanto a contratación, UGT-A propone las modalidades estrella son los contratos de aprendizaje y formación y de prácticas. Y otra de las "muchas muestras de la precariedad en jóvenes", es que los contratos a jornada completa se ha reducido en más del 78 por ciento y los contratos a jornada parcial ha aumentado en más del 13 por ciento. "La realidad es que más del 37 por ciento de los jóvenes con un contrato a tiempo parcial, quiere trabajar más horas, pero con la reforma, se posibilita el contrato a tiempo parcial y hacer horas extra", subraya el sindicato.

   El empleo juvenil se caracteriza porque más del 40 por ciento de la población joven tiene un contrato temporal, sobre un once por ciento que trabaja por cuenta propia y un ocho por ciento que trabaja sin contrato. España ocupa el primer lugar en el ranking de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) de temporalidad juvenil.

   Por estas cifras "alarmantes", UGT-A rechaza la reforma laboral aplicada de "forma unilateral" por el Gobierno del PP porque "solo ha traído en estos dos años de aplicación consecuencias negativas, y ni ha generado empleo, ni ha reducido el paro juvenil". Además, reivindica la necesidad de aplicar y llevar a cabo un plan de empleo juvenil "más ambicioso y no basarse en medidas que solo sirvan para alargar aún más la agonía en la que se encuentran estos jóvenes".

   Así, apunta que este plan de empleo que hay que acompañarlo de medidas de estímulo a la actividad económica, al crecimiento de la producción y, por consiguiente, a la reactivación de la economía, que traerá aparejado la creación de empleo.

   Por último, el sindicato destaca que hay que poner en valor las políticas activas de empleo y exigir una financiación económica "suficiente y adecuada", para poder ofrecer a los jóvenes, unas políticas activas –formación, orientación, intermediación, adquisición de experiencia laboral– eficaces ante el desempleo.

De interés

Artículos Relacionados