jueves,2 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl PSOE desplaza a Podemos en la primera encuesta tras cesar a...
La prensa discrepa en si se fulmina a Tomas Gómez o al PSOE

El PSOE desplaza a Podemos en la primera encuesta tras cesar a Gómez para poner a Gabilondo

Redacción
Los tres mayores diarios coinciden hoy en que "Sánchez fulmina" con la decisión de destituir al líder y candidato de Madrid, pero discrepan en a quién, y mientras EL PAÍS dice que "acierta" EL MUNDO asegura que "se quema" y ABC que "se anticipa al desastre". Pero el PSOE desplaza a Podemos en las preferencias electorales en la primera encuesta tras la medida, dirigida a introducir como candidato en Madrid al exministro y exrector de la UAM Ángel Gabilondo, quien no se presentó a las primarias.

Pero el verbo de partida de las opiniones editoriales es el mismo en los principales periódicos: EL PAÍS, tras destacar que "Sánchez se fortalece y el PSOE sube al primer puesto en Madrid", resalta que "fulmina a Tomás Gómez", al igual que EL MUNDO, en tanto que ABC asegura que "fulmina al PSOE en Madrid para ganar autoridad" y LA VANGUARDIA que "da un golpe de autoridad y fulmina al díscolo líder de Madrid". 

Para EL PERIÓDICO, "Sánchez destituye a Gómez y aumenta la inestabilidad del PSM". LA RAZÓN habla de "golpe de mano en Madrid que subleva a Ejecutiva y barones". CINCO DÍAS califica la decisión de "destitución fulminante" y alude a una "guerra en el PSOE". EL ECONOMISTA subraya que "tras hundirse en los sondeos, Sánchez expulsa a Gómez y fractura al PSOE".

No obstante, EL PAÍS, al publicar una encuesta realizada ayer mismo por Metroscopia: el 46% de los votantes apoya la decisión de destituir a Gómez, frente al 18% que la desaprueba. El rotativo encabeza esta información con el siguiente titular: "La destitución de Gómez sitúa al PSOE en primer lugar y desplaza a Podemos", mientras que en portada destaca el "amplio respaldo" a la decisión.

Todos estos titulares ilustran las noticias de que la Comisión Ejecutiva Federal (CEF) del PSOE suspendió ayer de actividad a la comisión regional del Partido Socialista de Madrid (PSM) y al comité regional, apartando así de sus funciones a su secretario general, Tomás Gómez, que no podrá ser candidato a la presidencia de la Comunidad. Una comisión gestora, encabezada por el diputado de Madrid Rafael Simancas, se encargará provisionalmente de dirigir el partido. Gómez, tras anunciar su negativa a acatar la decisión, avanzó su intención de defenderse en los órganos internos del partido y en los tribunales. Medio centenar de personas, convocados a través de las redes sociales, se congregaron por la tarde en las puertas de la sede federal del PSOE en Madrid para protestar por el cese de la dirección de Madrid y la suspensión de Tomás Gómez como secretario general del PSM-PSOE.

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, acusó a Tomás Gómez de haber provocado un "deterioro grave" de la imagen pública del partido, por asuntos como el supuesto sobrecoste del tranvía de Parla, la conocida como operación Púnica, o los problemas internos en localidades como Leganés, Parla o Aranjuez, además de generar "inestabilidad orgánica". Luena, que avanzó que la gestora se encargará de hacer la propuesta de candidatura ante la Comisión Federal de Listas, dijo que "las resoluciones de la Ejecutiva se cumplen". Pero Gómez anunció que se va a "defender" de lo que tildó como ataques "injustos" a su honorabilidad. Tomás Gómez tachó de "inmerso error" la decisión de la dirección federal, que, según apuntó, tendrá "consecuencias desastrosas". Gómez culpó al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de haber tomado esta decisión para intentar fortalecer lo que consideró un débil liderazgo interno. En una entrevista en la Cadena Ser, dijo sentirse víctima de un "atropello" por parte de Pedro Sánchez, a quien apoyó, según recalcó, "sin contrapartidas" cuando fue elegido secretario general del PSOE. En otro momento anunció que hoy presentará un recurso contra la decisión ante la Comisión de Ética y Garantías del partido, al tiempo que recordó que sigue siendo candidato y líder del PSM.

