viernes,1 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSEl presidente de los rectores colocó a un amigo a dedo en...
Corrupción en las aulas

El presidente de los rectores colocó a un amigo a dedo en un hospital universitario

el mundo
Ignacio Berdugo Gómez de la Torre, rector de la Universidad de Salamanca y flamante presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), ha colocado a dedo como catedrático especialista de área del Hospital Universitario de la provincia a un amigo íntimo sin que su plaza pasase por los trámites obligatorios que exige la ley.

El beneficiado es Julio Ignacio Fermoso García, su antecesor en el cargo, quien fue nombrado directamente y ad personam, hace más de un año, catedrático vinculado con plaza de Facultativo Especialista de Area (FEA) de Neurología del citado Hospital Universitario sin seguir los procedimientos reglamentarios.

Contra la plaza dada han presentado recurso contencioso-administrativo, ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, dos gigantes como la Sociedad Española de Neurología (SEN) y la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos. Se estudia además la comisión de un posible delito de prevaricación.

Fermoso fue rector de la Universidad de Salamanca entre 1986 y 1994, pasando su cetro a Berdugo. ¿Qué irregularidades han existido en el nombramiento? La historia podría ser uno más de los enjuagues que anidan en los departamentos de los campus.Pero el caso es que ésta tiene por protagonistas a dos cabezas de cartel: un ex-rector y el actual presidente de los rectores.

Para empezar, la propuesta de creación de la plaza de Fermoso no tuvo un informe previo del Departamento de Medicina y del centro correspondiente, tal y como indica la Ley de Reforma Universitaria (a la sazón vigente). En segundo lugar, no existía una dotación presupuestaria previa al nombramiento, como es menester. En tercer lugar, no se publicó la convocatoria de la plaza en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para que concurriesen los candidatos que así lo desearan.

Antecedente similar El esquema es similar al de otra colocación a dedo previa desactivada por la Justicia, con los mismos implicados: en 1996, Berdugo le dio a Fermoso un cargo, el de jefe de servicio de Neurología del mismo hospital. Entonces, la Sociedad Española de Neurología (SEN) demandó a la Universidad de Salamanca. Y la Justicia le dio la razón a la SEN.

 

El 18 de marzo de 2000, la Sección Séptima de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid falló a favor de los denunciantes y anuló la plaza de jefe concedida a Fermoso. Para ejercer como tal había que tener cinco años de ejercicio. Fermoso no los tenía.

En la resolución del día 3 de abril de 2001, publicada en el BOE 115 de 14 de mayo, Fermoso es retirado de su puesto, «en cumplimiento de la decisión judicial», y nombrado de inmediato, un párrafo después, Facultativo Especialista de Area exactamente con el mismo procedimiento: ningún requisito cumplido. Firmaban la resolución el director general del Insalud, Josep María Bonet y su amigo Ignacio Berdugo.

«La sentencia fue favorable a la SEN, que solicitó su ejecución el 21 de octubre de 2001, es decir, el doctor Fermoso dejó de ser el jefe de servicio del Hospital Universitario de Salamanca», se lee en un boletín interno de la Sociedad Española de Neurología.«Sin embargo, una vez ejecutada la sentencia, al doctor Fermoso se le adjudicó una plaza de FEA vinculada a la plaza de catedrático».

Aparte de los citados preceptos incumplidos, los abogados consultados por este periódico señalan otra legislación que podría haber sido vulnerada.

Según consta en la Ley General de Sanidad, «las plazas vinculadas se proveerán a través de un concurso, en el que podrán participar los candidatos que reúnan los requisitos señalados en la Ley Orgánica 11/1983 de Reforma Universitaria».

El artículo tres, apartado b, de la Ley 30/1999, de Selección y Provisión de personal estatutario de los Servicios de Salud establece que «la selección y provisión de plazas de personal estatutario se rige por el principio de igualdad, mérito, capacidad y publicidad».

«Caciques locales» El asunto es que, de las 14 funciones que puede realizar la citada Comisión Mixta Insalud/Universidad de Salamanca (de la que Berdugo era presidente ese año), ninguna capacita para nombrar a alguien directamente.

 

«Aquí hay un control absoluto de los caciques locales, que andan uña y carne con el rector», explican fuentes hospitalarias consultadas.«Las dos grandes empresas de aquí, el Insalud y la Universidad de Salamanca, se cubren para no pisarse la manguera».

Ignacio Berdugo, rector de Salamanca y máximo cargo de la CRUE, se ha caracterizado por ser uno de los más arduos opositores a la nueva Ley Orgánica de Universidades alumbrada por el Gobierno popular.

En el primer Congreso de Corrupción en la Universidad que se celebró hace algo más de un mes, los casos de Salamanca tuvieron un lugar destacado en las ponencias..


«El sistema se está pudriendo»

MADRID.- El creciente malestar de varios de los colaboradores del equipo rectoral de Ignacio Berdugo quedó patente antes del verano. Entre mayo y junio, tres vicerrectores (algo así como los ministros de la universidad) dimitieron de sus cargos en Salamanca. Dijeron adiós uno tras otro, el vicerrector de investigación, el de planificación académica y el de docencia. El argumento blandido, la «incomodidad» con la forma en que Berdugo comanda la institución. La desbandada ha incomodado al entorno del rector, pues llegó sólo unos meses antes de las elecciones, a celebrar en breve.Desde el año 94 lleva Berdugo en el cargo, y aspira a su tercer mandato consecutivo.

 

Tal y como evidencian los continuos viajes del rector a Latinoamérica, la Universidad de Salamanca tiene cada vez más proyección al otro lado del Atlántico. «El sistema de gestión universitaria se está pudriendo: muchos profesionales valiosos se van desilusionados, las promociones se hacen a dedo y por amiguismo y hay un absoluto nepotismo», relata un investigador de la Universidad que pide anonimato.

«Y lo peor, esto se está convirtiendo en un erial de la crítica».

De interés

Artículos Relacionados