martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónEl uso político de las pensiones se acentúa
La prensa clama por otra reforma de las pensiones

El uso político de las pensiones se acentúa

Redacción
El uso político de las pensiones se extiende y acentúa en España, mientras la prensa clama por otra reforma. El profesor y gestor de Bolsa Jorge Ufano es uno de los que anuncian la quiebra del sistema de pensiones y presenta mediante un vídeo explicativo del problema. Las noticias de economía y política reafirmar la inquietud social, al igual que editoriales publicados por los principales medios de información en los últimos días, como los que se resumen en las siguientes líneas:

Y cuando se acabe la 'hucha' de las pensiones, ¿qué? Políticos, sindicatos y expertos coinciden en que las prestaciones necesitan dinero de los impuestos (EL PAÍS 34) Las pensiones serán viables en 2050 solo si se crean 10 millones de empleos (ABC 2, 36,37)

El Tribunal de Cuentas pide más transferencias a la Seguridad Social. Plantea abordar con urgencia la insuficiencia de los abonos del Estado(EL ECONOMISTA 29)

El BCE retrasa un año el examen a la banca sobre su rentabilidad. El organismo vigilará las proyecciones de las entidades (EL ECONOMISTA 1,6)

Bankia: cuatro años después de su colapso, la entidad lidera la eficiencia entre los bancos. El riesgo de nuevas demandas penaliza su valoración que deberá crecer un 140% para devolver las ayudas (EL MUNDO 40)

Aumenta el número de expertos Las noticias de economía y política reafirmar la inquietud social, al igual que editoriales publicados por los principales medios de información en los últimos días, como los que se resumen en las siguientes líneas:que defienden la creación de un impuesto para garantizar las pensiones. El agotamiento de la hucha de las pensiones obliga a buscar una nueva financiación para la Seguridad Social (EL PERIÓDICO 1, 2-4).

Hucha de las pensiones, al tercio. Y cuando se acabe la ´hucha´ de las pensiones, ¿qué? Políticos, sindicatos y expertos coinciden en que las prestaciones necesitan dinero de los impuestos (EL PAÍS 34) 

Las pensiones serán viables en 2050 solo si se crean 10 millones de empleos (ABC 2, 36,37)

El Tribunal de Cuentas pide más transferencias a la Seguridad Social. Plantea abordar con urgencia la insuficiencia de los abonos del Estado (EL ECONOMISTA 29)

"Estoy preocupado por la insostenibilidad de nuestro sistema de pensiones público. Siempre he pensado que cuando llegue a la jubilación no cobraré ninguna pensión o que de hacerlo ésta será muy reducida. En los últimos meses he estado analizando datos y leyendo artículos sobre este tema y me da la impresión de que en los próximos años viviremos una gran crisis en el sistema público que garantiza las pensiones que colapsará o tendrá que reinventarse", afirma el profesor Ufano, quien presenta si un vídeo explicativo del problema: 

Presentación en video del libro Lo prometido es deuda.

 

ESPAÑA NO PUEDE RESISTIR OTRO AJUSTE ECONÓMICO

El próximo Gobierno, con la amenaza pendiente de una sanción a España por incumplimiento del déficit, tiene que ser consciente de que la sociedad no puede resistir otro ajuste en sus cuentas públicas. La economía necesita más de dos años de plazo para cumplir con el compromiso de déficit. El plan de estabilidad financiera ha tirado dos años por el sumidero, ya que el ejercicio de 2015 se desperdició porque el Gobierno se lo tomó como año electoral, recogió los beneficios (magros) de una rebaja de impuestos contraria a toda racionalidad económica y relajó todos los controles de gasto. Fue el año de la doble verdad: mientras en Bruselas se defendía de boquilla un ajuste riguroso, a los votantes se les decía que había margen para bajar los impuestos sin poner en peligro los compromisos con la UE. Además, el ejercicio presupuestario actual también está perdido porque, dado el Gobierno en funciones, no existe un interlocutor capaz de negociar un nuevo plan de estabilidad en Bruselas. Más que ajustes en seco, España necesita un plan Junckerde última generación financiado por el BCE o el BEI a través de bonos y deuda.