En su primera comparecencia ante los medios, Gómez recibió el apoyo de los integrantes de la dirección del PSM y de varios militantes, incluido el candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, quien dijo seguir poniendo "las dos manos en el fuego" por el hasta ayer secretario general del PSM, al que definió como una de las personas "más honradas" que conoce. La decisión de la Comisión Ejecutiva de intervenir el PSM-PSOE y crear una gestora recibió el apoyo de la mayoría de sus miembros, aunque hubo algunas voces críticas, como la de la secretaria de Relaciones Internacionales del partido, Carme Chacón, que mostró su disconformidad. Según fuentes socialistas que citan los diarios, también lo hicieron el presidente del PSM, Pedro Zerolo, y la secretaria de Inmigración, Eva Matarín.

Por otro lado, el diputado y encargado de la gestora que se pondrá al frente del PSM, Rafael Simancas, achacó la salida de Tomás Gómez al deterioro del partido en Madrid, una comunidad donde, según explicó, existía riesgo de debacle electoral al no haber "una alternativa socialista fuete". En declaraciones a la Cadena Ser, Simancas defendió que "la legitimidad" para adoptar decisiones en el partido le corresponde al secretario general, que fue elegido por los militantes.

Preguntada por esta decisión, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, dijo que no le parecía correcto valorarla: "No tengo información y no puedo opinar", respondió. Otros dirigentes regionales, según recoge EL PAÍS, mostraron su apoyo, es el caso del secretario general extremeño, Guillermo Fernández-Vara: "Las decisiones de la ejecutiva federal se aceptan porque tiene competencias y atribuciones para dirigir todo el partido". El candidato a la presidencia de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, apuntó: "En tiempos de turbulencias no hay que poner dificultades al capitán".

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dijo ayer al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que en las próximas elecciones generales no va a lograr sus objetivos. "En esta ocasión usted no va a llegar al Gobierno de España", dijo. Rajoy pronunció estas palabras en su respuesta en la sesión del pleno del Congreso a una pregunta de Sánchez, en la que éste había criticado las reformas educativas del Gobierno y aseguró que sólo durarán hasta noviembre, cuando serán derogadas, según avanzó, por un nuevo Ejecutivo socialista. El presidente recordó que los socialistas ya derogaron reformas de Gobiernos del PP al llegar al poder, al tiempo que insistió en que no va a suceder lo mismo tras los próximos comicios. El jefe del Ejecutivo recalcó que uno de los objetivos fundamentales de la reforma que se está impulsando en materia educativa es garantizar la igualdad de oportunidades, mientras que no hacer nada ante ellas hubiera sido "una irresponsabilidad", recalcó.

Editoriales de la prensa

Sánchez acierta (EL PAÍS): El PSOE no puede arriesgarse a acudir a las próximas elecciones autonómicas con un cabeza de cartel cuestionado por los sobrecostes del tranvía de Parla". "Cerrar los ojos y aplazar decisiones sería contradecir la necesidad de presentarse ante la ciudadanía con candidaturas libres de sospechas, un requisito necesario para recuperar la credibilidad". "Por eso, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no ha dudado en apartar al líder de la organización socialista madrileña, en un movimiento que refuerza su liderazgo y permite elegir a un mejor candidato". "Vale más una decisión contundente que aguardar a que investigaciones habitualmente lentas determinen inocencias y culpabilidades". "La virulenta reacción de Gómez (…) confirma no sólo su pésimo talante, sino que su suerte personal le importa mucho más que el futuro del partido". "Sin perjuicio del derecho de Tomás Gómez a la presunción de inocencia judicial, lo cierto es que el sistema organizado por él ha conducido a esta fuerza política a la mediocridad. No es posible presentarse en mayo ante los ciudadanos con tan magro bagaje, que no se ve precisamente fortalecido por la presencia como candidato a la alcaldía del tertuliano Antonio Miguel Carmona". "Pedro Sánchez se traza un camino exigente, pero es mejor tomar con firmeza el timón que navegar entre dudas o curar heridas con paños calientes".

Sánchez se quema (EL MUNDO): El paso dado por Pedro Sánchez al desmontar el PSM y dejarlo sin candidato a la Asamblea a sólo tres meses de las elecciones "es algo tan insólito y arriesgado que sólo puede responder a causas excepcionales". Sólo en el caso de que Sánchez tuviera noticia de que la imputación de Gómez por el caso del tranvía de Parla es probable "tendría cierta justificación". "Sin embargo, no es previsible que eso ocurra, dado que no hay datos nuevos en las investigaciones abiertas que apunten en esa dirección". "Sería muy peligroso que Sánchez hubiera tomado la medida únicamente empujado por las encuestas, porque el mensaje que se trasladaría entonces es que sobran las primarias", y habría que dejar el nombramiento de candidatos en manos de institutos demoscópicos. "Pedro Sánchez, que no anda sobrado de apoyos internos, se juega mucho en este pulso". El relevo de Tomás Gómez por Ángel Gabilondo, y la circunstancia de que Antonio Miguel Carmona se mantenga como aspirante a la Alcaldía "pueden ayudar a calmar las aguas en los próximos días". "Con todo, la realidad es que hoy el PSOE y Pedro Sánchez están más débiles que ayer".

