lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl recorte de becas, cabeza de la oposición este curso
El PSOE prepara su gran ofensiva

El recorte de becas, cabeza de la oposición este curso

Redacción
El curso educativo que se inicia en septiembre incluirá una gran ofensiva del PSOE contra la ley Wert y el recorte de las becas, para enfatizar el momento en que los ciudadanos sufren con más crudeza los efectos de los ajustes del Gobierno de Rajoy

 La necesidad de que se vaya de la Moncloa ocupará un lugar central en los mensajes de los socialistas, con los recortes y el caso que intentan convertir de Gurtel o Barcenas en caso Rajoy. La ofensiva la iniciara el próximo viernes ante el Constitucional la ley antidesahucios, pero donde hará más hincapié será en educación, Sobre todo en las becas, según EL PERIÓDICO.

El secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, protagonizará un acto con becarios afectados por el recorte del Gobierno, y a mediados de septiembre se celebrará una minicumbre en materia educativa, la última antes de la conferencia política de principios de noviembre.

Los otros resortes de la oposición del PSOE serán la política, las pensiones, los retoques a la reforma laboral y el caso Bárcenas. En el flanco judicial, los socialistas, personados como acusación particular en la causa que se sigue en la Audiencia Nacional, han pedido careos del extesorero del PP con la actual secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y dos de sus antecesores en el cargo, Javier Arenas y Francisco Álvarez-Cascos.

También que el propio Rajoy declare como testigo. En la parte política, más allá de la dimisión del presidente y la moción de censura congelada, reclamarán una comisión de investigación en el Congreso sobre la financiación popular, así como un cambio en el reglamento de la Cámara baja para que el jefe del Ejecutivo tenga que rendir cuentas si la oposición al completo lo cree conveniente. Según fuentes de la dirección socialista, la comparecencia parlamentaria de Rajoy el pasado 1 de agosto "no cambió nada; incluso empeoró las relaciones".

"Nos sentimos más fuertes. Vemos que Rubalcaba lo está haciendo bien. Ha dado con el tono de oposición que reclamaba la mayoría del partido", señala un dirigente territorial. Otros dirigentes también alaban la actitud del líder del partido, pero añaden un factor distinto, y es que ahora se da por descontado que Rubalcaba no se presentará a las elecciones primarias.

Reforma parlamentaria

Rubalcaba quiere presentar también en septiembre "un amplio paquete de medidas" para proceder a una revisión en profundidad del reglamento del Congreso de los Diputados que impida por ley la actuación de las mayorías absolutas.

Destaca LA VANGUARDIA que el objetivo es que no vuelvan a repetirse situaciones como las que se vivieron al término del anterior curso político, cuando las reiteradas negativas del PP a que Mariano Rajoy compareciera en sede parlamentaria para dar explicaciones de las últimas revelaciones del caso Bárcenas provocaron que Rubalcaba amenazara con la presentación de una moción de censura.

El propio líder del PSOE aseguró que estaba forzando el reglamento, ya que no quería presentarse como candidato alternativo a la presidencia del gobierno sino simplemente que Rajoy diera la cara ante unas informaciones que, a su juicio, le comprometían seriamente. Pero fue el único mecanismo parlamentario al que pudo aferrarse para, al fin, forzar la comparecencia del presidente del Gobierno el pasado 1 de agosto, a iniciativa propia y a demanda de todos los grupos de la oposición, sin tener que formalizar la presentación de un mecanismo extraordinario como es la moción de censura.

El pasado 22 de julio el grupo socialista presentó al Congreso una proposición de reforma del reglamento de la Cámara Baja circunscrita a las comparecencias del presidente del Gobierno, con la justificación de que "la actitud del Gobierno y del grupo popular" lo hace obligatorio "para evitar que una mayoría impida el funcionamiento normal del Parlamento".

La portavoz del grupo socialista, Soraya Rodríguez, anunció que esta será la primera proposición de ley que el PSOE llevará al pleno en el próximo periodo de sesiones. La dirección del grupo socialista explica que si en esta legislatura ya ha habido más de 33 solicitudes de comparecencias del presidente del Gobierno ante el pleno del Congreso rechazadas por la mayoría parlamentaria del PP, otro tanto puede decirse de las demandas de explicaciones a los ministros.

Entre las medidas que el PSOE quiere plantear para impedir los rodillos parlamentarios, se barajan propuestas para mejorar la democracia y recuperar el prestigio de las instituciones. Específicamente, las referidas a reforzar los medios de control de la oposición al gobierno. El PSOE también considera que las sesiones de control del Congreso resultan en ocasiones "demasiado rígidas para encauzar debates útiles para la sociedad" por lo que proponen establecer un sistema más ágil en el que también sea posible presentar algunas preguntas sin formulación previa".

Los socialistas también quieren implantar el sistema conocido como catch the eye que se utiliza, por ejemplo, en el Parlamento Europeo: además de las preguntas ya acordadas, cualquier diputado que quiera plantear alguna cuestión al gobierno se pondría en pie, y el presidente de la Cámara le daría la palabra hasta cubrir el cupo del grupo. De esa forma, según el PSOE, "las sesiones de control serán un escenario más ágil para la fiscalización del ejecutivo".

Por otra parte, la creación de comisiones de investigación requerirá, según la propuesta socialista, haber sido solicitada únicamente por una tercera parte de los miembros de la Cámara. Y otra de las demandas del PSOE es que todos los decretos ley deban ser tramitados como proyecto de ley cuando así lo soliciten dos grupos parlamentarios o una tercera parte de los diputados.

De interés

Artículos Relacionados