EL PAÍS 12. Editorial

 

EL BLOQUEO POLÍTICO AFECTA DE MANERA DIRECTA A LAS PENSIONES

"Llevamos siete meses con un Gobierno en funciones y, sin embargo, el país sigue funcionando con normalidad. Sin embargo, los planes de futuro y las inversiones están paralizadas y empieza a haber serios problemas para cumplir con determinados compromisos". "Un ejemplo claro es la parálisis que sufrirían a las pensiones si no se aprueban los Presupuestos Generales en el plazo previsto". "Si la investidura tuviese lugar en septiembre, no se podrían cumplir los compromisos adquiridos y sólo cabría la prórroga de las cuentas". "Por todo ello, la urgencia por tener un Gobierno está plenamente justificada". "Pedro Sánchez y Albert Rivera conocen esta situación y deben clarificar cuanto antes sus posiciones sobre la investidura de Rajoy si finalmente éste es propuesto por el Rey, como todo indica que ocurrirá". "El líder socialista no tiene otra salida que permitir que el PP gobierne. Sólo caben dos posibilidades: facilitar la investidura de Rajoy con la abstención o conducir al país a nuevas elecciones".

LA RAZÓN 3. Editorial

La economía necesita ya un Gobierno

"El Rey Felipe VI empezará el martes su ronda de contactos con los partidos. Es muy posible que el intento de Mariano Rajoy de formar un Gobierno estable en agosto fracase y así lo temen ya en Moncloa". "La previsible abstención de Ciudadanos en segunda vuelta no compensa la posición del PSOE y de la mayoría de los nacionalistas". "Rajoy quizá sume apoyos suficientes en una nueva intentona, pero ésta no se produciría hasta septiembre, con lo que se perderá un tiempo precioso para tomar decisiones vitales, especialmente aprobar unos nuevos Presupuestos". "La economía española no puede permitirse seguir sumida en la interinidad".

EL ECONOMISTA 3. Editorial

Anteriores

EL ACTUAL SISTEMA DE PENSIONES NO TIENE FUTURO

España tiene que dotarse de un nuevo sistema de financiación de las pensiones, dado que el actual es a todas luces insostenible. En plenas negociaciones para formar Gobierno, los partidos implicados deben ser conscientes de que este es uno de los temas más urgentes a los que se enfrenta el país. ¿Tienen futuro las pensiones? El actual sistema, tal y como está, parece que no, y menos después de que en un mes el Gobierno haya sacado de la hucha casi 10.000 millones para afrontar otros pagos. Con este empleo de sueldos bajos que tenemos no se pagan las pensiones de quienes trabajaron en otras condiciones laborales. Por tanto, la reforma debe pasar no solo por reducir los gastos sino por aumentar los ingresos. El ejemplo de Francia -un impuesto social que grava todas las rentas con el 1%- se antoja como el ejemplo a seguir. Pero para ello hace falta coraje político y consenso.

EL PERIÓDICO 6. Editorial

El tic tac de las pensiones (Carlos Cuesta. EL MUNDO 36) El problema es que el nutriente natural de las pensiones -las cotizaciones- no cubren las prestaciones. Que su subida sólo agravaría la situación: son un impuesto al empleo y, como tal, su incremento encarecería la creación de nuevos puestos y cotizantes. Y que, por lo tanto, la solución será dura y compleja.

 

EL EMPLEO NO BASTA PARA SOSTENER LAS PENSIONES

Los más de 17 millones de cotizantes de hoy no hacen aportaciones suficientes para costear las pensiones. ¿Volver al nivel de empleo de hace 8 años garantizaría el equilibrio presupuestario del sistema de jubilación? Sólo puntualmente, pero en absoluto resolvería la crisis financiera de la Seguridad Social. Ahora cada pensión nueva es un 35% superior a la que se amortiza por fallecimiento, y tal diferencial se mantendrá en los próximos años, en los que, además, habrá un crecimiento del número de perceptores. Esto es: a un incremento cualitativo de la pensión se suma un crecimiento cuantitativo de las mismas. El gasto que se genera sólo puede ser frenado de dos formas: con un incremento de los ingresos (más empleo o cotizaciones más elevadas) o con un descenso de los gastos (recorte de las pensiones con la ayuda del factor de sostenibilidad), o con una combinación razonable de ambas variables financieras. Los planteamientos políticos realizados hasta ahora pasan tanto por crear impuestos finalistas para financiar parte de las pensiones, o excluir de la Seguridad Social los gastos por pensiones de viudedad y orfandad. Son soluciones tan posibles como subir las aportaciones de los trabajadores por cuenta ajena, que son las más modestas de Europa; pero los políticos deben poner soluciones sobre la mesa.

