domingo,24 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl PP entra en modo pánico electoral y tapa el escándalo Cifuentes...
La prensa, crítica, difunde abusos de la Universidad

El PP entra en modo pánico electoral y tapa el escándalo Cifuentes y la URJC, diseñada a su imagen

Redacción
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, clausuró este domingo la convención nacional del PP en Sevilla intentando transmitir ánimo a los militantes ante las elecciones municipales y autonómicas del próximo año. Lo hizo de un modo que diversos analistas juzgan de "pánico electoral", al no atender las críticas y querer tapar el escándalo del máster de Cifuentes y los abusos de cargos del PP en la URJC difundiendo viejas acusaciones de cargos del PSOE que exageraron su currículo como otros de PP

Sin embargo, la mayoría de la prensa impresa, que en este caso ha sido desplazada claramente por la digital en su función de control al poder, se muestra este lunes crítica con la reacción y estrategia del PP, mientras los medios digitales que revelaron el caso siguen sus denuncias de presuntos delitos e irregularidades, además de contextualizar las dimensiones del escándalo Cifuentes con la descripción de una Universidad Real Juan Carlos donde proliferan enchufes del PP y del repudio mayoritario del descrédito de la Universidad por sus alumnos. Los alumnos piden la dimisión de Cifuentes: "Intenta salvarse a costa de la reputación de la Universidad"La estrecha relación entre Cifuentes y el creador de la Rey Juan CarlosCifuentes prepara una ley de universidades que permitirá contratar a dedo a profesores "distinguidos"El apoyo de Rajoy a Cifuentes no consigue zanjar el debate interno en el PPLa Universidad se plantea retirar el título de máster a Cristina Cifuentes, después de que profesores y estudiantes lo plantearan a un rector que trata de superar su propio escán dalolo,  El PP apoyará la comisión de investigación del máster de Cifuentes si le permiten introducir comparecientes son algunas de las piezas incluidas este lunes por eldiario.es que destapó el caso.

Mientras, la CadenaSer,  cuyo programa de de Pepa este lunes tuvo que realizarse desde una furgoneta y bajo toldos a las puertas de la URJC porque esta universidad le negó el acceso a su espacio público, difundía que en la Universidad pública Rey Juan Carlos trabajan como profesores o como personal administrativo decenas de familiares de políticos del PP, de rectores y de altos cargos de esta institución académica madrileña. Se trata de esposas, hijos, hermanos, sobrinos, primos o cuñados, entre ellos Margarita Cifuentes,hermana de la propia Cristina Cifuentes; la prima de Ruíz Gallardon, Isabel Ruíz Gallardon de la Rasilla; la sobrina de Mayor Oreja, Isabel Mayor Bastida; la cuñada de Francisco Granados, María del Mar Alarcón o Javier de Esteban, el hijo de un miembro de la Junta Electoral Central nombrado por el PP Alonso de Esteban, exdecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

En la URJ, creada en 1996 por Ruíz Gallardon y siempre destacada por su fuerte vinculación con el PP pese a reunir 45.000 alumnos y 1.500 docentes, también tiene plaza de profesor Fernando García Rubio a quien el juez Velasco vincula con la Operación Púnica. Y otro implicado en la misma trama de corrupción del PP, el exdiputado en la asamblea de Madrid y ex alcalde de Móstoles David Ortiz.Es llamativo además el número de familiares de los que fueron rectores en esta universidad pública:Trabajan la mujer y la cuñada de Pedro Gonzalez Trevijano, actualmente magistrado del Constitucional promovido desde el PP, María Teresa y Mónica Martín del Peso;  la esposa de Fernando Suárez, María Teresa Martialay; y dos hijos de otro rector, de Rogelio Pérez Bustamante, Diana y David Pérez Bustamante. Y está contratado Mariano Sánchez Magdaleno, el hermano de María Teresa Sánchez Magdaleno, la todopoderosa gerente general de la Universidad hasta febrero cuando fue cesada.

