Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

sábado, 30 de mayo de 2020  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Las empresas IBEX35 se resisten a informar de cómo cumplen en corrupción,impuestos yderechos ajenos
ICO opera con Atradius Crédito-Caución aunque le prohiben que sus avales pasen por paraíso fiscales
Una veintena de organizaciones urge libre acceso a la información administrativa
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Las universidades tendrán tres años para reducir las tasas hasta los niveles de 2011
El Europarlamento pide más eficacia que el CCU español en el reembolso de vuelos no realizados
El Ranking CYD 2020 del 94% de las Universidades reafirma el liderazgo de vascas y catalanas
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"El COVID 19 es un evento quizá nunca ocurrido como ahora, y pone en peligro nuestra civilización"
"Tratamos de predecir cuál será la próxima enfermedad emergente para evitar otras más como COVID"
"En un año,aunque no haya vacuna,habrá infectado un 40% o 50% de la población y el virus frenará"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Los ERTE salvan 3,3 millones de empleos y más de medio millón de empresas, según Trabajo
Mucho interés de avance en la Comisión de Seguimiento Tripartita para los ERTEs tras el 30 de junio
ANPE reivindica la enfermera escolar en todos los centros educativos tras la pandemia de COVID
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
Bajan los precios básicos menos el arroz, con 7 países iberoamericanos entre los 23 con más COVID
América Latina perderá un 7% de su PIB este año por el COVID, 2 meses atrasado, según Banco Mundial
Brasil supera a Portugal como segundo país iberoamericano con más víctimas por COVID tras España
TENDENCIAS Ampliar +  
El voto latino en las elecciones de EEUU 2020 llegará al 13,3%
La tasación de viviendas pasa de física a digital y solo Madrid y Barcelona superan mínimos de 2012
El siglo de Asia empieza este 2020 de Juegos en Japón con temores existenciales y de salud mental


Por el nuevo Bretton Woods, ahora digital, verde y social

En las crisis de interdependencia que trae el COVID, sostener y enmendar,vacunas también necesarias

El COVID acelera el oligopolio de las bigtech a niveles superiores a los precios al estallido de la burbuja de las puntocom en el 2000

La ciencia es hoy unánime en asegurar que el virus que nos ha traído la pandemia COVID 19 tiene causas naturales, no artificiales, aunque algunos políticos tan descerebrados como sesgados por sus intereses hablen del virus chino,al igual que con la gripe española.Hasta detalles como estos confirman que vivimos la mayor de las crisis de interdependencia jamás conocida.Lo mejor (o peor), según respondamos, será que tras el presente trance vendrán por ello otros muchos similares.
Infolítico 10 de mayo de 2020 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 Las universidades se vuelcan ahora en los ODS 2030, aunque con peores resultados que en Europa
 El 78% de las pymes aún ignora la Agenda ONU de ODS 2030, según Red Española del Pacto Mundial
 Medioambiente más que reformas sociales y económicas acaparan en España la campaña por los ODS 2030
 España, 21 país del mundo en cumplimiento de los objetivos del desarrollo sostenible para el 2030
Digo desde el inicio de la pandemia que esta crisis es muy distinta y será mejor y más rápidamente superada que la iniciada en 2007 si captamos el mensaje de mayor escala enviado jamás por la naturaleza a la humanidad: Estamos en vías de domesticar ADN genético, electrón, fotón, gravedad y otras de sus fuerzas fundamentales de la naturaleza, como hicimos en la edad de piedra y el neolítico con fuego, animales y plantas. Pero aún ignoramos cómo domesticar nuestra voluntad (poder, libertad, etc). Tampoco tenemos las instituciones que necesitamos en esta era, pese a que hace casi medio milenio, y tras una larga guerra interior, Europa adoptó el primer multilateralismo.

Al principio pensaba que podríamos superar este cisne negro en menos de un año, en forma de V o a lo sumo de U, como escribí en los primeros balances para "Consejeros, revista  del buen gobierno y la responsabilidad corporativa" y ha reproducido integramente "Consenso de Mercado".  Hoy no soy tan optimista, porque los últimos dos meses me han reafirmado en que nuestros gobiernos, desde el de Trump al de Pedro Sánchez, distaron de entender bien el mensaje, al menos al principio y en lo que se refiere a la crisis de interdependencia, aunque todos estamos a tiempo de corregir nuestros errores.

