viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl PSOE aprueba que Sánchez limite su negociación a Ciudadanos y Podemos
Convocada una consulta a militantes y el Congreso Federal

El PSOE aprueba que Sánchez limite su negociación a Ciudadanos y Podemos

Redacción
Pedro Sánchez ha impuesto su liderazgo en el PSOE este sábado con la idea de realizar una consulta a la militancia para facilitar que los posibles pactos de Gobierno se centren en Ciudadanos y Podemos y excluyan a soberanistas, no dando el voto ni la abstención al PP, como intentan exministros y barones. El secretario general de los socialistas ha dado así un golpe de efecto para neutralizar su oposición interna a una alianza con Podemos.

"Que Rajoy abandone toda esperanza, el PSOE no le va a indultar con su voto y va a votar en contra de su investidura", afirmó rotundo Sánchez, antes de escuchar a los barones territoriales en el Comité Federal, tras adelantar que someterá al voto de todos los militantes, en torno a 197.000, los pactos a los que pueda llegar con otras fuerzas políticas. Introdujo un elemento con el que no contaban los líderes autonómicos más críticos con la posibilidad de llegar a acuerdos con Podemos y con partidos nacionalistas.

"Los [posibles] acuerdos serán ratificados por el Comité Federal y será consultado a la militancia. Contaré con su opinión, con la opinión de la militancia de base", afirmó el secretario general del PSOE ante los 300 integrantes del máximo órgano de decisión del PSOE. Se abre de esta forma un procedimiento inédito e insólito, no contemplado en los estatutos del partido, por lo que tendrá que realizarse un debate de cómo se articula esa consulta a la militancia, no vinculante y previa a la decisión final del Comité Federal. Sería algo similar a la fórmula que eligió a Sánchez secretario general en julio de 2014 y le convirtió en el primer designado en primarias.

Ante las reticencias de históricos y  líderes territoriales, Sánchez aseguró que pondrá "todos los filtros y garantías posibles" y que realizará "todas las negociaciones en abierto, con luz y taquígrafos". "No formaremos Gobierno a cualquier precio y no dialogaremos sobre cuestiones como la integridad territorial de España”, insistió.

Sánchez y Luena, durante la reunión del Comité Federal

Presiones previas 

Previamente, Pedro Sánchez, terminó el viernes la ronda de conversaciones con los dirigentes territoriales del partido. El número dos del PSOE, César Luena, dijo que si el Rey encarga a Sánchez intentar formar gobierno hablarán "con todos", pero insistió en que no buscarán ni pedirán el apoyo de los partidos independentistas. "Pero yo no le puedo fijar el sentido de su voto a nadie, salvo al PSOE", añadió.

 

El rechazo del apoyo de los partidos soberanistas es una de las líneas rojas planteadas por la presidenta andaluza, Susana Díaz, y el presidente asturiano, Javier Fernández. Díaz dijo ayer a la salida del encuentro que mantuvo con Sánchez que ella quiere "ayudar y colaborar" para que el PSOE "sea una instrumento útil". Por su parte, el líder del PSC, Miquel Iceta, dijo que veía a Sánchez "mirando a la izquierda, a la derecha e incluso a su espalda". Iceta se mostró partidario de "explorar un gobierno de reformas con la base más amplia posible y de hablarlo con Podemos y Ciudadanos".

Por su parte, Pedro Sánchez reiteró ayer que el PSOE no facilitará la reelección de Mariano Rajoy. "¿Qué parte del no no ha entendido Rajoy? Desbloquee la situación: o se presenta o deje que intentemos un gobierno progresista y reformista", escribió en su cuenta de Twitter.

Según EL MUNDO los barones "piden a Sánchez girar hacia Ciudadanos". El diario sostiene que la mayoría de los dirigentes socialistas trasladaron a Sánchez que debe buscar un acuerdo de investidura preferente con Podemos y Ciudadanos, y que incluso con éste último sería más fácil que con el primero.

