jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEspaña liderará este año el crecimiento y paro mundial, según FMI y...
La prensa resalta la necesidad de estabilidad política

España liderará este año el crecimiento y paro mundial, según FMI y OIT

Redacción
El Fondo Monetario Internacional (FMI) publicó este martes sus últimas Perspectivas de Crecimiento Mundial, en las que la economía española sale favorecida, con un crecimiento para este año del 2,7%, una décima superior a lo proyectado por el Ministerio de Economía español. También la Internacional de Trabajo (oIT), que prevé el paro español baje al 21,5% en 2016 y al 21,3% en 2017, tasas igualmente de las más altas del mundo pese a su leve retroceso reciente. La prensa españóla pide estabilidad

El FMI ha elevado su previsión para 2016 para España hasta el 2,7%, dos décimas más que en octubre, siete más que en abril y casi un punto más que en enero de 2015, aunque como informó Ibercampus 1,7 puntos se deberán a la caída del petróleo, depreciación del euro y otros impulsos extgrnos. Los diarios recuerdan que hace un año el FMI preveía que España iba a crecer sólo un 1,8% este año.

De esta forma, el Fondo ha revisado al alza sus números para España en 2016 en cuatro de sus últimos cinco informes de previsiones, al contrario de lo que ha hecho para la actividad a nivel mundial, donde ha recortado sus estimaciones de crecimiento en cuatro de las últimas cinco ocasiones. Ayer volvió a suceder lo mismo, al recortar sus expectativas para el PIB mundial en 2016 hasta el 3,4%, es decir, dos décimas por debajo de su previsión de octubre, que a su vez era dos décimas inferior a la de julio.

Los factores que pueden hacer caer el crecimiento de la economía global, en palabras del economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, son la "generalizada" desaceleración de los emergentes y el aterrizaje de China, la bajada de las materias primas y la energía, así como la subida de interés en EEUU. Pese a todo ello, el FMI "no contempla" una nueva crisis en el futuro inmediato.

El FMI muestra su satisfacción por la forma en la que España está llevando la gestión de su economía. En este sentido, el economista jefe de la institución señaló que "España ha hecho mucho en términos de reformas". No obstante, según resaltan todos los diarios, la incertidumbre acerca del nuevo Gobierno y la estabilidad que éste vaya a tener, "podrían pesar" en esa expansión, según Obstfeld, que pidió "una pronta resolución de la incertidumbre política".

El ministro de Economía, Luis de Guindos, dijo ayer que "la novena revisión al alza" del FMI sobre la economía española cobra gran valor "en medio de una desaceleración de la economía global". "Nuestra recuperación es intensa y debemos cuidarla", añadió. Entre los signos de confianza de la economía española, Guindos destacó el resultado de la última subasta del Tesoro, en la que ayer se colocaron letras a 9 y 12 meses con intereses negativos. "Nos pagan para que les guardemos dinero", apuntó.

Alto desempleo

El desempleo seguirá creciendo en el mundo tanto en 2016 como en 2017, según los últimos cálculos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que presentó ayer su informe anual Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: Tendencias 2016. Según sus estadísticas, 2015 acabó con 197,1 millones de personas sin trabajo, 27 millones más que antes de la crisis de 2007. La OIT prevé que en 2016 otros 2,3 millones de trabajadores se conviertan en desempleados, lo que elevaría el total de parados al final de este año a 199,4 millones, a los que se podrían sumar 1,1 millones de personas sin trabajo en 2017.

El aumento del número de demandantes de empleo vendrá principalmente de los países emergentes y en desarrollo, según el informe, en particular los de América Latina, así como de algunos países asiáticos (especialmente, China), además de varios países árabes exportadores de petróleo. El director general de la OIT, Guy Ryder, dijo ayer en rueda de prensa que "la significativa desaceleración de las economías emergentes, junto a una drástica disminución de los precios de las materias primas, tiene un efecto negativo sobre el mundo del trabajo".

Este aumento del paro en los países emergentes y en desarrollo contrasta con la mejora de la tasa de desempleo de las economías desarrolladas, que bajó de 7,1% en 2014, a 6,7% en 2015. "En numerosos casos, sin embargo, estas mejoras no fueron suficientes para colmar el déficit del empleo que se generó como resultado de la crisis financiera mundial". Uno de los problemas principales es que muchos de los empleos son precarios, por ser temporales, a tiempo parcial o mal remunerados.

