sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl vuelo de la muerte: 16 estudiantes de ESO y dos profesoras...
Los 150 fallecidos volaban en bajo coste Barcelona-Düsseldor

El vuelo de la muerte: 16 estudiantes de ESO y dos profesoras corrieron para no perderlo

Redacción
Un grupo de 16 alumnos y dos profesoras de un colegio alemán que habían participado en un intercambio escolar en un instituto de Llinars del Vallès (Barcelona) perdieron la vida con otras 132 e del vuelo 4U9525 de Germanwings. Junto a ellos viajaba como profesora de español Sonia Cercek, extranjera de nacimiento pero valencianista de corazón desde hace más de una década, cuando fue a la capital del Túria a estudiar filología hispánica. Varios diarios narran que los 18 casi pierden el vuelo.

La trágica historia del accidente acapara hoy la atención de la prensa española, francesa y de medio mundo. El Airbus 320 de la compañía Germanwings, filial de bajo coste de Lufthansa,  realizaba el vuelo Barcelona-Düsseldorf, y se estrelló ayer en los Alpes franceses, con 144 pasajeros a bordo, de ellos 45 con apellidos españoles, y 6 tripulantes. El piloto del avión no realizó ninguna llamada de emergencia, si bien los controladores de Marsella activaron el protocolo de emergencia al notar que la aeronave comenzaba a descender bruscamente a la media hora de despegar, pasando en tan solo ocho minutos de algo más de 10.000 metros a 1.800 metros.

El presidente del Consejo General de la región de los Alpes Haute Provence, Gilbert Sauvan, aseguró que el avión quedó "completamente destrozado" y que la zona del accidente "es inaccesible, salvo por helicóptero". Sauvan anunció que hasta el momento se habían movilizado más de 500 personas entre gendarmes, bomberos y otros efectivos y que está previsto más refuerzos desde las regiones de Altos Alpes, Alpes Marítimos y Bocas del Ródano. Las autoridades francesas confirmaron que se tardarán "varios días" en recuperar a las víctimas y que los trabajos de rescate serán difíciles. Los equipos de rescate suspendieron esta madrugada la búsqueda de víctimas, que se reanudará a primera hora de la mañana.

Las causas del accidente aún están por esclarecerse, a la espera de los datos que ofrezcan las cajas negras del avión. En un primer momento el primer ministro francés, Manuel Valls, no descartó "ninguna hipótesis", mientras que el ministro alemán de Transportes, Alexander Dobrint, pidió no especular con las posibles causas. La vicepresidenta de Lufthansa, Heike Birlenbacj, se limitó a declarar que se trataba de un "accidente", ya que "cualquier otra causa sería una especulación". La portavoz del Consejo Nacional de Seguridad de EEUU, Bernadette Meehan, apuntó que, de momento, no hay indicios de vinculación con el terrorismo.

El presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, negó que exista una relación entre el siniestro con la reparación que el avión tuvo el lunes en el sureste de Niza. Un portavoz de la compañía confirmó que las trampillas delanteras del tren de aterrizaje no se cerraron herméticamente pero que el problema se solucionó y que se trató de una reparación rutinaria sin relevancia para la seguridad de la aeronave. La aerolínea Germanwings confirmó que varios vuelos fueron ayer suspendidos tras la negativa de las tripulaciones a volar.

Aunque la aerolínea no ha facilitado la lista de los pasajeros se sabe que entre las víctimas se encuentran, además de los 45 pasajeros con apellidos españoles, 16 estudiantes y dos profesores alemanes de Haltern am See que habían estado en un viaje de intercambio con familias de estudiantes del Instituto Giola, en Llinars del Vallés (Barcelona). También viajaban más de 60 ciudadanos alemanes que regresaban a sus casas tras pasar varios días en Barcelona y Palma de Mallorca.

Asimismo, México, Argentina, Colombia, Australia y Japón confirmaron que en el avión viajaban dos ciudadanos de cada país, mientras que Israel, Turquía y Holanda también informaron que había un ciudadano de cada uno de estos países entre las víctimas. El ministro de Exteriores de Reino Unido, Philip Hammon, afirmó que es "probable" que también hubiera ciudadanos británicos entre los muertos. 

