jueves,26 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónEl programa de la gestora del PSOE excluye derogar la reforma laboral...
Su mentora Díaz calla y PP y C,s rozan la mayoría absoluta

El programa de la gestora del PSOE excluye derogar la reforma laboral del PP y va contra Sánchez

Redacción
La ponencia económica que el PSOE debatirá en el congreso de junio, realizada por la gestora, no incluye la derogación de la reforma laboral, reclamada en las últimas elecciones y contra lo anunciado por la facción del defenestrado Sánchez. Esa estrategia económica intenta descalificar a este y dice huir de "recetas milagrosas" porque España necesita gobiernos "sensatos" y políticos alejados del populismo. Entre tanto, PP y C´s rozan de nuevo la mayoría absoluta y Susana Díaz oculta intenciones.

El "populismo, la demagogia y la simplificación" a las que pretende descalificar Fernández estarian también dentro del PSOE y justo en ese punto crucial del programa laboral, porque el documento presentado cinco días antes por  el en secretario general Pedro Sánchez, depuesto por la rebelión de los barones encabezados por Susana Díaz, incluye esa derogación de la reforma laboral del PP como el primero de los siete elementos centrales para cambiar el modelo laboral con el fin de "apostar por soluciones que garanticen nuestro futuro como un país con empleos de calidad y salarios dignos, donde el trabajo productivo reciba remuneraciones apropiadas": 

  • "La derogación de la reforma laboral aprobada por el PP que ha aumentado la precariedad, los bajos salarios, las desigualdades y el riesgo de pobreza.
  • Promover una alianza de los socialistas con los sindicatos con el doble objetivo de desarrollar un modelo de crecimiento y un marco laboral basado en el dialo- go social y la negociación colectiva, y promover nuevas formas de organización de los trabajadores a tiempo parcial, del trabajo autónomo y de los trabajado- res y trabajadoras independientes.

  • Potenciar la estabilidad y la calidad en el empleo, la reducción de la tempora- lidad y la utilización causal de la contratación, y mejorar la regulación y la pro- tección del empleo a tiempo parcial y del trabajo autónomo.

  • Fijar el Salario Mínimo Interprofesional, respetando el dialogo social, en 1.000 euros mensuales para alcanzar el 60% del salario medio como establece la Car- ta Social Europea.

  • Desarrollar programas de políticas activas de empleo, con inversiones dotadas suficientemente, orientadas a la reinserción de las personas desempleadas: jó- venes, parados de la larga duración, mujeres y mayores de 45 años.

  • Respetar la autonomía colectiva de los interlocutores sociales para pactar acuerdos interprofesionales estatales, preservar la fuerza vinculante de los con- venios y suprimir la prioridad aplicativa de los convenios de empresa

  • Impulsar medidas destinadas a la democratización de las empresas, como la participación de los trabajadores en el gobierno de las grandes empresas, en la perspectiva seguida en Alemania y otros". 

La comisión gestora del PSOE presentó este sábado la ponencia económica que el partido debatirá en el congreso que celebrará el próximo mes de junio, dirigida por el polémico economista José Cárlos Díaz y en la que, según destacan los diarios, no se incluye la derogación de la reforma laboral. La estrategia económica de los socialistas huye, según sus responsables, de las "recetas milagrosas". "La credibilidad económica de hoy nos dará la credibilidad gubernamental", aseguró el presidente de la gestora del PSOE, Javier Fernández. En este sentido, defendió que España necesita gobiernos "sensatos" y políticos "alejados del populismo, la demagogia y la simplificación". En consecuencia, explicó que los socialistas no van a hacer "grandes promesas" sino propuestas "serias, que sean de verdad", que le den "credibilidad".

La "reformulación" de la socialdemocracia, el papel del Estado para "embridar" las impredecibles fuerzas de los mercados y cómo preservar el Estado de Bienestar son las bases sobre las que gira la ponencia económica del PSOE. Según explicó Javier Fernández, es necesario "reformular" la socialdemocracia para mantener el Estado del Bienestar porque es "el rompeolas de todas las crisis, es el patrimonio de los que no tienen patrimonio y el patrimonio de los socialistas".