Mi tesis era que el COVID19 ha sido para sanidad, economía, ciencias, política y sociedad una inmensa demostración del "efecto mariposa", realmente la demostración de mayor escala desde que ese fenómeno de la interdependencia que subyace al famoso efecto fue intuido claramente por algunos cientificios como Henri Poincaré hace un siglo, e identificado totalmente por Edward Lorenz en 1972, ya para entonces como indicador de un caos dentro del cual podemos encontrar cierto orden o regularidades, quizá no absolutas, pero sí como las ofrecidas por los sistemas adaptativos complejos, caso del cuerpo humano o de la gran mayoría de esis sistemas existentes en la naturaleza, y sobre todo en la vida.

Decía entonces que captar esos mensajes de la naturaleza serviría para mejorar todas nuestras interacciones e instituciones, entre ellas las digitales, pues cabe resaltar que actualmente el uso de información reduce la necesidad de movilidad física de personas, bienes, servicios y capitales, como explicamos hace dos décadas en Digitalismo ( Taurus 2001) habíamos detallado previamente desde 1995 en una docena de libros sobre el teletrabajo, el comercio electrónico y el e-learning. Nuestros dispositivos electrónicos conectados superaron los 10.000 conexiones al terminar 2018, cuando eran por tanto más que los casi 8.000 millones de personas en el planeta.Asi, hace un año Internet de las cosas se aceleraba y esperaba tener 64.000 millones de conexiones en 2025,seis veces más, de manera que empresas y consumidores gastarían cerca de 15 billones de dólares (trillons anglosajones) en dispositivos, soluciones y sistemas de soporte de IoT. Pero todo parece indicar que el COVID tiende a duplicar su velocidad.

Hoy constato, por desgracia, que líderes mundiales como Trump en los EEUU y Xi en China siguen sin haberlos entendidido bien. En caso contrario,  habrian detenido inmediatamente su guerra fría, como ya hicieron precisamente Rusia y los Estados Unidos con la suya para cooperar ante la pandemia de viruela, que durante miles de años se había cobrado quizá miles de millones de muertos, pues se dice que solo en el siglo XX ya había matado a otros 300 millones de personas.Justo hasta que la cooperación cientifica se impuso transitoriamente a aquella primera guerra fría. Fruto de ese acuerdo fue que en 1979 la viruela pasó a ser la primera plaga declaradada erradicada del Planeta, y hasta ahora la única.

En cambio, ahora esa guerra fria se ampia cada dia, con todo tipo de fake news, que envenenan la convivencia pacífica en lo político y social. Y lo peor es que, salvo para dar cursos, como uno en que he participado donde nos ayudaban a identificar hasta 14 clases distintas de informavion falsa, los gobiernos de las administraciones públicas y de las grandes digitales no parecen dispuestos a acabar con ese cáncer social, sino que por el contrario ayudan a que se extienda. Unos, porque sus líderes u organizaciones que los soportan forman parte del sistema canceroso. Las grandes digitales, porque también entendieron mal desde el principio el buen fin de su negocio y se lanzaron primero desde EEUU y luego desde China a la nueva conquista del oeste digital, sin importarles qué derechos Existentes o de nuevo cuño se llevaban por delante. 

El resultado es que hoy las soluciones son más complejas que cuando empezó la revolución digital, ya que las cinco grandes bigtech o GAFAS (Google, Amazon, Facebook, Apple),esas compañías cuyas plataformas puramente informativas trenzan nuestras relaciones, han pasado en pocas décadas de no existir a sumar have ya varios años un valor de capitalización superior al de los 100 mayores valores industriales cotizados en las bolsas. Pero el COVID ha acelerado su oligopolio a niveles superiores a los previos al estallido de la burbuja de las puntocom hace 20 años, como refleja el gráfico superior, tomado de Larry Hatheway y Alexander Friedman en What the Stock Market Is Really Saying.

Así, los mercados de valores sí parecen entender y apoyar hacia donde va el mundo en su digitalización. Esta crisis ha acelerado mucho esa tendencia a la sustitución del mundo físico por el nuevo mundo digital, como la de otras muchas tendencias preexistentes. Si en tres décadas  surgieron varias decenas de gigantes digitales antes inexistentes, en los últimos meses de COVID 19,  solo  entre Amazon y Microsoft han pasado a sumar mayor capitalización que todos los valores industriales del FT100 (ver su revalorización los últimos doce meses en el cuadro siguiente), debido a las expectativas de sus infraestructura de nube (cloud computing) para el teletrabajo, e-learning, ocio, comercio electrónico, finanzas, etc. Facebook, que demoró su llegada a  2006 suma 2.700 millones de usuarios (incluido la app Whatsapp) y ha irrumpido como otras bigtech en sectores como el de los pagos, con efectos similares a los del siglo VII antes de Cristo cuando se creó el dinero en el Reino de la Lidia (la  Creta de Creso), o en el siglo VII de la era cristiana en China cuando surge el primer papel moneda que impresiono a Marco Polo y lo trajo a Europa, desde donde se expandiría con la imprenta, hasta que en 1971 los EEUU terminan de monetizarlo al romper por primera vez el patrón oro del dólar y crear así el dinero fiduciario.


