Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

sábado, 14 de diciembre de 2019  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Los economistas auditores, por extender de forma voluntaria a las pymes informes de sostenibilidad
Avalancha de casos en España al revisar Europa sus normas de capitales y urgir contra el blanqueo
Denuncian deterioro y politización de la información económica con medio IBEX en los tribunales
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Alta evidencia del poder de las élites empresariales en la política de Chile y otros 7 países de AL
6 rectoras de universidades públicas urgen mayor liderazgo de la mujer en los órganos de gobierno
La universidad de los mares, prueba piloto para federar centros europeos y homologar titulaciones
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"No podemos aceptar que orinar plástico sea normal. Repito: ¿es ese el precio de la vida moderna?"
"Las redes sociales,de las mejores herramientas para que los científicos conecten con las personas"
Los bancos centrales no tendrán más alternativa que expandir competencias al mundo de la innovación
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Perdidos 11.410 millones en salarios y 4.803 en cotizaciones desde 2014 por las prácticas,según UGT
Planee trabajo digno aprobado en julio
La tasa de ´ninis´ (jóvenes de 15 y 24 años que ni estudian ni trabajan) baja a 12,4% tras su 18,6%
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
Universitarios de 7 países denuncian racismo, "despojo territorial, asesinatos y criminalización"
Carencias en salud,educación e infraestructuras encienden el mapa de protestas en América Latina
Telefónica, dispuesta a vender 8 filiales latinoamericanas para poner su foco en Europa y área Tech
TENDENCIAS Ampliar +  
El fundador de Huawei, líder global 5G,descarta otra guerra fría y urge mejorar sistemas educativos
2019 hace historia como año desglobalizador por la guerra EEUU-China,que llega a España y suDefensa
Tendencia a la desglobalización de comercio, capitales y personas, según "Economistas"


¿Están agotados o nos agotarán neoliberalismo y capitalismo?

El postcapitalismo que viene con el Foro de Economía Progresista


El Foro de Economía Progresista se viste este jueves y viernes de largo en el espacio Eco de Madrid, con una pregunta sugestiva: "El neoliberalismo, un modelo agotado… ¿Y ahora qué?". A la luz del programa, la respuesta más atractiva y polémica la dará al final de estas I Jornadas Paul Mason: "Postcapitalimo". Esta es la apuesta llevada al título de su obra, que presentó en España a finales del pasado invierno, cuando hubo un encuentro de Mason con el Foro, gracias a Manu Escudero.
Infolítico 20 de octubre de 2016 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 La gestión del conocimiento en las sociedades indigenas actuales aún beneficia a todo el grupo
 El semestre europeo como muñidor de políticas de austeridad
 La crisis del Neoliberalismo
 Rebelarnos ante la tiranía de los especuladores
Entre la concurrencia es probable que haya menos acuerdo en si la ya larga década de crisis que trajeron las ideas y valores neoliberales será un golpe irreversible para ese sistema ideológico o podrá llevarse consigo al propio capitalismo. Quedará al menos oficializado el debate, que tal vez sea la mejor respuesta a la pregunta lanzada por los organizadores del encuentro, en su mayoría intelectuales del PSOE a Podemos.  

Digo oficializado porque es un debate que viene de muy lejos, ya más que secular. Lo novedoso es que ha sido acentuado por esta crisis en lo que respecta al conjunto del capitalismo, como sucedió a mediados del siglo XIX, cuando la rivalidad entre nacionalistas, liberales y socialistas básicamente dividió sobre todo a estos últimos entre anarquistas, comunistas y socialistas en sentido socialdemócrata. Ya sabemos que desde entonces se habrá cantado infinidad de veces la internacional. Pero su predicado no ha sido convertido en realidad como ansiaban los intelectuales y líderes del mundo trabajo. El capital sí ha celebrado su globalización o globalizaciones: mientras el sistema distribuye las injusticias o inequidades de las desigualdades, la titularidad de ese poder de la propiedad no solo se concentra exponencialmente en torno al 1% de la población mundial, sino que casi la mitad anda ya en manos de 65 personas o familias, de manera que mientras ya puede haber alimentos o fármacos para 12.000 millones de personas no llegan a una parte de los actuales 7.000 millones de terrícolas, que por su falta siguen muriendo por millones al año.
         
