miércoles,19 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEl PIB español crecerá este año el 1%
Previsiones de la Comisión Europea

El PIB español crecerá este año el 1%

Redacción
La Comisión Europea (CE) duplicó hoy sus previsiones de crecimiento para España en 2014, hasta el 1% del PIB, en el contexto de las revisiones al alza para toda la zona. Pero advirtió de un posible incumplimiento de déficit en 2015 si el Gobierno no toma nuevas medidas, pese a que con la recuperación europea comenzó a levantar el vuelo en el último trimestre de 2013 y se consolidará durante 2014 para ganar algún impulso adicional en 2015.

El crecimiento se verá favorecido por un aumento de la confianza y de una cierta mejora de las condiciones de financiación, además de la demanda interna, que la CE espera que "gane impulso".

Mientras, las exportaciones se mantendrán en positivo, dando lugar a una "composición del crecimiento más equilibrada".

Por el contrario, los economistas de la CE advierten del "riesgo" para España de "una desaceleración mayor de la esperada de las economías emergentes y del alto nivel de deuda y de desempleo, que "pesan" aún en el crecimiento de la economía española.

Después de que la tasa de paro alcanzara en el primer trimestre de 2013 su máximo (27,2 % de la población activa), la CE considera que la destrucción de empleo está tocando fondo y que el empleo comenzará a aumentar en 2014.

Así, para este año prevé que la tasa de paro se sitúe en el 25,7 % y en el 24,6 % en 2015.

"Las previsiones para el mercado laboral son algo mejores de lo que habíamos augurado en otoño y esto podría ser también resultado de que la reforma laboral de 2012 empieza a tener un impacto sobre la situación de empleo" en España, señaló el vicepresidente de la CE y comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn.

Por otro lado, el abultado déficit y el bajo crecimiento nominal del PIB impulsarán la deuda pública de España al 98,9 % en 2014 y al 103,3 % en 2015.

Precisamente, el déficit sigue siendo uno de los flancos débiles de la economía española y el Estado incumplió en 2013 en dos décimas el objetivo del 6,5 % del PIB fijado por la Unión Europea (UE) si se excluye el impacto del 0,5 % de la recapitalización de la banca en dificultades.

La fotografía en este apartado es mixta, dado que la Comisión calcula que España cumplirá este año el objetivo del 5,8 % del PIB, pero advierte de que en 2015 no alcanzará la meta del 4,2 % y que se quedará en el 6,5 % si no toma medidas para corregir el desvío.

En concreto, la CE considera que la ligera mejora del escenario macroeconómico contribuirá a la reducción del déficit este año, junto a las medidas presentadas por el Gobierno de Mariano Rajoy en el presupuesto de 2014 y las equivalentes al 0,25 % del PIB que anunció a finales del ejercicio pasado.

El Ejecutivo comunitario se refiere a la decisión del Gobierno español de ampliar las bases de cotización de trabajadores asalariados y autónomos, y a la introducción de la facturación directa.

En el lado del gasto, la CE recuerda que el Gobierno español anunció recortes con respecto a algunas indemnizaciones por despido.

Sin embargo, ya en 2015 el déficit volverá a aumentar sin nuevas reformas, advierten los servicios de Rehn.

Las proyecciones de la Comisión se basan en la asunción de que este año expirarán algunas medidas fiscales temporales, en referencia a la subida del IRPF.

Preguntado sobre la compatibilidad de los planes del Gobierno español de bajar algunos impuestos y el incumplimiento previsto del déficit en 2015, el comisario respondió que es un equilibrio complicado.

"Muchas veces es un reto reducir los impuestos y alcanzar al mismo tiempo los objetivos de déficit", recalcó Rehn, al tiempo que recordó que entre 2010 y 2012 el énfasis estaba puesto en los aumentos de los tributos, algo que "tiende a perjudicar el crecimiento económico".

Por ello, dijo, "es más aconsejable hacer la consolidación presupuestaria cada vez más mediante recortes en los gastos, los cuales, si están correctamente diseñados y acordados, son menos dañinos para el crecimiento económico y pueden apoyar la actividad a medio y largo plazo"

 

De interés

Artículos Relacionados