domingo,24 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEmpleo empieza a limitar las irregularidades de falsos autónomos que pasan por...
Medida urgida por las empresas de trabajo temporal y la CEOE

Empleo empieza a limitar las irregularidades de falsos autónomos que pasan por cooperativas

Redacción
El Ministerio de Empleo anunció este jueves que limitará a las falsas cooperativas de autónomos, al sancionar con la disolución y exigir cuotas a sus presuntos asociados a la mayor de ellas, por la que han pasado de 5.000 a 16.000 personas: Fidelis Factu, conocida como Factoo.Pese a que las cooperativas tienen grandes controles burocráticos de las Comunidades Autónomas, empresas como ellas eran toleradas de intermediarias para permitir que trabajadores por cuenta propia eviten cotizar como tales

La descalificación de la Cooperativa valenciana, instada por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, además de abrir el camino a reclamaciones a los falsos asociados y asociadas, indica que otras entidades de este tipo perderán su condición cooperativa. Mientras denuncian otros ámbitos de falsos autónomos tolerados hasta ahora por la Administración,los sindicatos están planteando en diversas Comunidades Autónomas propuestas de modificación de la Ley de Cooperativas con el objetivo de combatir y "poner coto" a la proliferación de falsas 'cooperativas de trabajo asociado', pero hasta ahora empleo había hecho la vista gorda, pese a que la ley y los controles autonómicos imponen a estas entidades muchas más exigencias de control que al resto, por ejemplo no admitiendo el obligado registro de las cuentas anuales por defectos puramente formales como la falta de firma en una de las decenas de hojas que la mayoría presentan anualmente. La nota oficial dice lo que sigue:

"Empleo y Seguridad Social ha resuelto descalificar a Fidelis Factu, S. Coop. por infracción, a la vista del informe emitido por Unidad Especializada en el Área de Seguridad Social de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Valencia.El pasado 16 de febrero de 2017, la Subdirección General para la Inspección en materia de Seguridad Social, Economía Irregular e Inmigración da traslado a la Dirección General del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la Responsabilidad Social de las Empresas del informe de la Unidad Especializada en el Área de Seguridad Social de la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Valencia, en el que se proponía que se iniciara el procedimiento de descalificación de la entidad “Fidelis Factu, S. Coop.”, previsto en el artículo 116 de la Ley 27/99, de 16 de julio, de Cooperativas.

En el informe emitido por la Unidad Especializada de la Inspección de Valencia se relacionan numerosas conductas infractoras. Una de ellas señala que los simulados “socios trabajadores” son, en general, profesionales trabajadores por cuenta propia dedicados a cualquier actividad, que actúan en el tráfico mercantil, por lo que se ven en la necesidad de emitir factura a sus clientes, y correlativamente, cumplir con las obligaciones fiscales y en el RETA.Otra conducta infractora se refiere a que en los dos años que lleva activa ha tenido en alta a más de 5.000 afiliados distintos. Cada uno de los socios trabajadores se mantiene en alta durante escasos días, lo que supone una vinculación anómala. Los socios trabajadores de una cooperativa de trabajo asociado deben incorporarse en la prestación de trabajo a la misma con carácter, en principio, indefinido.Asimismo, se ha probado que Fidelis Factu “no realiza actividad cooperativizada alguna”.

La medida viene precedida por el hecho de que la asociación de empresas de trabajo temporal Asempleo ya se alzó la voz sobre este fenómeno hace unas semanas, que calificaban de fraude, como a partir del jueves comparte la propia Administración. Trasladó su queja a la CEOE y al Ministerio de Empleo, aunque este ha dicho  a EL PAIS que se encontraba inmerso en esta investigación. “Lo hemos detectado al perseguir la figura del falso autónomo”, reconoce el presidente de Asempleo, Andreu Cruañas.