Algunos de estos datos los daba apenas hace una semana en el Colegio de Economistas de Madrid Rapfael Nagel, al presentar su libro Turbocapitalismo: los maestros de la quiebra (Kant Ediciones). Aún más fuerte era su conclusión de que vivimos “crisis de democracia, banca y moneda con los medios de comunicación corrompidospor los poderes económicos de este capitalismo acelerado con turbo. Los integrantes del Foro discutirán si además hay crisis del neoliberamo, y no solo como dice Nagel por “un capitalismo agresivo en el que la avaricia de los grandes capitales por ganar mucho dinero con muy poco esfuerzo ha perjudicado a gran parte de la sociedad”. También porque el modelo extendido por el neoliberalismo choca con las tres dimensiones requeridas por el desarrollo sostenible: económica, mediambiental y social.

Las causas y los detalles de algunos de sus efectos son sobradamente conocidos a estas alturas. La expresión turbocapitalismo fue acuñada por el economista norteamericano Edward Luttwak y allá por 1996, dándola a conocer en su libro Turbocapitalismo. Quiénes ganan y quiénes pierden en la globalización (Planeta-Crítica). Luttwak mostraba cómo la desregulación, la privatización y el cambio tecnológico han acelerado este proceso de globalización que corroe el tejido social, que crea algunos nuevos ricos y muchos pobres, a los que tan sólo ofrece empleos inseguros, salarios estancados, una marginación que está llenando las cárceles del mundo entero y una profunda angustia ante un futuro incierto. Cómo conservar la eficacia creadora de este turbocapitalismo y evitar al propio tiempo sus corrosivos efectos sobre la sociedad, las familias y la cultura, era presentado en el libro como el gran reto a que habrán de enfrentarse los hombres y las mujeres de nuestro tiempo.

Sin embargo, esos tan corrosivos efectos estamos lejos de captarlos adecuadamente. No vienen solo a mi juicio de las intangibles instituciones configuradas por el neoliberalismo a imagen y semejanza de sus valores, sino especialmente a través de las infraestructuras que aportan las tecnologías de la información al cambio disparado en las relaciones sociales de todo tipo. Como ya hace dos décadas vaticinamos con acierto José B. Terceiro y yo en nuestro libro Digitalismo: el horizonte sociocultural emergente, las relaciones sociales que surjan serán la principal consecuencia de la revolución digital. Entonces explicamos que lo mismo que el capitalismo mercantil fue suplementado y desplazado por el industrial, y luego este por el financiero, ahora empezamos a vivir el capitalismo digital.

Dos décadas después de ese acelerado cambio en las relaciones sociales, base para Carlos Marx de los modelos de producción, la duda es si pese a los avances y modernizaciones tras las formas de esclavitud mercantiles e industriales diluidas por las sucesivas oleadas de derechos generada por las respuestas y conflictos sociales, y luego tras las financieras que ha recordado e incluso endurecido la actual crisis, las estructuras económicas nos llevarán a formas de esclavitud digital. No hace falta recordar que 18 de las 20 empresas globales más  capitalizadas del mundo no existían o al menos ni siquiera estaban en el mercado de acciones hace dos décadas y hoy lo dominan claramente.

El caso es que, frente a las disfunciones crecientes del modelo económico neoliberal, el Foro de Economía Progresista viene para decir que sí existen alternativas de transición a una economía más justa: “No tenemos una respuesta de salida y por ello concebimos el trabajo como una “marcha” hacia terrenos poco conocidos, con el enriquecimiento de diferentes disciplinas y apoyada en la generosidad de los participantes en el Foro para incorporar todos los elementos valiosos con los que vayan contribuyendo sus miembros. Respecto a nuestro nombre, aunque creemos que el concepto de progreso no puede limitarse a la concepción material y productivista dominante, hemos optado por denominar a este Foro como progresista en el sentido de que los que participamos en él partimos de una tradición ideológica de izquierdas, nos adherimos a sus valores básicos de libertad, igualdad, fraternidad y solidaridad, y queremos usarlos como guía para enfrentar la realidad del siglo XXI. El Foro quiere ser un lugar incluyente de encuentro, abierto a los intelectuales comprometidos que partan de dichos valores y quieran contribuir en la búsqueda que iniciamos”.