ABC apunta que el PSOE "mantiene su apoyo a que Sánchez sondee la investidura" con Podemos y Ciudadanos. El diario apunta que el líder socialista tiene el respaldo de las federaciones de Cataluña, Madrid, País Vasco, Cantabria, Murcia y Castilla y León. También LA VANGUARDIA señala que Sánchez está "convencido de lograr hoy el aval del PSOE". EL PERIÓDICO apunta que Sánchez "transmite a sus barones que sólo buscará a Podemos y C´s". LA RAZÓN informa de que el líder del PSOE dará una "sorpresa en el Comité Federal que, según el diario, sería el llevar a consulta a los militantes el resultado de las conversaciones con Podemos, IU y Ciudadanos.

Por otro lado, la Ejecutiva del PSOE propondrá al Comité Federal que el congreso ordinario del partido se celebre los días 17, 18 y 19 de junio, de forma que la celebración de primarias a candidato a secretario general sería el 29 de mayo. La fecha fue acordada en la reunión mantenida por el secretario de Organización, César Luena, con sus homólogos territoriales en la sede de Ferraz. Las federaciones críticas querían que el congreso se celebrase a comienzos de mayo, lo que situaría las primarias a finales de abril, para que en caso de que haya nuevas elecciones el partido acuda con un proyecto renovado.

Homs dice que no facilitarán un gobierno entre PSOE y Podemos

El portavoz de Democràcia i Llibertat, Francesc Homs, dijo ayer que había transmitido al Rey que no apoyará en la investidura a un gobierno del PSOE con Podemos. "Le he vuelto a decir al Rey que no apoyaremos a ningún candidato del PP y que, con lo que ahora sabemos, tampoco podemos facilitar un Gobierno del PSOE con Podemos"·, insistió en un comunicado. Homs apuntó que "no entendía" a Mariano Rajoy por su negativa a someterse a la investidura. "No sé si lo ha hecho por falta de coraje o porque no tiene las ideas claras", añadió.

También acudió ayer a La Zarzuela el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, quien reafirmó a Felipe VI su negativa a apoyar un gobierno presidido por Rajoy "ni por nadie del PP". Baldoví apuntó a un gobierno de cambio que, tras el rechazo de Rajoy, debería ser del PSOE. El dirigente de Compromís dijo que el Rey estaba interesado en tener una propuesta de candidato "en breve".

Por su parte, la representante de En Marea-Podemos, Alexandra Fernández, reiteró al Rey su voluntad de apoyar "un gobierno de cambio urgente".

Tras la negativa de Democràcia i Llibertad y de ERC a la hipótesis de un gobierno de PSOE y Podemos, la dirigente de Podemos Irene Montero dijo que cuando se empiece a "concretar" ese acuerdo "quizás otras formaciones políticas podrían variar su posición".EL PAÍS

Rajoy critica a quienes piden su retirada

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, arremetió ayer contra quienes piden su retirada para favorecer un acuerdo de cara a la investidura, como había solicitado Ciudadanos. "Este es un partido serio y está para pocas bromas. Toma sus propias decisiones y nadie nos va a decir lo que tenemos que hacer porque lo tenemos muy claro", dijo ante la junta directiva del partido en Castilla y León. Rajoy dijo que no están en España "para inventos, para poner al quinto de la lista, para traer a uno de fuera", por lo que insistió en que el PP "mantiene su candidatura porque fue el partido más votado".

Rajoy reiteró que el pacto PP-PSOE-Ciudadanos es la única opción "sensata" frente al "disparate" de un acuerdo entre PSOE y Podemos, y criticó al líder del PSOE, Pedro Sánchez, por negarse a hablar con él. "Me parece increíble que hable con extremistas y con independentistas y no con los más de siete millones de personas que votaron al PP", dijo. No obstante, dijo que Sánchez acabará queriendo hablar con el PP. "Que nadie se preocupe porque el momento llegará", enfatizó.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró ayer que Rajoy no renunciará a ser candidato del PP a ser investido y pidió "humildad" a los líderes de otros partidos que así lo piden, porque han sido derrotados en las urnas. "Nosotros no decimos a ningún partido lo que tiene que hacer. Hay que respetar que tomen las decisiones de presentar su candidato y continuar hasta el final", dijo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Santamaría recordó a los socialistas la oferta de buscar un gobierno de amplia mayoría de PP, PSOE y Ciudadanos en defensa de la unidad de España, la recuperación económica y la apuesta por la UE.