En lo que respecta a España, el informe recuerda que en 2015 la tasa de desempleo para personas mayores de 16 años disminuyó en 2 puntos porcentuales, hasta situarse en el 22,4%. De acuerdo con las proyecciones de la OIT, se espera que esta tendencia a la baja continúe durante los años 2016 y 2017, alcanzando un 21,5% en 2016 y un 21,3% en 2017.

No obstante, las proyecciones para el crecimiento del empleo son más pesimistas, dado que la OIT estima que será del 0,9% en 2016 y que será nulo en 2017, mientras que fue del 1,8% en 2015. El jefe del departamento de Investigación de la OIT, Raymond Torres, dijo que "hay cierta recuperación", pero añadió que "desde el punto de vista del empleo la situación todavía es preocupante", en tanto hay más del 20% del desempleo, una de las tasas más altas en Europa y del mundo desarrollado. Además, mientras que la temporalidad media de los países europeos se sitúa en el entorno del 15%, hay un grupo de países, como Países Bajos, Portugal y España, en los que la cifra supera el 20%.

Por otra parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apeló ayer a la necesidad de que España mantenga su estabilidad política y sus reformas económicas, para garantizar que el país siga teniendo en los próximos años cifras récord de turismo como las logradas en 2015. Rajoy pronunció estas palabras durante su intervención en la sesión inaugural del Foro de Liderazgo Turístico Exceltur, que se celebró ayer, víspera de la apertura de la Feria Internacional del Turismo (Fitur), prevista para hoy.

China, menor crecimiento en 25 años

China creció el año pasado un 6,9%, su ritmo más bajo de los últimos 25 años, cuando el país se enfrentaba al aislamiento internacional tras la represión de Tiananmen. Según el Buró Nacional de Estadísticas, su PIB del último trimestre se elevó un 6,8%, una décima inferior al del tercero y dos por debajo del primer semestre, cifras que están en consonancia con las previsiones del régimen de Pekín, en torno al 7%, pero que podrían ser inferiores y situarse alrededor del 5,8%.

Hasta 2020, las autoridades chinas esperan que la economía crezca a un ritmo del 6,5%, para doblar el PIB de 2010 y reducir la pobreza en cien millones de personas. El PIB del año pasado subió a 67,67 billones de yuanes (9,48 billones de euros). Por primera vez, el sector servicios protagonizó más de la mitad de la riqueza generada en el país, con un 50,48% frente al 48,1% de 2014. Las autoridades quieren dejar de depender tanto de las exportaciones y la producción industrial pesada y a basarse en el comercio y los servicios.

Editoriales de la prensa española

Las dudas sobre la formación de gobierno frenarán la recuperación (EL PAÍS): La formación de una mayoría de Gobierno es un factor básico de estabilización del crecimiento económico en España. Esta es la lectura entre líneas del informe de previsiones económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI) difundido ayer, en el cual se corrigen al alza las previsiones que crecimiento para España. El FMI, que no suele equivocarse en las tendencias, considera que todavía no se han alcanzado los niveles de inversión y consumo previos a la crisis y que el hundimiento del precio del petróleo beneficiará al consumo. El crecimiento español, superior al de la media europea, se fundamenta en una caída de las rentas salariales que se mantendrá al menos hasta 2018. El factor que no puede evaluar el organismo es el político. "A muy corto plazo, las expectativas de inversión directa y de confianza en la deuda no se verán afectadas por la espera, pero pasado un periodo prudente, si se hace evidente la imposibilidad de llegar a un acuerdo que permita la investidura de un candidato sólido con un programa viable; el desacuerdo pasaría una factura que no sería barata". "Es improbable que ese coste se manifieste en un encarecimiento drástico de la deuda, el BCE tiene hechos los deberes. Pero sufrirían la inversión directa y el empleo y, por tanto, el crecimiento". El peor escenario a efectos económicos es la repetición de elecciones, que demoraría la formación de un nuevo Gobierno de manera que España no podría afrontar la tensión independentista en Cataluña ni negociar los ajustes presupuestarios, ni un nuevo plan de estabilidad. La estabilidad presupuestaria pública necesita con cierta urgencia un nuevo calendario de ajuste del déficit que proporcione margen a la acción pública en inversión y estabilizadores sociales. "Es improbable que las expectativas de crecimiento para este año y el próximo se vayan a conseguir al margen de la estabilidad política".