Según esta asociación de empresas de trabajo temporal, que cifra en unos 20.000 los trabajadores que han usado las falsas cooperativas de autónomos, promocionaban el servicio como una forma de ahorro ante Hacienda y la Seguridad Social. “Hacían publicidad en la que decían que podían pagar hasta un 15% menos que como autónomo”, afirma Cruañas.

A primera hora de la mañana, y sin recurrir a una de las notas de prensa que prodiga el Departamento, el Ministerio de Empleo descalificó a esta cooperativa y abrió la puerta a exigir las cotizaciones debidas a las más de 5.000 personas que han sido sus asociados, aunque en algún momento la oropiacemplesa habló de 16.000. Cada uno de los socios trabajadores se mantenían en alta durante escasos días. La Administración afirma que la vinculación de una cooperativa de trabajo asociado debe ser inicialmente indefinida.

En el informe emitido por la Unidad Especializada de la Inspección de Valencia se indica que los simulados “socios trabajadores” son profesionales trabajadores por cuenta propia dedicados a cualquier actividad, que actúan en el tráfico mercantil, por lo que se ven en la necesidad de emitir factura a sus clientes, y correlativamente, cumplir con las obligaciones fiscales y en autónomos. 

Según el cálculo del ahorro que presenta Factoo en su web, de cada 1.000 euros brutos facturados, el asociado solo paga 56,5 euros a la Seguridad Social, 59,5 por los gastos de gestión y alrededor de 20 euros como retención del IRPF. En cambio, quien hiciese esta misma factura dado de alta como autónomo abonaría 267 euros a la Seguridad Social —en los seis primeros meses de autónomo con la tarifa plana solo serían 50 euros—, 50 euros por los costes de gestoría, y 190 euros de IRPF, una retención del 19%.

Operativa de los falsos autónomos de cooperativas

Al perder su empleo, muchos trabajadores y trabajadoras, encontraron trabajo como profesionales independientes aunque por de salarios muy bajos, quinientos o seiscientos euros-, La cuota de autónomos está en 264,43 euros mensuales. Trabajar es imposible.Es en ese momento donde aparecen las entidades que fingen ser cooperativas de trabajo asociado. La Cooperativa es una empresa instrumental que simula relaciones de trabajo dependiente (socios y socias trabajadores). Los da de alta por breves periodos en la seguridad social cuando, en realidad, son autónomos y autónomas que no cotizan en este régimen, según el funcionamiento de esta práctica descrita por Estrella Digital.

P

Foto de una de las páginas web de la empresa, que sigue operativa

El funcionamiento es relativamente sencillo. Los profesionales por cuenta propia hacen un trabajo y se ponen en contacto con la supuesta cooperativa. Esta emite la factura, mientras el profesional firma un documento de asociación en el que simula ser un “socio trabajador” y le cobra una cuota de ingreso.

Una vez hecho esto, la cooperativa le da de alta en el Régimen General de la Seguridad Social "durante unos días" al trabajador, emite la factura al cliente y, posteriormente, una liquidación al profesional en la que se les descuenta "el pago del gasto de Seguridad Social y otras cantidades por su tramitación".

Se trata de empresas que han visto una oportunidad de negocio en la necesidad de un colectivo heterogéneo de profesionales que actúan en el tráfico mercantil y deben emitir factura a sus clientes, al tiempo que han de cumplir con sus obligaciones fiscales (alta censal, liquidación IVA, retenciones IRPF) y con la Seguridad Social (alta y cotización en el RETA). La fórmula societaria elegida para dar cuerpo a este negocio ha sido la cooperativa de trabajo asociao.

No estamos ante cooperativas de trabajo asociado que incorporan a su base social nuevos socios trabajadores. No se están generando puestos de trabajo ni; tampoco, atendiendo al objeto social de este tipo de entidades. Las personas que se adhieren temporalmente a estas plataformas no son socios trabajadores; en consecuencia, están empleando instrumentalmente una entidad con el resultado de incumplir obligaciones fiscales y de alta y cotización en el Régimen Especial correspondiente.

De interés

Artículos Relacionados