Por su parte, el ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, insistió en que Rajoy "no es negociable" como candidato y defendió un acuerdo entre PP, PSOE y Ciudadanos, si bien dijo que ahora quien tiene que "mover ficha" es Pedro Sánchez.

Ciudadanos no aisla al PP, pese a la corrupción

El secretario de Comunicación de Ciudadanos, Fernando de Páramo, dijo ayer que mantienen la idea de abrir negociaciones con PP y PSOE cuando acabe la segunda ronda de consultas con el Rey. "Si hubiésemos tomado la actitud de no hablar con los partidos afectados por corrupción no podríamos hablar con nadie", ironizó.

Por su parte, el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, dijo que su partido no liga la negociación del gobierno a la situación de comunidades y ayuntamientos. "A eso estamos abiertos, pero no como contraprestación al Gobierno, sino porque creemos que es bueno", añadió.

Agenda de consultas del Rey

 

El Rey Felipe VI prolongará la segunda ronda de contactos con los partidos hasta el martes 2 de febrero, día en que recibirá al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que para entonces ya habrá reunido al Comité Federal de su partido, que discutirá de nuevo sobre la situación política actual.

El monarca iniciará el miércoles esta segunda tanda de contactos encaminada a designar un candidato a la investidura a la Presidencia del Gobierno. El primero en pasar por el Palacio de la Zarzuela será el diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo, citado a las 10.00 horas.

La ronda concluirá el martes 2 de febrero a las 17.00 horas, cuando se ha citado al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, quien el viernes pasado rechazó la oferta del Rey de someterse a la sesión de investidura.

Rajoy explicó que renunciaba de momento a intentar recabar la confianza del Congreso de los Diputados porque no tenía aún los apoyos suficientes. Sin embargo, no ha renunciado a intentarlo más adelante.

Nada impide al monarca volver a proponer a Rajoy como candidato a la investidura o proponer en cambio que sea Pedro Sánchez quien lo intente primero. Sea cual sea la decisión final, el Rey deberá comunicársela al presidente del Congreso, Patxi López, una vez finalice la ronda.

Como ocurrió la semana pasada, el Rey irá citando en Zarzuela a las formaciones por orden de menor a mayor número de escaños en una ronda que se prolongará durante cinco días, a un ritmo de unas tres formaciones al día. El miércoles los contactos continuarán con Isidro Manuel Martínez, de Foro Asturias, a las 12.00 horas, y con la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas, a las 17.00 horas.

Felipe VI verá el jueves 28 de enero a Iñigo Jesús Alli, de UPN (10.00 horas), a Alberto Garzón (Izquierda Unida-Unidad Popular), a las 12 horas, y a Aitor Esteban (PNV), a las 17.00 horas.

El viernes será el turno de la coalición gallega En Marea. Su diputada Alexandra Fernández está citada a las 10.00 horas. El representante de Democracia i Llibertat, Francesc Homs, acudirá a las 12.00, mientras que la jornada se cerrará con Joan Baldoví, de Podemos-Compromís, a las 17.00 horas.

Tras el fin de semana, el Rey retomará los contactos el lunes a las 10.00 horas con el representante de En Comú-Podem, Xavier Domènech; con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, a las 12.00 horas, y con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, a las 17.00 horas.

La ronda se cerrará el martes 2 de febrero con la audiencia a Pedro Sánchez, a las 11.00 horas, y a Mariano Rajoy, a las 17.00 horas. ERC y EH Bildu han rechazado de nuevo participar en esta segunda ronda de contactos con el monarca. Los primeros, en protesta por la negativa del Rey a recibir a la presidenta del Parlament catalán, Carmen Forcadell, y los segundos porque no se sienten “súbditos” del monarca.

De interés

Artículos Relacionados