Rajoy apela a los militantes con mejora económica y Cataluña

Rajoy se mostró en la convención de Sevilla convencido de que los votantes premiarán al PP por su gestión económica, por haber salvado a España del rescate y por defender la unidad nacional frente al desafío separatista catalán, horas después de que se difundiera el último sondeo electoral: Podemos es el único partido que sube en el sondeo de Metroscopia (EL PAÍS), que sitúa al partido liderado por Pablo Iglesias a tan solo 0,8 puntos del PSOE. El sondeo sigue apuntando una victoria electoral de Ciudadanos, con el 28,7% de los votos, por delante del PP (20,4%), PSOE (19,1%) y Unidos Podemos (18,35). La formación que preside Albert Rivera detiene el ascenso iniciado en octubre de 2016, a pesar de que su ventaja sobre el PP ha aumentado de 7,4 a 8,3 puntos en el último mes. Los populares han descendido 1,1 puntos en tan solo un mes, mientras que el PSOE pierde tres décimas. Albert Rivera sigue siendo el líder político mejor valorado, por delante de Pedro Sánchez, Mariano Rajoy y Pablo Iglesias..

"Salgamos a ganar. Porque la historia demuestra que cuando gana el PP, siempre gana España", afirmó en un intento de animar a sus militantes ante el auge que los sondeos pronostican para Ciudadanos. Pero además de criticar a quienes "no han gobernado jamás", el líder del PP también cargó contra quienes "no han sabido gobernar", en alusión al PSOE, a cuyos dirigentes acusó de "prometer todo, gratis, sin límites, sin compromiso y sin responsabilidad". El líder del PP llamó a los socialistas a que contribuyan a los acuerdos que necesita España, en lugar de "cultivar la Memoria Histórica, crear un Estado federal, intentar la supresión de las reformas del Gobierno…". Pero Rajoy cree que a los españoles les iría todavía peor con Podemos. "Hay otros que son peores porque, puestos a buscar modelos, prefieren picotear en Irán o en Venezuela", señaló en alusión a los dirigentes de la formación liderada por Pablo Iglesias.

La situación en Cataluña también tuvo cabida en el discurso de Rajoy, que destacó la respuesta del Gobierno del PP "al mayor desafío que puede afrontar un país: el ataque a nuestra soberanía nacional". En su opinión, la aplicación del artículo 155 de la Constitución ha sido clave para defender la unidad nacional y la soberanía de todos los españoles. Lo más urgente ahora, según el jefe del Ejecutivo, es que Cataluña cuente con "un presidente viable" que respete la ley, gobierne para todos los catalanes y trabaje para reconstruir la convivencia rota por el proceso independentista. Además, se mostró convencido de que "más pronto que tarde, todo lo que estamos viviendo será un recuerdo, un mal recuerdo en la historia centenaria de un gran país que es el nuestro". "Que nadie lo dude -concluyó-, "España seguirá unida, admirada en el mundo y siendo un ejemplo de democracia, libertad y respeto a los derechos de las personas.

Ángel Garrido, portavoz del PP en la Comunidad de Madrid, reclamó a los dirigentes del PSOE que expliquen si conocían con antelación la información publicada por el diario EL MUNDO que asegura que un profesor de la Universidad Rey Juan Carlos, militante socialista, fue quien desveló el caso ("Soy un funcionario que cumple su obligación", ha declarado a SER) para vengarse por la decisión de la exconsejera de Educación Lucía Figar de suprimir el grado de Sociología, materia de la que era docente. Garrido acusó directamente a los socialistas de estar detrás de una "trama delictiva" urdida para desacreditar a Cifuentes.

Este portavoz reflejaba la estrategia elegida por el PP en este caso, consistente en acusar a los demás para tapar sus vergüenzas, mientras se empezaban a difundir coartadas como noticias y se destapaban con exageración (muchas veces desde perfiles anónimos en Twitter luego replicados en forma de campaña) viejas historias de cargos del PSOE que exageraron sus currículos, pese a no llegar a los extremos de presuntos delitos denunciados a la Fiscalía, mentiras (más de 15) y escándalos que rodean al caso Cifuentes.

Rivera responde a las críticas de Rajoy

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, respondió a las críticas vertidas por Mariano Rajoy contra su formación en el cónclave que los populares han celebrado este fin de semana en Sevilla. "Una convención para atacar a Ciudadanos y tapar con aplausos las vergüenzas de los suyos. Luego se enfadan porque cada día pierden más votantes", escribió Rivera en su cuenta de la red social Twitter.

Desde el PSOE, su secretario general, Pedro Sánchez, criticó ayer al PP por seguir sin pedir a Cristina Cifuentes que dimita, y a Ciudadanos por no apoyar la moción de censura contra la presidenta de la Comunidad de Madrid que los socialistas han propuesto en el Parlamento autonómico. "Rivera y Rajoy, Rajoy y Rivera, hacen un tándem perfecto: el PP mete la mano y Rivera les echa una manita", afirmó el líder socialista

Por su parte, Ciudadanos sigue amenazando al PP con pedir la dimisión de Cifuentes si los populares no apoyan la comisión de investigación que quieren que se cree en la Asamblea de Madrid. "Ayer el PP dijo que iba a apoyar la comisión de investigación pero lo dijo con la boca pequeña. Ya están empezando a deslizar excusas", señaló ayer Ignacio Aguado, portavoz de Cs en la Asamblea.