A la liza se han cumado en las dos últimas décadas otras bigtech chinas. Alibaba, por ejemplo, anunciaba hace unos días que invertirá 28.000 millones de dólares en infraestructura en la nube para competir con los gigantes tecnológicos de EE. UU y "acelerar el proceso de recuperación", además de respaldar la "transformación digital en un mundo postpandémico". Alibaba Cloud ya representa casi la mitad (46%) del gasto en infraestructura de nube en China, el segundo mercado de servicios de infraestructura de nube más grande del mundo, detrás de los EE. UU. Ese grupo chino ya es el tercero del mundo, detrás de Amazon Web Services y Microsoft Azure, que tienen previstas inversiones menores según lCanalys. Alibaba Cloud ya opera en 63 zonas de disponibilidad que abarcan Asia, Australia, Europa, Medio Oriente y EE. UU.

Sostenerla y enmendarla

Si gobiernos y grandes digitales entendieran bien las consecuencias de esa aceleración de la interdependencia, pronto asistiríamos a la refundación desde Naciones Unidas de un sistema internacional que asegurara la reconstrucción tras la crisis y la sostenibilidad de un mundo que ya antes del COVID 19 mostraba muchas tendencias a la insostenibilidad, algunas de ellas tratadas de frenar desde la ONU con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030 de la ONU y sus casi 200 metas para ese año año. Pero, bien al contrario, algunos de los grandes gobiernos, de las digitales o del resto de las grandes empresas se dedican con sus lobbies a  desacreditar ese sistema o la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), convirtiénndola en pura acción reputacional o publicitaria (casi en fake news), en vez de asumir que la interdependencía requiere la responsabilidad de todos. No para declararlo de boquilla y seguir en dirección opuesta, sino para que todos nos someternos a acciones de evaluación por parte del resto de los grupos de interés con los que nos relacionamos, para que así la reputación se mida con muchos indicadores objetivos de cumplimiento ante el pago de impuestos o el buen fin de las reclamaciones de los consumidores o los derechos de los trabajadores, no por sus acciones de publicidad o lobby.

Su empeño parece responder al dicho español de sostenerla y no enmendarla, enraizado en el romancero, como si su origen hubiera sido de sostener la espada y no envainarla, pues en Las Mocedades del Cid de Guillén de Castro, el poderoso conde Lozano pega una bofetada al anciano padre del Cid, y contra las sugerencias de que le pida disculpas y no se bata a muerte con éste, recita su famoso poema, casi póstumo:

Esta opinion es honrada:

procure siempre acertarla

el honrado y principal;

pero si la acierta mal, .

defendella, y no enmendalla.

Hoy muchos órdenes institucionales requieren, sin embargo, apuestas por la RSC y el cumplimiento legal orientados a la sostenibilidad del Planeta en lo intergeneracional, medioambiental, social y de gobernanza económica y política. Nos jugamos la sostenibilidad de la vida del Planeta, creada durante miles de millones de años gracias a la organización de la interdependencia de elementos desde el caos inicial para formar sistemas adaptativos complejos de los que ni la ciencia ni la docencia terminan de aprender.

También está en juego la convivencia pacifica de las naciones, el futuro de procesos de integración como el europeo aquejados de falta de solidaridad o no exponerse a otras muchas amenazas que se nos presentan cada día como riesgos muy probables, entre ellas que superado el COVID 19 proliferen los del cibercrimen, sus virus informáticos desestabilizadores o los virus introducidos por el deteriodo de la calidad de la información con la que los ciudadanos tomamos decisiones, por lo que así se nos priva del pleno acceso a la información veraz que deberían garantizarnos los poderes públicos junto a la ciudadanía digital. Bastaría para ello con garantízar de verdad nuestra privacidad y que las big tech dejen de traficar con nuestros datos y paguen en cada país alli donde operan por ellos y por los impuestos con los que se financian la salud, la educación o las rentas de cuyo mantenimiento ellas son las principales beneficiarias. 
 
