martes,25 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl Proceso de Bolonia, el gran reto del Gobierno para el año...
Adaptación

El Proceso de Bolonia, el gran reto del Gobierno para el año nuevo

ibercampus.info
El Ministerio de Ciencia e Innovación, dirigido por Cristina Garmendia, afrontará en el nuevo año la recta final para la reforma del sistema universitario español mediante la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), conocido como Proceso de Bolonia, a pesar de las protestas estudiantiles para paralizar la iniciativa europea. El movimiento ´antibolonia´ ya ha avisado de que "recrudecerá" su oposición después de Navidad.

 

Manifestaciones y encierros en facultades de toda España contra Bolonia; protestas de rectores ante el departamento de Garmendia por el movimiento "creciente" y con "consecuencias imprevisibles" frente al Espacio Europeo; denuncias de los estudiantes e ingenieros de Informática por no tener un título universitario con competencias profesionales como el resto de las ingenierías; y la desaprobación de los grupos parlamentarios sobre la gestión del Gobierno en materia universitaria, completan las quejas del año que acaba.

Este proceso, que implica modificar las carreras con el fin de hacer homologables los estudios en toda Europa, comenzó a gestarse en 1999 con la Declaración de Bolonia, pasando por los distintos gobiernos, tanto del PP como del PSOE y tiene como límite el año 2010.

No obstante, hasta el año 2015 los estudiantes que cursen titulaciones conforme a los planes actuales tienen garantizado el derecho a continuar en el régimen en el que hayan iniciado sus estudios, si bien pueden optar voluntariamente por incorporarse a los nuevos títulos.

Con el inicio de la nueva legislatura, las competencias en materia universitaria pasaron del antiguo departamento de Educación al nuevo Ministerio de Ciencia e Innovación, que tuvo que ponerse al día en la adaptación a Europa. Sus críticos señalan que esta transformación de los estudios superiores supone la mercantilización de la universidad y la cesión de su control a las necesidades de las empresas.

En el último pleno del año en el Senado, la ministra de Ciencia e Innovación advirtió, sobre el EEES, de que su construcción es "irreversible" y acusó a la oposición de "oportunista" por criticar la gestión del Ejecutivo y "dar alas" a los colectivos antisistema que, a su juicio, "de forma minoritaria" intentan bloquear la iniciativa europea.

Sin embargo, los máximos responsables de al menos cinco campus públicos –los de la Autónoma de Barcelona, Barcelona, Complutense de Madrid, Sevilla y Valencia–, donde se han producido las principales protestas y encierros, comunicaron a la ministra su preocupación por el impacto que en sus centros estaba teniendo el movimiento ´antibolonia´. Asimismo, pidieron la implicación del Ejecutivo para informar a la opinión pública y a los estudiantes sobre esta iniciativa europea, mediante una campaña similar a la del euro.

Tras este encuentro, los rectores valoraron el apoyo del Gobierno y señalaron que la confusión generada en torno al EEES se había producido por la difusión de "ciertas falsedades" en torno al proceso, que, a su juicio "es positivo para la sociedad". Sin embargo, el dirigente de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, insistió en que los rectores se han sentido durante todo este tiempo "muy solos".

Sólo 16 de los 48 campus ofrecerán nuevos grados

Algo más de la mitad de los campus españoles, 16 de los 48, tanto públicos como privados, ofrecerán el próximo curso 2009-2010 nuevas titulaciones adaptadas a Bolonia. Entre los que han asegurado que no impartirán el curso que viene ningún plan de estudios adaptado por falta de tiempo, destaca la Complutense de Madrid, la Universidad de Barcelona, la de Sevilla y la UNED.

De la oferta de 162 nuevos títulos, verificados por la Agencia Nacional de Evaluación y Calidad de Acreditación (ANECA) y posteriormente aprobados por el Consejo de Universidades, 84 se corresponden con estudios del área de Ciencias Sociales y Jurídicas; 41 a Ingenierías y Arquitectura; 34 del área de la Salud; 30 de Artes y Humanidades; y 11 de Ciencias.

Los informáticos reclaman que se regule su profesión

Por su parte, los estudiantes de Ingeniería Informática y técnica han protagonizado en el último trimestre de 2008 dos manifestaciones para exigir la regulación de su profesión; una protesta que se ha visto agravada con la construcción de EEES, ya que esta carrera por la falta de regulación profesional -competencia del Ministeriode Industria-, a diferencia del resto de las ingenierías, no cuenta con las fichas de competencias, que establecen los criterios comunes que las 86 facultades de Informática de España.

"Queremos denunciar el riesgo que supone para la economía del país que el Ministerio de Ciencia e Innovación haya propuesto la estructura de todos los títulos universitarios de ingeniería, excepto el de Informática", han reiterado los estudiantes, para añadir que esta situación se traduce en "desprecio" y "abandono" hacia los 132.000 titulados y 83.500 estudiantes.

El último Consejo de Ministros del pasado viernes aprobó las condiciones de los planes de estudio de ingenieros e ingenieros técnicos con profesiones reguladas, de acuerdo con el Real Decreto sobre la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales de la Secretaría de Estado de Universidades, aprobado en 2007, quedando fuera de este grupo la Ingeniería Informática y la técnica.

De interés

Artículos Relacionados