domingo,5 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEl PSOE abandona la negociación del pacto educativo, por ser una de...
Pide revertir los recortes desde 2012, doble que el PP y C´s

El PSOE abandona la negociación del pacto educativo, por ser una de sus diez ´propuestas de país´

Redacción
El PSOE abandonó este martes la negociación del Pacto de Estado educativo. Después de un año de reuniones y más de 80 comparecencias, este primer gran acuerdo queda en suspenso cuando los diputados empezaban a concretar cuestiones importantes, como la de la financiación, para la que pide revertir los recortes con más del đoble de aumento de la propuesta del PP. Iban por el punto 2 del guión de un total de 15. Sólo habían alcanzado a votar la parte referida al diagnóstico del sistema educati

Tras quince meses de trabajo en la subcomisión creada en el Congreso para abordar el que podría ser el primer gran pacto educativo a nivel estatal, el PSOE abandonó las negociaciones este martes diciendo que no quieren ser cómplices de lo que consideran "una tomadura de pelo", al juzgar insuficiente la propuesta financiera del PP de 5.000 millones de euros hasta 2025, partida que sólo ha sido apoyada por Ciudadanos. Ello tras el últimatum dado el lunes por Pedro Sánchez al Gobierno, instándole a elevar desde el 4,1% del PIB al 5% la inversión en materia educativa, en línea con  una de las diez propuestas de país del secretario general.

Antes del plante, socialistas, Unidos Podemos y ERC rechazaron la propuesta de financiación del PP. Ofrecen un suelo de gasto (que aseguran que se puede ajustar al final de la negociación en función de los puntos que se acuerden) de 5.000 millones de euros hasta 2025 ligados a la participación de las comunidades autónomas, que sí respaldó Ciudadanos después de que se admitieran las enmiendas que presentó el partido de Albert Rivera. La propuesta no salió adelante.

La portavoz de Educación del PSOE en el Congreso, Luz Martínez Seijo, ha explicado que su formación defiende un incremento progresivo de 1.500 millones de euros anuales en educación "para llegar mínimamente al marco de financiación que había en 2012, del 5% del PIB", lo que supondría al final un incremento anual superior a los 10.000 millones. 

El PP dice creer que "es un error" utilizar como referencia este porcentaje porque "es una cifra variable y engañosa que está sometida a los vaivenes de la situación económica", en palabras de su portavoz de Educación, Sandra Moneo

Además, el PSOE ha recordado que otra de las condiciones que deben figurar en el acuerdo es "la interlocución directa" con la comunidad educativa y que el Gobierno corrija su previsión en el plan de estabilidad sobre el gasto en Educación, un informe enviado a Bruselas donde seestima una inversión del 3,67% del PIB en 2018. "Nos levantamos hasta que no haya un aviso por parte del Gobierno sobre el 5%", ha reiterado Seijo.

Nos levantamos hasta que no haya un aviso por parte del Gobierno sobre el 5%", ha reiterado Seijo

En la misma línea, la portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha apuntado a fijar ese porcentaje porque es "similar al de otros países europeos". "Después de un año y medio trabajando en la Subcomisión por el Pacto Educativo con absoluta lealtad", hoy "ha sido imposible llegar a ningún acuerdo con el PP, que ha negado una financiación suficiente y necesaria para bordar los retos de la educación". "Aunque nuestra voluntad era seguir participando, y hacemos esa oferta de seguir participando en la Subcomisión, no lo haremos si no hay una financiación adecuada", ha añadido.

Cuatro son las condiciones que su grupo pone para volver a sentarse a negociar. Al 5% del PIB "como mínimo" y a los 1.500 millones anuales añade dos requisitos más: que el Gobierno rectifique el plan de estabilidad enviado a Bruselas (que contempla una nueva bajada del gasto hasta el 3,67% del PIB para 2020) y que abra más canales de "interlocución con la comunidad educativa". Si no, "no volverá a las reuniones". 

PP y Ciudadanos seguirán acudiendo a las sesiones. Podemos, por el momento, también permanecerá, pero ya ha anunciado que se marchará si no cambia el sistema de voto. Los nacionalistas catalanes van, pero no participan y muchas veces ni votan. Todas las fuentes consultadas sostienen que un pacto en el que no participe el PSOE "está condenado al fracaso". Otras fuentes, más optimistas, creen que "la situación se reconducirá".

Mientras tanto, la Lomce que todos querían cambiar sigue en el Congreso y el Gobierno podría recuperar plenamente las reválidas que dejó en suspenso, cuya paralización estaba condicionada sólo a los trabajos del pacto. El PSOE ha tratado de promover la derogación de la Ley Wert por la vía de la proposición de ley, pero los plazos de presentación de enmiendas se han prorrogado hasta en 46 ocasiones.

Críticas generalizadas a derecha e izquierda 
La postura del PSOE ha sido duramente criticada por el portavoz del PP, Rafael Hernando, que la ha calificado de "irresponsable". "No sé si es la nueva política socialista, pero nada tiene que ver con la tradición del Congreso, ni siquiera Podemos lo ha hecho", ha ironizado. "Pedimos al PSOE que vuelva y se serene y a los otros partidos que se sosieguen", ha solicitado. Y ha insistido en que se trata de "un grave error".

Los reproches también han llegado por parte de Ciudadanos. El portavoz en el Congreso Juan Carlos Girauta ha calificado la decisión socialista de "excusa para levantarse de la mesa".

El portavoz en el Congreso Juan Carlos Girauta ha calificado la decisión socialista de "excusa para levantarse de la mesa"
"Me parecería muy lamentable", ha subrayado Girauta, que el pacto estuviera "en peligro" porque el Gobierno no acepte las exigencias socialistas. Además, ha acusado al PSOE de "reventar" el acuerdo y ha defendido que se blinde una determinada inversión por alumno frente a elevar al 5% del PIB la financiación en educación.

La portavoz adjunta del grupo parlamentario Unidos Podemos, Ione Belarra, ha dicho que le hubiera gustado que el PSOE "mostrara esa firmeza dentro de la Subcomisión" y no cuando le ha dado "capacidad de veto al PP", lo que lleva como consecuencia que no se puedan generar mayorías alternativas a los populares.

Si hubiera sido así, "ahora podríamos obligar al PP a que asumiera este 5 % del PIB", según Belarra, aunque Podemos quiere llegar al 7% en 2024.  Además, ha recordado que ahora el porcentaje del PIB en educación es del 4,1% pero que "el problema fundamental" es que el Ejecutivo ya ha comprometido que nos va a colocar en el 3,1% del PIB; "una inversiones en educación que nos retrotaen a antes de los años 80 y a momentos predemocráticos".

De interés

Artículos Relacionados