domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEl próximo 10 de septiembre, ¿el fin de la Tierra?
Todo listo para encender el LHC

El próximo 10 de septiembre, ¿el fin de la Tierra?

ibercampus.es/agencias
La cuenta atrás ha comenzado: quedan pocos días para que el mundo científico protagonice uno de sus mayores experimentos de la Historia. El primer intento de que un haz de partículas circule por el acelerador más potente del mundo, el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), se hará el próximo 10 de septiembre, a pesar de las advertencias de algunos científicos que aseguran que este experimento podría hacer desaparecer el planeta.

El acontecimiento está previsto en la sede de el CERN, el Laboratorio Europeo para la Física de Partículas situado en un túnel bajo la frontera franco-suiza.

En el LHC se emitirán haces siete veces más energéticos que los producidos en cualquier otra máquina anterior, y unas 30 veces más intensos cuando esté a pleno rendimiento, probablemente en 2010. Este acelerador, situado en un túnel circular de 27 kilómetros próximo a la ciudad suiza de Ginebra, es un prototipo único basado en tecnologías que no hubieran sido posibles hace 30 años.

El comienzo de una máquina de tales características no consiste en encender un interruptor.  Las pruebas han sido largas, y se iniciaron con el enfriamiento de cada uno de los ocho sectores que la integran. Posteriormente se realizó el test eléctrico de los 1600 imanes superconductores del LHC y su encendido individual. A continuación se activaron juntos todos los circuitos eléctricos de cada sector, y más tarde los ocho sectores a la vez para operar como una sola máquina.

A finales de julio este trabajo estaba casi concluido, con los ocho sectores a su temperatura de operación, 1,9 grados por encima del cero absoluto (-271°C). La siguiente fase del proceso es la sincronización del LHC con otro acelerador, el Súper Sincrotón de Protones (SPS), que es el último eslabón en la cadena de inyección del LHC. La coordinación temporal entre ambas máquinas se realiza con una precisión de una fracción de nanosegundo. El primer test de sincronización está previsto para este fin de semana, en el que el haz de partículas circulará en el sentido de las agujas del reloj, y el segundo se realizará en las próximas semanas.

Pruebas

Las pruebas han sido realizadas para asegurar que la máquina esté lista para acelerar y colisionar los haces de partículas a una energía de 5 teraelectronvoltios (TeV) por haz, el objetivo energético fijado para 2008. Una vez los haces estables estén circulando se producirán las primeras colisiones, y el paso final será alcanzar los 5 TeV previstos, llevando la investigación en física de partículas hacia una nueva frontera. El jefe del proyecto del LHC, Lyn Evans, ha señalado: Estamos acabando el maratón con un sprint, y aunque ha sido un camino largo, estamos ansiosos de poner en marcha el programa de investigación del LHC.

Algo que, sin embargo, no convence a toda la comunidad científica, ya que el pasado mes de agosto un grupo de científicos presentó una denuncia ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en Estrasburgo para que se paralice el previsto arranque del acelerador de partículas LHC del CERN ante el peligro de que genere agujeros negros.

La queja fue firmada por varios científicos, entre ellos el profesor de bioquímica alemán y teórico del caos Otto Rössler, y ha sido coordinada por el vienés Markus Goritschnig. Según dijo Goritschnig a la agencia suiza ATS, los demandantes lamentan que no se haya efectuado un examen de riesgos exhaustivo sobre el proyecto del acelerador igual que el que se hace, por ejemplo, con las centrales nucleares.

Afirman que la colisión de partículas en el acelerador podría provocar la aparición de pequeños agujeros negros capaces de aspirar el planeta y hacerlo desaparecer.

De interés

Artículos Relacionados