viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl presidente del Constitucional defiende su militancia tras ocultarla al Parlamento
Escándalo y debates sobre incompatibles y su influencia

El presidente del Constitucional defiende su militancia tras ocultarla al Parlamento

Redacción
Sin lograr el apoyo que pidió ayer a sus colegas, Francisco Pérez de los Cobos dice ahora que ser magistrado y pertenecer a un partido es compatible, a pesar de que lo ocultó al Parlamento y de las dudas jurídicas, éticas y políticas que presenta el caso.

Esta polémica se produce días después de que EL MUNDO informara que jueces del Constitucional propuestos por el PP controlarán las salas y las secciones, así como de una serie de acusaciones de politizar la justicia. Hoy mismo algún medio conservador como LA GACETA atribuye al voto de tres magistrados progresistas el que el Tribunal Supremo anunciara ayer el archivo de la causa por tráfico de influencias contra el exministro de Fomento José Blanco, porque la Sala de lo Penal considera que los hechos que se han conseguido probar en la instrucción "no son subsumibles en el tipo penal de tráfico de influencias" y que la motivación de la resolución del Ayuntamiento de Sant Boi para otorgar la licencia al amigo de Blanco "fue técnica".

El Constitucional negó ayer en una nota de prensa la incompatibilidad y su presidente defendió haber militado en el PP siendo magistrado del alto tribunal y solicitó de sus compañeros una declaración institucional en su apoyo, pero no lo logró, mientras ayer siguieron las críticas por haber ocultado esa situación al Parlamento al acceder an cargo. En los tres años que lleva en su cargo decidió sobre casos presentados por su partido, cuando lo habitual en las empresas es que al dirimirse cuestiones que afectan al interés de sus consejeros o directivos estos se ausenten o al menos se abstengan. El PP fija como deber del afiliado “cumplir las directrices” políticas.

 

El magistrado solo admitió su afiliación tras su publicación en EL PAÍS, según recuerda hoy este diario, que hoy informa que el afectado convocó de urgencia un pleno con otros siete magistrados y se escudó en la supuesta legalidad de esta militancia. Esta es discutida por algunos juristas, a pesar de que hay precedentes de militantes del PSOE y de otros partidos que accedieron a puestos en el Constitucional, aunque no lo ocultaron en su declaración al Parlamento como Pérez de los Cobos. Esta ocultación fue considerada éticamente inadmisible por la mayoría de los juristas consultados y de las asociaciones de jueces.

El PP impone en sus estatutos a sus afiliados la obligación de “cumplir las directrices de la dirección”. El PSOE exigió que el magistrado se explique en el Congreso de los Diputados. 

En ningún momento se planteó, ni nadie dentro del tribunal se lo sugirió, su dimisión. Francisco Pérez de los Cobos comunicó a sus compañeros magistrados que actualmente ya no es afiliado del PP. No dijo cuándo se dio de baja ni, oficialmente, contestó, posteriormente, a dicha cuestión. Fuentes del PP sí confirmaron que se ha dado ya de baja sin precisar la fecha.

En cualquier caso, el principal problema al que se enfrenta ahora el tribunal es el del futuro. “Ahora que parecía que podíamos reencaminarlo, pasamos a dar la impresión de tribunal poco serio”, decía uno de sus miembros.

Diferencias en la prensa

El asunto, sin embargo, no ocupa posiciones editoriales detacadas en la mayoría de la prensa, con diferencias entre los medios que tratan el asunto. EL PAÍS  dice que el asunto “agrava la crisis de credibilidad de las instituciones". "Varias de ellas se encuentran afectadas por problemas partidistas, pero la sociedad tiene que fiarse, al menos, de la imparcialidad e independencia del intérprete máximo de la Constitución, encargado de resolver asuntos tan controvertidos como el proceso soberanista de Cataluña, la reforma laboral o la legislación del aborto, además de la garantía de los derechos y libertades. Por eso, esta vez se ha llegado demasiado lejos".
"La militancia de Pérez de los Cobos fue mantenida en secreto durante dos años y medio” "Su autoridad para mantenerse al frente del Constitucional queda cuestionada. Él mismo debería ser el primero en extraer las debidas consecuencias".

“Feo, muy feo”, titula en LA VANGUARDIA su artículo el director, J. Antich: "No deja de ser un problema que el TC no levante el vuelo y quede a salvo de conflictos que no ayudan a una institución fundamental".

Por el contrario, 
LA RAZÓN considera este asunto en un suelto una “
Maniobra contra el nuevo Constitucional”: El TC recordó ayer que la militancia en un partido no es incompatible con ser uno de sus magistrados. Detrás de la andanada contra Pérez de los Cobos hay una maniobra de deslegitimación de la nueva composición del TC y, de paso, u n ataque a la estabilidad de una institución clave del Estado". 



 

Más noticias y opiniones sobre el caso:

El presidente del TC defiende su militancia en el PP ya de magistrado

Rubalcaba pide la comparecencia urgente de Cobos en el Congreso

Pons: “A este paso va a ser punible haber votado al PP”

De interés

Artículos Relacionados