Los Reyes suspenden su viaje y Rajoy va a Francia

Los Reyes decidieron ayer suspender su visita oficial a Francia tras conocer la noticia del accidente del avión. El Rey tomó la decisión tras hablar con el presidente francés, François Hollande, y con el español, Mariano Rajoy. Felipe VI expresó sus condolencias "más sinceras, de todo corazón" a los familiares de las víctimas, y agradeció el apoyo y la ayuda de París en la gestión del accidente, su "rapidez, eficacia y profesionalidad".

"Entendemos perfectamente la decisión que acaba de anunciar su Majestad el Rey", dijo Hollande. Los Reyes y Hollande participaron en un gabinete de crisis coordinado por el primer ministro, Manuel Valls, desde donde siguieron la última hora del siniestro.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que recibió la noticia en Vitoria, en un acto con las víctimas del terrorismo, dijo que estamos "ante una noticia dramática y triste, con muchas pérdidas de vidas humanas". El jefe del Ejecutivo, que presidió el gabinete de crisis formado tras el accidente, viajará hoy a la zona del accidente junto con el presidente catalán, Artur Mas, donde coincidirán con el presidente francés, François Hollande, y la canciller alemana, Angela Merkel, según informó la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. La portavoz del Gobierno explicó que se decretará tres días de luto oficial. Santamaría anunció que Rajoy se ofreció a su homólogo francés para participar en la investigación del accidente, ayuda que fue aceptada por el mandatario galo. "España participará también junto a Alemania en las tareas de investigación", dijo la vicepresidenta.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se incorporó al gabinete montado en el aeropuerto de El Prat y la ministra de Fomento, Ana Pastor, viajó a Francia para coordinar sobre el terreno los trabajos con ese país.

Los líderes de todos los partidos políticos también expresaron su dolor por la tragedia y su solidaridad con los familiares de las víctimas del accidente.

Condolencias de los líderes mundiales

España, Alemania y Francia, las naciones más afectadas por siniestro del avión estrellado en Los Alpes franceses, recibieron el pésame de líderes mundiales. "Nuestros pensamientos y oraciones están con nuestros amigos en Europa, especialmente los pueblos de Alemania y España tras el terrible accidente en Francia", declaró el presidente de EEUU, Barack Obama, que telefoneó a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente español, Mariano Rajoy.

El Papa Francisco expresó sus condolencias y solidaridad con "todas las personas que se han visto afectadas por la tragedia". Radio Vaticana informó que el Papa reza por las víctimas.

En nombre de la UE, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el de la Comisión, Jean-Claude Juncker, expresaron su "más sentido pésame a las familias de las víctimas" y su "solidaridad" con las naciones afectadas.

El primer ministro británico, David Cameron, telefoneó al presidente español y manifestó su apoyo y solidaridad a los familiares de las víctimas y anunció que el Reino Unido hará "todo lo que pueda para apoyar a los servicios franceses de emergencia". Su homólogo italiano, Matteo Renzi, también se mostró "profundamente afectado" por el accidente y ofreció sus condolencias a Hollande, Merkel y Rajoy.

El presidente ruso, Vladimir Putin, envió sus condolencias tanto al Rey de España como a Merkel. El rey Mohamed VI de Marruecos envió un mensaje de condolencias al presidente francés, a la canciller alemana y a los Reyes de España.

Asimismo, presidentes de distintos países latinoamericanos mandaron mensajes de pésame y solidaridad con los familiares de las víctimas del accidente.

El accidente en los diarios

El accidente del Airbus 320 es noticia de portada en todos los diarios, que ofrecen un amplio despliegue de la noticia. "El avión se precipitó sobre los Alpes sin enviar señal de alarma", titula EL PAÍS. El diario destaca en sus páginas de interior que se trataba de un "vuelo de bajo coste". "Tragedia en los Alpes franceses", es el titular de EL MUNDO, que destaca en primera que el avión "estuvo ocho minutos en caída libre sin dar la alarma". "4U9525. Vuelo sin destino", titula ABC. "Vuelo sin retorno", es el titular de LA VANGUARDIA, que dedica toda su primera página al siniestro. EL PERIÓDICO, diario que también dedica en exclusiva su primera al accidente, titula: "Desolación". "Tragedia en los Alpes: 150 vidas", apunta LA RAZÓN. 

De interés

Artículos Relacionados