domingo,28 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl PSOE incluye en su programa ofertas de Podemos
También el PP debate su estrategia trente al nuevo partido

El PSOE incluye en su programa ofertas de Podemos

Redacción
El PSOE anunció este domingo que presentará en el próximo curso político un programa de transparencia que, entre otros aspectos, planteará fijar un tope a la deuda de las formaciones políticas, reducir el número de aforados y limitar el paso de los políticos a los consejos de administración de las empresas privadas; es decir evitar las "puertas giratorias", medida que como las anteriores forma parte del programa de Podemos.

También el PP debate su estrategia para contrarrestar al grupo de Pablo Iglesias, frente al que está lanzando algunas caras de jóvenes. Ambos planteamientos no afectan a la educación, uno de los aspectos menos desarrollados del nuevo partido.

El secretario de Regeneración Democrática del PSOE, Ximo Puig, quien días pasados realizó algunas comparaciones entre el discurdo de Podemos y Mussolini, para luego disculparse, explicó al respecto que una iniciativa de regeneración y transparencia solo puede partir del PSOE, y no del PP. "¿Cómo va a ser creíble hablar de regeneración democrática desde un partido al que han sentado en el banquillo a tres tesoreros, del que un juez ha dicho con claridad que ha habido financiación ilegal y que sus obras se pagaron con una caja b, y cuyos dirigentes cobraron sobresueldos millonarios?", señaló.

En cualquier caso, tanto en las filas del PP como en las del PSOE debaten sus respectivas estrategias para hacer frente al auge de Podemos, al que el último sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sitúa como tercera fuerza política en España, a muy corta distancia in cluso del PP en intención de voto directa. Tras las primeras declaraciones de algunos dirigentes del PP tratando de desacreditar a la formación liderada por Pablo Iglesias, en el PP ha optado por responder al auge de Podemos "desde la moderación", según dice hoy EL PERIÓDICO. Fuentes populares explican que de lo que se trata es de marcar diferencias con quienes consideran políticos sin experiencia "ni desgaste" de gestión, pero con "proyectos que rozan la fantasía". "Eso es lo que hay que hacer ver a la sociedad, pero midiendo, porque el ataque desmesurado se vuelve en contra", sostiene un dirigente del PP. Sin embargo, en el ala más dura del partido creen que hay que dar la batalla sin reservas frente a Iglesias, ya que, en su opinión, tener un "enemigo claro" puede movilizar al votante más conservador que en las pasadas elecciones europeas optó por la abstención.

Por su parte, la dirección del PSOE ha optado por no atacar a Podemos, aunque los socialistas reconocen que fueron los más de un millón de votos que recibió el partido de Pablo Iglesias los que provocaron su mal resultado en las europeas y la posterior dimisión de Alfredo Pérez Rubalcaba. "A nosotros nos ha afectado mucho más que a otros la llegada de nuevos partidos", señala un dirigente socialista. "Primero fue UPyD. Ahora, en una dimensión mucho mayor, Podemos. Pero en ambos casos nos han quitado votos porque se nos veía antiguos, con líderes que venían de otra época. Eso ha cambiado ahora". El PSOE fía a su renovación, encarnada en la elección como secretario general de Pedro Sánchez, un político sin responsabilidad en los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero, el cambio de su tendencia electoral a la baja.

No obstante, los replanteamientos del PSOE y PPOE excluyen al menos por el momento a la educación, ámbito donde el programa de Podemos ha sido criticado por poco concreto, pese a ser el partido cuyos simpatizantes o potenciales votantes tienen mayor nivel de estudios, proceder algunos de sus dirigentes del mundo universitario y contar con el apoyo de numerosos conocidos intelectuales.

En efecto, el programa educativo presentado por Podemos a las pasadas elecciones europeoas casi se limitaba a propugnar lo que sigue: "Establecimiento de mecanismos que garanticen un sistema educativo abierto a la innovación pedagógica, descentralizado, inclusivo y que contribuya a reducir las desigualdades sociales, prestando especial atención a la diversidad individual y cultural de los y las estudiantes, y fomentando las prácticas de cooperación y ayuda mutua (…).Implementación en los planes educativos herramientas que fomenten la innovación, el pensamiento crítico, los procesos creativos y la educación profesional, y que garanticen la defensa de las lenguas minoritarias a nivel europeo."

Algunos de los críticos señalan que los estereotipos y tópicos incluidos por Podemos (innovación pedagógica, descentralización, inclusividad, diversidad…) se encuentran también en el programa de CiU, poco sospechoso de izquierdismo, por lo que las diferencias casi se limitan a fomentar el "pensamiento crítico", lo que no es gran cosa.  

Cifuentes: los antisistema ya son "casta"

Entre tanto, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, atribuyó el descenso en el número de manifestaciones a la "mejora de la economía" y a que los "grupos antisistema han decidido participar del sistema y pasar a ser casta", en alusión a Podemos. Cifuentes cuantificó dicho descenso en un 38% en la Comunidad de Madrid en los siete primeros meses de este año, 1.139 menos que entre enero y julio de 2013.

Expectativas favorables para Pedro Sánchez, que presenta a un PSOE moderado, dice hoy un editorial de EL PAÍS, para luego añadir: "El sondeo de Metroscopia publicado ayer ofrece pistas significativas: una amplia mayoría de posibles votantes socialistas tiene una valoración positiva del cambio y del nuevo líder del PSOE, y también la tiene el 56% del conjunto de la población, incluyendo dos tercios de los votantes de IU, e incluso la mitad de los de Podemos. Esas valoraciones se traducen en un voto estimado para el PSOE que casi iguala al del PP, frente a los casi nueve puntos de diferencia del sondeo del CIS. El temor de algunos sectores a que el nuevo secretario general del PSOE hiciera seguidismo de Podemos como forma rápida de diferenciarse del Gobierno no se ha verificado. Pese al error inicial en relación al voto para elegir presidente de la Comisión Europea, el discurso de Pedro Sánchez ha sido moderado, socialdemócrata: aspira a recoger el voto de los trabajadores y de las clases medias asalariadas, que han seguido pagando el grueso del coste del Estado de bienestar viendo reducidas sus prestaciones".

Por su parte, Ignacio Camacho dice en ABC, dentro de una pieza titulada Gobernar con Mussolini, que el PSOE trata a Podemos como un hermano separado cuyas pequeñas diferencias no le impedirán compartir la casa común del poder.

De interés

Artículos Relacionados