No hacen falta en este frente grandes rediseños institucionales, como detallamos hace unos dias en otros foros, sino adaptar el sistema que va a seguir la humanidad en esta fase a los intereses, ideas y voluntades ya expresados por las mayorías democráticas. Una de las claves será por ello ver si los datos de las personas podrán ser capitalizados por sus propietarios o al menos por los estados para ayudar a financiar la creciente demanda de formas de rentas básicas universales, como esa avanzadilla de Ingreso Mínimo Vital que aconsejó la Unión Europea a España para reducir sus niveles de pobreza, propuso para AIREF para unos cinco millones de hogares, incluyeron Psoe y Podemos en su programa de Gobierno de coalición y ahora incluyen como una de las medidas propuestas para los  nuevos Pactos de la Moncloa, donde sería conveniente mayor transparencia en todo, incluida por ejemplo la financiación y actividad relacional de quienes regulan, o del millón y pico de perfiles falsos en Twitter para intoxicar. Transparencia orientada a mejorar la calidad de la información (empezando por la estadística oficial), lo que requiere actuar con mayor decisión en la resolución de los conflictos de interés y la mayor transparencia de la huella e impacto de la responsabilidad de cada uno, incluidas producciones y consumos de empresas, administraciones públicas y ONGs a través de la mejora del cumplimiento y la responsabilidad social corporativa (RSC).

Otros asuntos de Blogs
Fórmulas para lograr ser un país más generoso
El infolitico, su digitalismo y capital para que las ´biotech´ se fusionen con el mundo analógico
La China de Xi, líder de la reglobalización en la cumbre del G-20
El peligro de Trump para la supremacía de EEUU
2ª renovación histórica del PSOE: hacia el Mercado posible y el Estado necesario
El postcapitalismo que viene con el Foro de Economía Progresista
Tras el referéndum griego
Uniones pendientes para que Europa funcione
Europa combinará recortes y más incentivos al empleo juvenil
La desigualdad agita su agenda mundial
Tres descentralizaciones y un pacto necesario
Lejana recuperación aquí y en la Eurozona
Presupuestos para la desunión europea
Menor protección del consumidor europeo
Hacia la lejana unión europea
UE: Otro presupuesto contra el euro
Los triunfos de Obama y China y el fracaso europeo
El señoreaje de la prima de riesgo
Datos para ahuyentar mayor austeridad
Hora de reformas, no de más recortes

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Comunicación para juristas
La Renta Básica
Mi heroína eres tú. ¿Cómo pueden los niños luchar contra la COVID-19?
"Contagio" y "La Peste", pandemias de ficción, se convierten en virales y en causas de aprendizaje
Las administraciones españolas
"Jesucristo ¿Quien fue?",obra del exsacerdote y ufólogo Freixedo tras morir a los 96 este octubre
TESIS Y TESINAS
Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
En confinamiento, la desigualdad se magnifica
España, segundo país de la UE donde más creció la desigualdad de rentas durante la crisis
Alta evidencia del poder de las élites empresariales en la política de Chile y otros 7 países de AL
La inteligencia artificial supera barreras para el reconocimiento automático de lenguas de signos
España incumple el Tratado ONU de Discapacidad en áreas clave como integridad y consentimiento libre
1 El Expediente Royuela
2 Asi será desde julio la Renta Minima Vital (RMV) de España, ultimo país europeo en adaptarla
3 Una lectura de ciego de la encíclica ecológica Laudato sí.
4 La Renta Básica
5 Este lunes el 53% de España estará ya en fase 1 y el otro 47% de la población pasará a la fase 2
6 Gana fuerza la idea de que los anticuerpos del COVID no garantizan inmunidad ante la reinfección
7 El portal ´Aprendo en casa´ de RTVE y MInisterio de Educación, modelos de tele-educación en COVID
8 Las ONGs exponen lo que se logra al marcar Fines Sociales en la declaración del IRPF
9 Empiezan las protestas sanitarias en Madrid, entre caceroladas de la derecha y réplicas vecinales
10 Creada la Academia Joven de España,
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Vaciar los centros de educación especial (para integrar a sus alumnos en colegios),misión imposible
Un curso académico malherido este de 2019-2020
Hay que controlar al infectado con su movil, aunque sin dar nombre y apellidos
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS