miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEspaña, mayor superficie de Europa en producción ecológica y quinta potencia global
En 2016 aumentó un 2,5%, según el Ministerio de Agricultura

España, mayor superficie de Europa en producción ecológica y quinta potencia global

Redacción
La superficie dedicada a producción ecológica, impulsada por la integración europea y regulada en España desde 1989, aumentó en 2016 un 2,5% respecto al año 2015, alcanzando casi las 2.019.000 hectáreas. La mitad se destina a pastos permanentes, una cuarta parte a cultivos de tierras arables y la otra cuarta parte a cultivos permanentes. Pero la superficie en conversión se ha triplicado respecto al año anterior, lo que reafirma a España como mayor superficie europea y quinta potencia global.

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente informó este fin de semana que dispone ya de los primeros datos de la producción ecológica en España correspondientes al año 2016, que confirman la tendencia de crecimiento sostenido y consolidación del sector de la producción ecológica española. Unos datos que afianzan a España como el primer país de la Unión Europea por superficie y entre los cinco mayores productores del mundo, aspectos no considerados en su reciente informe anual del consumo alimentario en 2016. 

Por lo que respecta a los operadores, su número total se ha incrementado en un 5,3% hasta los 39.744, habiendo aumentado el número en todas las categorías: productores (4,4%), industriales (9%), importadores (23%), exportadores (27%) y comercializadores (17%). Estos datos ponen de relieve el incremento del número de operadores en las fases posteriores de la cadena alimentaria, por el incremento de la demanda.

En producción vegetal destaca el aumento de hectáreas dedicadas a cereales, tubérculos, hortalizas, frutales, frutos secos, cítricos y viñedos.

En cuanto a producción animal, aumenta el número de explotaciones, destacando las de bovino de leche cuyo número se duplica. Aumenta, en menor medida, el número de explotaciones de bovino y ovino de carne, y de aves de corral. El número de cabezas de ganado también se incrementa, destacando las aves de corral que han visto multiplicadas por dos sus cifras, y un incremento más suave en el número de cabezas de bovino, caprino y gallinas de puesta.

Ministerio de Agricultura y Pesca, Aliementación y Medio Ambiente

Por lo que a las industrias agroalimentarias se refiere, éstas han registrado un crecimiento positivo (9%) llegando a las 5.663 aquellas relacionadas con la producción vegetal y a 952 las relacionadas con la producción animal. Mientras el número de las primeras ha aumentado en todas las categorías, entre las segundas ha disminuido las industrias lácteas y aumentando el resto.

Cumplimiento alto, según los controles

Los productos ecológicos, también llamados biológicos u orgánicos están sometidos a un sistema de control oficial regulado por normativa comunitaria, en el marco del Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria. El programa de la producción agrícola ecológica tiene, entre otras exigencias, realizar al menos una visita anual a los distintos operadores de la producción ecológica (productores, transformadores o comercializadores).

Así, el número total de controles oficiales realizados en 2016 ha sido de 46.632. En el curso de estos controles, se han analizado 4.473 muestras, que suponen un 11% sobre el total. De éstas sólo el 7% han tenido un resultado analítico desfavorable.El número de incumplimientos (irregularidades o infracciones) ascendió a 942 en el año 2016, frente a 965 en el año anterior. Estos datos demuestran que el nivel de cumplimiento es muy alto, situándose sólo en un 2% el porcentaje de operadores controlados con incumplimientos.

La producción ecológica es un sistema de gestión y producción agroalimentaria que combina las mejores prácticas ambientales junto con un elevado nivel de biodiversidad y de preservación de los recursos naturales, así como la aplicación de normas exigentes sobre bienestar animal, con la finalidad de obtener una producción conforme a las preferencias de determinados consumidores por los productos obtenidos a partir de sustancias y procesos naturales.

Como distintivo para que el consumidor pueda diferenciar los productos ecológicos, todas las unidades envasadas, deberán llevar impreso el logotipo de la UE y el código numérico de la entidad de control de quien depende el operador responsable del producto ecológico además de su propia marca y los términos específicos de la producción ecológica.

En 1993 entró en aplicación el primer Reglamento comunitario que fue sustituido por el actual Reglamento 834/2007 del Consejo sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos, desarrollado por los Reglamentos de la Comisión, 889/2008 y 1235/2008. 

De interés

Artículos Relacionados