CINEl próximo gobierno tendrá que pactar de urgencia un nuevo modelo de pensiones (EL PAÍS): La financiación del sistema de pensiones públicas se enfrenta a medio plazo a un riesgo de colapso. Es un hecho que ni la raquítica reforma aprobada por el Gobierno ni el olvido sistemático del problema en la cadena ininterrumpida de campañas electorales puede remediar". "Las pensiones están en crisis porque tienen un grave déficit estructural: los gastos en prestaciones crecen más deprisa que los ingresos". "La causa estructural decisiva, e imparable, es el aumento constante del periodo que va desde la fecha establecida para la jubilación (…) hasta el momento del fallecimiento". Otros factores más coyunturales, como el empleo precario, contribuyen al pesimismo sobre la solvencia del modelo. "El Próximo Gobierno se enfrenta a una crisis perentoria (…) que exige el compromiso de todos los partidos para conseguir un modelo estable". "La crisis de las pensiones está ya aquí. Como problema de Estado, ya no puede ser ignorada ni aplazada. Exige una negociación inmediata, desde el momento que se forme el Gobierno, para tranquilizar a los pensionistas y a los ciudadanos con las medidas inmediatas que sean necesarias". "Para que el colapso no arruine el sistema en 2022 es necesario negociar una reforma en 2016. Desde ya".

LA SEGURIDAD SOCIAL PELIGRA POR LA FALTA DE INGRESOS

La Seguridad Social corre un serio peligro de quiebra porque existe un grave problema de ingresos. Las causas son varias, todas ellas relacionadas con el principal problema estructural de nuestra economía: los altos índices de paro, todavía por encima del 22%. Aunque la reforma laboral ha sido un revulsivo en la creación de nuevos puestos de trabajo, ni han sido suficientes ni su calidad contributiva es la mejor. Tanto la devaluación salarial sufrida por los trabajadores del sector privado como el aumento del número de autónomos con bajas cuotas, así como el incremento del empleo temporal y de la afiliación a tiempo parcial han reducido las bases de cotización a la Seguridad Social, de tal forma que los nuevos trabajadores no aportan lo suficiente para pagar a los que cada año se suman a cobrar una pensión. Y esto unido al envejecimiento de la población obliga a una profunda reflexión a la clase política, a las patronales y a los sindicatos. Urge que el nuevo Gobierno convoque, como una de sus primeras decisiones, el Pacto de Toledo para que modifique la forma de revalorizar las pensiones y acometa una drástica reducción del gasto.

EL MUNDO 3. Editorial

LA ECONOMÍA ESPAÑOLA NO PUEDE ESPERAR

Ahora que España está a punto de recuperar los niveles de PIB previos a la crisis, la principal tarea del futuro gobierno es que la economía se asiente para seguir mejorando. Para ello, lo más urgente es aprobar unos Presupuestos del Estado, los de 2017, que perseveren en el saneamiento de las cuentas públicas. El reto más importante, sin embargo, es seguir reduciendo el paro y combatir la temporalidad con nuevas medidas fiscales. Urge reforzar el sistema de pensiones para acabar con los números rojos de la Seguridad Social. Además, es hora de que los partidos pacten una reforma educativa estable y una financiación autonómica justa y equitativa. A Todo ello se suma la necesidad de mejorar la eficiencia de la Administración, completar la privatización de las cajas rescatadas y acometer la liberalización de los servicios profesionales. El próximo gobierno tiene una larga tarea por delante en materia económica. Perder tiempo sale cada día más caro.

ABC 4. Editorial

 Urge convocar el Pacto de Toledo (ABC):"La sostenibilidad de las pensiones públicas es, junto con el paro, uno de los mayores y más acuciantes problemas que sufre España y, por tanto, debería ser abordado de inmediato por las fuerzas políticas con el fin de consensuar la aprobación de nuevas medidas para solventarlo. El hecho de que todavía no se haya convocado el Pacto de Toledo es una grave irresponsabilidad que, en gran medida, recae sobre Podemos, ya que se encargó de presidir esta comisión parlamentaria tras las elecciones del 20 de diciembre, pero entonces estaba mucho más preocupado por el reparto de sillones en un hipotético gobierno con el PSOE que por los pensionistas". "Las últimas reformas han reforzado las cuentas del sistema a largo plazo, pero el déficit actual requiere de más medidas para garantizar las pensiones. Por un lado, es fundamental incidir en la flexibilización laboral y la mejora de la competitividad para seguir generando empleo e impulsar el PIB, pero, al mismo tiempo, habrá que buscar vías alternativas de financiación para sufragar todas las prestaciones, ya sea creando un nuevo impuesto o bien incluyendo en los Presupuestos ciertas pensiones". "Urge, pues, convocar el Pacto de Toledo y dejar a un lado las estériles y estrambóticas disputas sobre vetos, federalismos y reformas constitucionales ideadas para dificultar la formación de gobierno".

Cotizaciones: pronósticos sin base (EL ECONOMISTA 3. Editorial) "Sólo unos pronósticos sólidos sobre la evolución de los ingresos del sistema contribuirán a que la población tome conciencia de la seriedad de la situación y de la necesidad de hacer más reformas".

De interés

Artículos Relacionados