La ponencia económica dirigida por el economista José Carlos Díaz critica la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP, pero en ningún momento plantea su derogación. Eso sí, los autores del documento responsabilizan al rescate bancario, la recesión y la reforma laboral de la "intensa deflación" salarial, en especial en las rentas más bajas. El modelo socialista, según explicó José Carlos Díaz, se cimentará en promover una "buena negociación colectiva" y crear un "marco de relaciones laborales" mediante el que se puedan aumentar los salarios y con ellos "pagar pensiones dignas". Así, la hoja de ruta a corto plazo pasa por recuperar "los salarios de 2011" para aumentar la "recaudación del impuesto sobre la renta y las cotizaciones sociales". El objetivo sería tapar "el agujero" que la reforma laboral ha provocado en el sistema público de pensiones y crear uno "más justo" en el que se aliente "el envejecimiento activo".

Susana Díaz sigue sin confirmar sus intenciones 

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, sigue sin desvelar si presentará su candidatura a la Secretaría General del PSOE, pero al mismo tiempo continúa con su gira por las agrupaciones socialistas de toda España. Ayer estuvo en Azuqueca de Henares (Guadalajara), donde fue presentada por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quien dijo que si Díaz da el paso para liderar el PSOE "no vale apoltronarse en las sillas del partido ni de las instituciones" si no se consiguen los resultados para los que se es elegido. "No conseguirlo, significa que tienen que entrar otros", añadió. Por su parte, Díaz destacó la "estrecha colaboración" que le une con el presidente castellano-manchego en la defensa, por ejemplo, de los servicios públicos y la igualdad en momentos que ella misma reconoció como "difíciles".

El coordinador de la ponencia política que el PSOE debatirá en su congreso de junio, Eduardo Madina, reconoce, en una entrevista concedida a LA VANGUARDIA, que los socialistas tardarán en "recuperar la credibilidad perdida" en los últimos años. En cuanto al modelo territorial, Madina defiende la reforma de la Constitución en clave federal que proponen los socialistas para hacer frente al problema de Cataluña. "Frente a quienes ven patrias puras o pueblos homogéneos, los socialistas tenemos una tradición de más de un siglo de historia donde lo que vemos son sociedades plurales, de ciudadanos plurales", señala.

PP y Ciudadanos rozan otra vez la mayoría absoluta en intenciones de voto 

De celebrarse elecciones generales en este momento, el PP vencería con el 32,2% de los votos, con los que los populares conseguirían una horquilla de entre 135 y 138 diputados, según un sondeo realizado por GESOP para EL PERIÓDICO. Este mismo diario atribuye una intención de voto del 14% a Ciudadanos, lo que permitiría a la formación liderada por Albert Rivera contar con entre 34 y 38 escaños. De acuerdo con estos resultados, PP y C's sumarían, en el mejor de los casos, 176 escaños, barrera en la que se sitúa actualmente la mayoría absoluta del Congreso de los Diputados.

Según el sondeo de GESOP, la segunda fuerza política más votada sería Unidos Podemos al lograr el 21,7%, con los que sumaría entre 71 y 74 escaños. Pese a que el PSOE sería el tercer partido más votado, con el 21,1% de los apoyos, superaría a Unidos Podemos en número de diputados, al sumar entre 79 y 82. ERC, con el 2,8% de los votos, lograría 9 o 10 diputados. El PDECat, por su parte, conseguiría 5 o 6 escaños, gracias al 1,4% de los votos.

El 71% de los catalanes apoya la celebración del referéndum

Por otra parte, el sondeo constata que los catalanes contemplan respuestas distintas al resto de los españoles en cuanto a la forma de hacer frente al futuro político de Cataluña. El 71,9% de los catalanes apoya la celebración del referéndum soberanista que pretende convocar la Generalitat, mientras que el 61,5% de los entrevistados en el resto de España rechazan su convocatoria. La reforma de la Constitución para convertir a España en un Estado federal es vista con buenos ojos en Cataluña (59,5% a favor; 29,4% en contra), mientras que genera división en el resto de España (45% en contra, 41,7% a favor

De interés

Artículos Relacionados