 Sánchez se anticipa al desastre (ABC): La destitución de Tomás Gómez ha puesto en juego la autoridad de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE. "No se trata sólo de que Sánchez consiga imponer su decisión de destituir a Tomás Gómez, que se ha declarado en rebeldía, sino también de convencer a sus militantes y votantes de que el momento de hacerlo era este, a tres meses y medio de unas elecciones autonómicas y municipales que, en Madrid, resultan agónicas para el PSOE". "No le falta razón al líder del PSOE al afirmar que Gómez deteriora la imagen del partido y crea inestabilidad en su seno", pero, aun así, "el PSM sigue siendo una organización significativa y el ataque directo a Gómez puede traducirse en un cierre de filas en torno a su persona". Si la insumisión de los socialistas madrileños se generaliza, Sánchez "tendrá que maniobrar con astucia y firmeza para evitar que la decisión de destituir a Gómez se vuelva contra él". "Pedro Sánchez apuesta con riesgo, pero necesariamente, por atajar los focos de inestabilidad en su partido, que debe recuperar cuanto antes su fortaleza en la izquierda y su función protagonista en la vida pública española".

Agitación en el PSOE: (LA VANGUARDIA): "La sensación de estropicio en el todavía primer partido de la oposición es grande". "El PSOE ha sido un pilar del régimen surgido de la transición. Ahora asiste preocupado a la emergencia de partidos como Podemos, que aspiran a arrebatarle la bandera de la izquierda española. Pero quizás más peligrosas que esos agentes exteriores sean hoy para el PSOE las disputas internas. Los ciudadanos tienen la sensación de que este partido ha jubilado a su vieja guardia sin que las generaciones del relevo sepan evitar sucesivas luchas en las que la pugna personalista parece predominar sobre el debate de ideas". "El paso dado ayer por Pedro Sánchez tiene (…) sus razones. También tiene sus riesgos". Si logra convencer de que "en adelante no le va a temblar el pulso, quizás su golpe de autoridad tenga recorrido. Si por el contrario da pie a nuevas desavenencias, o agrava las ya existentes, la formación puede instalarse en una inestabilidad de incierto desenlace".

Golpe de autoridad de Sánchez (EL PERIÓDICO): Pedro Sánchez "tomó ayer una decisión inesperada y de una contundencia extrema" al destituir al líder del PSM, Tomás Gómez. "Con su golpe de autoridad, en clave interna Sánchez recuerda que el poder lo tiene él, y puertas afuera quiere presentarse como adalid de la unidad, la cohesión y la honorabilidad del partido por duras que sean las medidas a tomar, aunque el primer impacto en los ciudadanos es que los socialistas están desunidos, una de las lacras que más se critican en los partidos".

Vuelve la crisis al PSOE (LA RAZÓN): "La decisión de Pedro Sánchez de destituir fulminantemente a Tomás Gómez como secretario general de los socialistas madrileños ha abierto, de nuevo, una crisis dentro del PSOE cuyas consecuencias son impredecibles". "Sánchez se equivoca porque esta crisis sobrepasa el ámbito orgánico, ya que se desencadena a tres meses de las elecciones municipales y autonómicas". "Abrir esta crisis supone asumir riesgos que, con una agenda electoral tan apretada, parecen excesivos". "Que el secretario general del PSOE ha querido dar un golpe de autoridad es innegable, sea sólo por este motivo o por someter a una federación que está fuera de su control; otra cuestión es la oportunidad para afirmar su liderazgo en un momento tan crítico para la izquierda española". "Que el PSOE emprenda de nuevo un debate sobre el liderazgo del partido no es lo que en estos momentos necesita la sociedad española". Esta situación "sólo puede provocar el desánimo en el electorado socialista y el aprovechamiento que de él pueden hacer partidos como Podemos, especializados en ahondar los sentimientos más negativos y adversos".

Decisión desesperada de Pedro Sánchez (EL ECONOMISTA): "Lejos de atajar la crisis de su partido, muestra más a las claras la difícil situación en que se halla".

De interés

Artículos Relacionados