domingo,5 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEl Plan de Empresas y Derechos Humanos, ya en el BOE
Durará tres años, con el compromiso de campañas públicas

El Plan de Empresas y Derechos Humanos, ya en el BOE

Redacción
Desde el pasado jueves 14 de septiembre está en el Boletín Oficial del Estado el Plan de Acción Nacional de Empresas y Derechos Humanos, que tiene por finalidad aplicar en el ámbito nacional los Principios Rectores de Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos humanos, adoptados mediante la resolución 17/4 del Consejo de Derechos Humanos. Su visto bueno llegó cuando todas las empresas del IBEX suspenden en derechos humanos, mientras que hace varios años al menos aprobaba Gas Natural.

El proceso de elaboración del Plan de Acción Nacional de Empresas y Derechos Humanos aparecido en el BOE, que se inició a principios de 2013 y terminó el pasado 28 de julio, cuando el Gobierno esbozaba en su web oficial de Moncloa el proceso y sus objetivos, se inspiró en la metodología utilizada por el profesor Ruggie, el representante especial del Secretario General sobre derechos humanos y empresas, para la elaboración del texto de los Principios Rectores, es decir, la celebración de consultas amplias entre Administración, empresas y sociedad civil en una primera fase que se extendió durante casi dos años, y que fue seguida de un proceso de coordinación interministerial durante los últimos meses.

En este Plan se pretende proteger los derechos humanos, también frente a cualquier impacto negativo que la actividad empresarial pudiera tener sobre ellos, y de proporcionar a las eventuales víctimas de los mismos un remedio efectivo.

España se convierte en el decimocuarto país que cuenta con un Plan Nacional de Empresas y Derechos Humanos, junto a Reino Unido (2013), Holanda (2013), Dinamarca (2014), Finlandia (2014), Lituania (2015), Suecia (2015), Noruega (2015), Colombia (2015), Suiza (2016), Italia (2016), Estados Unidos (2016), Alemania (2016) y Francia (abril 2017).

Este Plan responde según el Gobierno a los requerimientos y recomendaciones efectuados en el marco de la Unión Europa, a través de la Estrategia renovada de la Unión Europea para 2011-2014 sobre la responsabilidad social de las empresas y del Plan de Acción de la Unión Europea sobre derechos humanos y democracia 2015-2019.

Por otro lado, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada mediante Resolución 70/1 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, invita a las empresas a alinear su estrategia corporativa de negocio con los objetivos de desarrollo para buscar el valor añadido que pueden aportar en los países en desarrollo. Igualmente, en el marco del fomento de un sector empresarial dinámico y eficiente, la Agenda 2030 incluye una mención expresa de los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos.

Del mismo modo, hay recuerda la aprobación por el Congreso de los Diputados, el 4 de abril de 2013, de la Proposición no de Ley sobre Responsabilidad Social Corporativa y Derechos Humanos en la que se insta al Gobierno a avanzar, mediante distintas actuaciones, en materia de empresas y derechos humanos. Más recientemente, en su sesión del 28 de marzo de 2017, la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado aprobó una moción por la que se insta al Gobierno a la adopción de un plan de acción nacional que permita comprometer a las empresas y las instituciones en los principios universales y en la protección de los derechos humanos.

También conviene referirse en este contexto a la aprobación por el Consejo de Ministros, el 24 de octubre de 2014, de la Estrategia Española de Responsabilidad Social de las Empresas. Los derechos humanos constituyen un elemento de la responsabilidad social de las empresas que, debido a sus peculiaridades, ha sido objeto de consideración específica en los Principios Rectores, cuya aplicación se lleva a cabo mediante la adopción del presente Plan.

Desde el Gobierno se recalca que el Plan pretende apoyar a las empresas que ya han integrado los Principios Rectores en su estrategia empresarial, a la vez que sensibilizar a las que todavía no han completado ese proceso, prestando una particular atención a las peculiares circunstancias de las pequeñas y medianas empresas. Se presenta, por tanto, como un Plan con vocación de sensibilización y de promoción de los derechos humanos entre los actores empresariales, públicos y privados.

Objetivos

El Plan de Acción Nacional de Empresas y Derechos Humanos persigue varios objetivos:

1) Reforzar las herramientas que facilitan la puesta en práctica del compromiso de España de proteger los derechos humanos frente a cualquier impacto negativo que la actividad empresarial pudiera tener sobre ellos.

2) Dar seguimiento en el plano interno a los compromisos asumidos en el ámbito internacional y de la Unión Europea.

3) Fortalecer la ventaja competitiva de las empresas españolas en el marco global.

4) Situar a España en el grupo de países con mejores prácticas en este ámbito.

Sin embargo, fueron muchas las voces de la Sociedad civil que durante el proceso de elaboración del plan marcaron su desacuerdo con el fondo y la forma de la consulta. Así, Ecologistas en AcciónOMAL o la Coordinadora de ONGD fueron muy críticos con las carencias de la estrategia española.

Se inicia a partir de ahora oficialmente un proceso donde la colaboración público privada será fundamental para aumentar la sensibilización y el compromiso real de las empresas y el Estado en el respeto a los Derechos Humanos.  Destacar en este sentido, que según el Observatorio de RSC en su análisis sobre  “Los derechos humanos y los derechos laborales en las memorias anuales de las Empresas del IBEX 35. Análisis del ejercicio 2015,  los Derechos Humanos siguen siendo una asignatura pendiente en las empresas del IBEX 35.

La puntuación global es de un 0,78 sobre un total de 4, considerándose el nivel de información global como anecdótico. Tampoco la mayoría  quieren que se hable siquiera de ello, a juzgar por el hecho de que solo 16 de las 35 empresas han enviado comentarios a los informes individuales, ampliando y facilitando el acceso a la información necesaria para la realización del estudio: Abertis, Aena, ArcelorMittal, Banco Popular, Bankia, CaixaBank, DIA, Enagás, Endesa, Gas Natural Fenosa, Iberdrola, Inditex, Red Eléctrica, Repsol, Sacyr y Telefónica. 

Son 29 las empresas del Ibex 35 que cuentan con algún compromiso en materia de derechos humanos que se aplica de manera global a toda la empresa, aunque solamente 10 cuentan con una política específica en materia de derechos humanos(Repsol, Iberdrola, GNF, Ferrovial, Endesa, ArcelorMittal, Acciona, Banco Sabadell, Banco Santander y BBVA).

Comentarios en Linkedin

Rocío Bravo Gálvez Un paso más, que no debe quedarse en meras palabras ni en exceso de confianza…y una puerta abierta para que la empresa se acerque a la realidad social, y los grupos de interés sean realmente tenidos en cuenta…

Berta Casas Habrá que analizar el texto y su efectividad pero por fin España cuenta con un Plan Nacional de Empresas y Derechos Humanos!!

Saiurys Bonnet Encaminados a ser referencia de buenas prácticas implementadas. El inicio del reconocimiento de uan vez y por todas de los derechos humanos! 

De interés

Artículos Relacionados