Los buenos augurios del FMI no son compatibles con la incertidumbre (ABC): El optimismo del FMI sobre el futuro de España "tiene especial valor porque se manifiesta en un informe que rebaja la previsión de crecimiento de la economía mundial, de algunas de las principales europeas, como la francesa, y de las denominadas emergentes". La fortaleza de la economía española "se debe a la inercia de dos grandes aciertos de la legislatura pasada: el reformismo económico y laboral- aun a pesar de quedar reformas sustanciales como la administrativa – y la aprobación de los PGE para 2016". Pero estas rentas "no durarán eternamente, siquiera más allá de medio plazo, si España no abandona la encrucijada política en la que navega desde hace un mes y logra constituir un nuevo Gobierno estable y eficiente". Este escenario de buenos augurios "no es compatible con la incertidumbre actual" y "menos aún con la posibilidad de que el Ejecutivo que finalmente llegue a conformarse esté apoyado por un pacto entre formaciones de ultraizquierda y nacionalistas para hacer presidente a Pedro Sánchez", que "provocaría una inmediata retracción de la confianza internacional en nuestra economía, con el consiguiente encarecimiento del crédito".

La ingobernabilidad, seria amenaza para la prosperidad de España (EL MUNDO): España está demostrando tener potencial para generar crecimiento a un ritmo mayor que las otras cinco grandes economías de la UE, pero la ingobernabilidad a la que puede quedar condenado el país en los próximos meses es una seria amenaza para vuelta a la prosperidad económica y la creación de empleo. En este contexto, "fue muy oportuno el mensaje que trasladó ayer a la clase política" el presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, José Luis Bonet, haciendo un llamamiento al pacto y al diálogo entre los partidos para que no se trunque la recuperación que tanto ha costado emprender y se sometan "al interés de los españoles". Además, es fundamental hacer frente al desafío secesionista del Govern catalán. Para defender a la mayoría de catalanes y combatir la amenaza rupturista "es imprescindible la unidad de quienes defienden el proyecto de España".

Las fuerzas políticas harían bien en no malograr las buenas perspectivas de la economía española (LA VANGUARDIA): Harán bien las fuerzas políticas en no malograr, con un exceso de inestabilidad, las buenas perspectivas de las que goza la economía española, ya que la debilidad del entorno internacional podría acabar por afectarnos negativamente". Para el FMI es bueno que las incertidumbres políticas se resuelvan pronto y que se prosiga con la política llevada a cabo hasta ahora y que tan buenos resultados produce. El escenario global que presenta la institución "es mucho menos sombrío del que temen los mercados financieros".

La estabilidad política, clave del crecimiento (LA RAZÓN): El FMI ha rectificado al alza sus previsiones, acercándolas a las del Gobierno de Mariano Rajoy, cuyo equipo económico ha demostrado que no se equivoca al interpretar y predecir el comportamiento de los mercados. "Una buena noticia, que corrobora que las reformas impulsadas a lo largo de la legislatura están dando los resultados previstos". Por otra parte, conviene apuntar los riesgos de que surja un Ejecutivo débil, presidido por Pedro Sánchez, cuya primera iniciativa se dirige a derogar la reforma laboral y que pretende el imposible contable de incrementar el gasto público y al tiempo acelerar la reducción del déficit. "Una política que no mantenga el rigor presupuestario de estos últimos cuatro años y que detenga el proceso de reducción de carga fiscal sobre hogares y empresas puede dar al traste con los logros conseguidos". El FMI dibuja un panorama internacional poco halagüeño, que puede condicionar los pronósticos.

El  FMI pide estabilidad política (CINCO DÍAS ): El FMI volvió a dar un fuerte espaldarazo a España con sus previsiones de crecimiento, que la sitúan a la cabeza de los países desarrollados. El organismo "conforma una coyuntura lo suficientemente compleja como para que se vea agravada por una marejada política que no termina de amainar y unas fuerzas parlamentarias incapaces de cumplir con el mandato constitucional de pactar un nuevo Gobierno". Cuando desde un organismo internacional se advierte sobre las sombras que supone la inestabilidad política para una economía, la imagen de ese país en el exterior paga un precio. "Un precio muy alto que España no debe ni puede permitirse pagar".

Los riesgos para la recuperación (EL ECONOMISTA ):Las nuevas previsiones del FMI dibujan un panorama "que no justifica pánicos sobre la economía mundial, ya que descarta una recesión del PIB global". Pero eso no debe llevar a minusvalorar amenazas latentes. "Es posible un empeoramiento del contexto internacional y el riesgo de la incertidumbre política que puede provocar grandes perjuicios si se prolonga en exceso".

De interés

Artículos Relacionados