La prensa impresa refleja la crisis del PP

"Los aspavientos, las ovaciones de los populares en la convención de Sevilla, no engañan a nadie. Son simple pánico", resumía su análisis de este lunes Iñaki Gabilondo.

Los diarios impresos destacan en sus informaciones que los ataques a Ciudadanos y la polémica sobre el máster de Cristina Cifuentes en la Universidad Rey Juan Carlos han marcado la convención nacional del PP. "El caso Cifuentes frena el plan del PP para hacer frente al auge del partido de Rivera", titula EL PAÍS su información en páginas interiores. EL MUNDO, por su parte, dice en portada que "Rajoy ridiculiza a Rivera pero no renueva el mensaje del PP". En su sección nacional, ABC titula: "Rajoy eleva la autoestima al PP para ganar a los 'parlanchines' de Ciudadanos". Según destaca LA RAZÓN en primera, el líder del PP ha trasladado "en privado" a los dirigentes del PP la "alerta" por el auge de Ciudadanos en los sondeos. LA VANGUARDIA destaca en su portada una de las frases de Rajoy referida a Cataluña: "Quisieron romper la unidad de España y no lo han conseguido". He aquí el resumen de sus editoriales

 

El PP y Rajoy siguen sin afrontar su declive (EL PAÍS): Los populares querían lanzar en su convención nacional un mensaje firme para intentar recuperar a sus votantes. Sin embargo, la puesta en libertad de Puigdemont y el caso Cifuentes han dado al traste con sus expectativas. El PP da síntomas de incapacidad para afrontar el declive que le adjudican las encuestas. Respecto al caso Cifuentes, ha recurrido de nuevo a su vieja receta frente a la presunta corrupción de uno de los suyos: cierre de filas y puesta en marcha del ventilador; demostrando su escasa voluntad de combatir la mala política. El PP llegó a Sevilla con ánimo de erosionar a Ciudadanos y ha tenido que aceptar a regañadientes su apoyo a la comisión de investigación promovida por la formación naranja. Los errores del PP y su falta de reflejos quizá no pasen tan inadvertidos como antes en las urnas.

 

Ocasión perdida para el PP (EL MUNDO): El PP quería tomar impulso para las próximas elecciones lanzando un mensaje renovado, pero le han estallado en pleno cónclave dos espinosos asuntos: el caso Cifuentes y la puesta en libertad de Puigdemont. Así, su convención ha sido otra oportunidad perdida para una catarsis cada vez más urgente. Un problema de los partidos es el anquilosamiento de su funcionamiento interno. Las cúpulas, y en este caso quien preside el PP, se convierten en un tapón que frena la regeneración y la renovación. Rajoy tiene en sus manos permitir o no una profunda transformación que atraiga a millones de votantes desencantados. El inmovilismo puede ser letal para el PP. En Sevilla no ha habido ni ideas nuevas ni planes de futuro ni soluciones a los graves problemas políticos del país. Rajoy se limitó a ridiculizar a Ciudadanos. Flaco favor hará al PP y al país si sigue parapetado en la estrategia del marianismo de no hacer nada que ya escampará. Porque, a lo peor, resulta que no.

 

El PP se encalla entre Cifuentes y Puigdemont (LA VANGUARDIA): Los populares aspiraban a levantar la moral de los suyos con anuncios y proyectos de calado, pero el marrón del máster de Cifuentes ha ensombrecido su convención. Si la presidenta madrileña fuera forzada a dejar el cargo, el PP no dispone de primeros espadas para relevarla. Además, la puesta en libertad de Puigdemont ha planeado sobre el cónclave popular porque su libertad ha sido un duro golpe a la estrategia del PP en la crisis de Cataluña. Ayer, Rajoy no se refirió al caso Cifuentes pero sí a la cuestión catalana. Presumió de que Puigdemont no era presidente gracias a la actuación del Gobierno y volvió a pedir la formación de un Govern que respete la ley. Rajoy criticó a la oposición y desacreditó a Cs y a su presidente, dejando claro que la estrategia del PP será ningunear al partido naranja.

 

De interés

Artículos Relacionados