lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEroski hace caso al FMI
A sus 40.000 trabajadores

Eroski hace caso al FMI

Redacción
La empresa de supermercados ha rebajado el sueldo a sus empleados un 10%, siguiendo los consejos que proponía el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea para la recuperación económica de España

 Cuando todavía no se han apagado los rescoldos del debate abierto por la directora gerente del FMI y el vicepresidente económico de la Comisión Europea sobre la conveniencia de pactar una rebaja salarial en España próxima al 10 por ciento, Eroski ha tomado la drástica medida de recortar el sueldo a sus 40.000 trabajadores, según ha publicado EL ECONOMISTA.

El grupo de distribución vasco persigue moderar así sus costes laborales y atajar los malos resultados de 2012, en el que contabilizó unas pérdidas de 121 millones. Se trata de una decisión soberana, respaldada por el 79 por ciento del consejo rector, que persigue garantizar su supervivencia en el tiempo.

De momento ya ha tenido efecto entre los 8.500 socios de la cooperativa, cuya remuneración se ha visto mermada un 5 por ciento, y tendrá continuación con la rebaja salarial de los 408 miembros del equipo directivo, que llegará hasta un 10 por ciento. El sueldo de los 31.500 trabajadores que conforman el grueso del grupo deberá ser negociada con los sindicatos. Haciendo un ejercicio de libre extrapolación, España debería seguir el mismo camino que Eroski y afrontar antes que tarde un nuevo ajuste salarial para profundizar en su devaluación interna, reducir los costes productivos y ganar competitividad.

¿Cuál es el problema?

El opinión de EL ECONOMISTA,  el problema es que ni las empresas ni los trabajadores tienen una mentalidad cooperativa, según la cual cuando las cosas marchan bien se reparte el beneficio y cuando vienen mal dadas y no queda más remedio hay que ajustarse el cinturón. La rápida oposición demostrada por los agentes sociales a la propuesta del FMI y CE pone de relieve la falta de sensibilidad interna que existe para adoptar medidas que permiten salvaguardar el futuro de las empresas y crear nuevo empleo.

De interés

Artículos Relacionados