En suma, el Foro de Economía Progresita quiere contribuir a "un espacio de diálogo libre, no atado a la coyuntura ni a disciplinas partidistas, que contribuya a la generación de una corriente de pensamiento económico alternativo frente al neoliberalismo y que supere también, en las condiciones del siglo XXI, los presupuestos ideológicos de la socialdemocracia del siglo XX.” Para ello nos interrogaremos, dice también en su presentación con el programa de estas I Jornadas,sobre la situación actual del sistema capitalista y el modelo neoliberal que ha adoptado, recogiendo las principales reflexiones existentes, aportando nuestro propio esfuerzo y dialogando con intelectuales que en otros países están buscando también respuestas a la actual situación”.

La profesora de historia Belén Moreno Claverías aclara con Cipolla las coordenadas de las ideas y sus sistemas durante el capitalismo, que tienen ciclos vitales, como sus protagonistas, además de parecer más lineales de lo que pensó Susan Strange. Del siglo VI al XVIII el mercantilismo, surgido durante aquel capitalismo mercantil, se preocupó de fomentar desde lo público el equilibrio de intereses ante la irregularidad de las cosechas, de configurar y regular el incipiente mercado. En el XIX del capitalismo industrial Adam Smith extendió desde el liberalismo la idea de que las autoridades públicas deben limitarse a velar por el funcionamiento del mercado.

En esa dinámica, las luchas sociales del XIX y principios del XX trajeron más Estado de la mano de las intervenciones en pro de ideales de igualdad y justicia defendidos por el socialismo y la socialdemocracia y concretadas en las sucesivas oleadas de derechos a la salud, educación, pensiones y desempleo que caracterizan el Estado de Bienesta. Pero lo sucedido desde los años 80 del siglo XX parecen evidenciar que la deslegilitación de lo público ha centrado las ideas y prácticas durante la extensión del neoliberalismo.

En efecto, desde los albores del siglo XXI de culminación ideológica y práctica del neoliberalismo no se dan las revueltas y revoluciones que se iniciaron por ejemplo ante la liberalización del mercado del trigo, cuando se empezó con esa autorización a especular con esa fuente de pan. Tampoco ante las violaciones de derechos reconocidos más recientemente, como el de información. Las muchas autorizaciones o liberalizaciones desde el esplendor neoliberal de Tatcher o Reagan no han lanzado multitudes a la calle por alzas de precios, ni se han producido asaltos como los de panaderías para reclamar el antiguo papel del Estado y otros organismos de gobierno garantes de la “economía moral”, entre otras razones porque la más fuerte acumulación de capital en cada vez menos manos se ha generado sin causar resistencias. El capitalismo neoliberal ha logrado sortear sus contraindicaciones, de manera que los mecanismos de expropiación y explotación resultan hoy más sofisticados, y así son aceptados por las mayorías.

Internacionalizado, globalizado, e incluso ya trasnacionalizado y por tanto travestido el capital, las internacionales del trabajo y de sus otros intereses siguen absortas, sin terminar de encajar los golpes de sus fracasos históricos, sin enterarse siquiera de lo que pasa para poder capitalizar al menos sus éxitos. De ahí que en la práctica no hay siquiera un debate potente y riguroso cómo acabar con el capitalismo. Le sustituyen otros como si el capitalismo acabará con la humanidad (esa es más o menos la coartada del desarrollo sostenible y la consiguiente reacción de la responsabilidad social corporativa) o si se diluirá como por arte de magia ante los avances de la ciencia y de la conciencia social. Así de cansino y desmovilizado el personal, en esto último andan algunos de los ponentes que pasarán por estas primeras jornadas del Foro de Economía Progresista.

La idea de que vamos hacia la dilución del capitalismo o al menos de su actual bastión ideológico liberal es la seguida por la mayoría de los grandes ponentes internacionales, desde Milanovic que según el programa inciso abrirá las sesiones hasta Mason que las cerrará, pasando por otros grandes del pensamiento actual, como Rodrick y Mintzberg.  La elección podría y hasta se ha simbolizado en dos ídolos musicales americanos, del otrora contestatario cuyas canciones hablan del tiempo meteorológico al que aún hoy prefiere hablar del tiempo económico, social y político: ¿Apuestas por Bob Dylan, que vende Chryslers y no recibe a los representantes de la Acadamia Sueca que le han dado por ello el Nobel de Literatura, o imitas a The Boss , ese Bruce Springsteen que sigue obsesionado por el maltrato de su padre obrero y acaba de declarar que el "El rock ha sido mi terapia contra la depresión"?
 

Otros asuntos de Blogs
Fórmulas para lograr ser un país más generoso
El infolitico, su digitalismo y capital para que las ´biotech´ se fusionen con el mundo analógico
La China de Xi, líder de la reglobalización en la cumbre del G-20
El peligro de Trump para la supremacía de EEUU
2ª renovación histórica del PSOE: hacia el Mercado posible y el Estado necesario
Tras el referéndum griego
Uniones pendientes para que Europa funcione
Europa combinará recortes y más incentivos al empleo juvenil
La desigualdad agita su agenda mundial
Tres descentralizaciones y un pacto necesario
Lejana recuperación aquí y en la Eurozona
Presupuestos para la desunión europea
Menor protección del consumidor europeo
Hacia la lejana unión europea
UE: Otro presupuesto contra el euro
Los triunfos de Obama y China y el fracaso europeo
El señoreaje de la prima de riesgo
Datos para ahuyentar mayor austeridad
Hora de reformas, no de más recortes
Los rescates: credibilidad contra matemáticas

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Indicadores comentados sobre el estado del sistema educativo español 2019 para entenderlo mejor
21 lecciones para el siglo XXI
Periferias. Nuevas geografías del malestar
Capital e ideología, un esquema para erradicar la desigualdad y superar el capitalismo
La mente económica.Importancia de pensar en clave económica
España, uno de los líderes europeos en "fintech" y "crowdfunding", y sólo el 17% sabemos lo que son
TESIS Y TESINAS
Alta evidencia del poder de las élites empresariales en la política de Chile y otros 7 países de AL
La inteligencia artificial supera barreras para el reconocimiento automático de lenguas de signos
España incumple el Tratado ONU de Discapacidad en áreas clave como integridad y consentimiento libre
Casi un tercio de los gobiernos autonómicos han sido de coalición,hecho insólito para el de España
Los recortes del 2% del PIB en el gasto social con la crisis fueron a pagar intereses de la deuda
Trabajar no garantiza superar la pobreza en América Latina y el Caribe, según CEPAL
1 Somos necesarios, aún así como estamos
2 El fundador de Huawei, líder global 5G,descarta otra guerra fría y urge mejorar sistemas educativos
3 Los economistas auditores, por extender de forma voluntaria a las pymes informes de sostenibilidad
4 Una obligación INELUDIBLE del Rey
5 Culpable de la crisis Española. "Ningún responsable"
6 Universitarios de 7 países denuncian racismo, "despojo territorial, asesinatos y criminalización"
7 Encuesta: ¿Cuánto sabes de las Fintech y de la digitalización de las finanzas?
8 Fórmulas para lograr ser un país más generoso
9 Ecología integral y Teología de la Liberación
10 Trump logra que OTAN extienda su foco al poder digital de China y veta los impuestos a sus GAFAS
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Celaá niega la evidencia:El artículo 27 de la Constitución avala el derecho a elegir centro docente
¿Te ocupas de la inteligencia artificial (IA), ya presente en tu vida?
Vivienda, emergencia climática y derechos y libertades civiles, también en el debate electoral
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS