lunes,25 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEspaña mejora en I+D pero sigue lejos de la media OCDE
Pasito a paso

España mejora en I+D pero sigue lejos de la media OCDE

ibercampus.info
España ya dedica el 1,2 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) a investigación y desarrollo (I+D), pero todavía sigue lejos del 1,76% medio de la Unión Europea (UE) y del 2,26% de la OCDE, según un estudio publicado ayer por esta organización. En 2001, España destinaba a I+D el 0,9% de su PIB y ahora invierte el 1,2%, un "proceso de avance significativo" pero lejano aún de lo que invierten de media el resto de países desarrollados, explicó a Efe el presidente del comité de Ciencia y Tecnología de la OCDE, Luis Sanz.

 

"Alcanzar el 1% del PIB era un referente y ya se ha superado", comentó Sanz, quien subrayó que España es el país de los 30 países miembros del "club de los países desarrollados" que más ha crecido en los últimos ocho años en términos de gasto empresarial en I+D, con un incremento de en torno al 15%.

La inversión española en I+D ha crecido desde 2004 y alcanzó los 8.100 millones de euros en 2007, señala la Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) en su estudio "Dinamismo global en ciencia, investigación y desarrollo", publicado cada dos años.

Sin embargo, "a pesar del fuerte crecimiento económico de la última década, el incremento de la productividad laboral ha sido modesto", agrega el informe.

Según éste, la expansión del PIB por hora trabajada desde 2001 fue del 0,9%, frente al avance del 1,8% de media del conjunto de la OCDE.

"Los gobiernos regionales son cada vez actores más importantes en innovación y han desarrollado sus propias políticas de I+D de innovación", aunque estos esfuerzos regionales en ese sentido siguen concentrados en Madrid y Cataluña, que acaparan la mitad del total, dice el informe.

La OCDE identifica varios retos en el sistema de innovación español, como superar la dispersión de la financiación pública de la investigación, el bajo impacto de la producción científica, la moderada innovación, la falta de movilidad de los investigadores y una débil coordinación de las políticas de innovación.

En el campo de los recursos humanos es donde más ha aumentado el I+D en los últimos ocho años, con un incremento de los trabajadores cualificados que hace que los empleos sean más resistentes a los cambios de ciclo, dijo Sanz.

El país "se está comportando bien" en la producción de artículos científicos, donde se ha alcanzado un "nivel equivalente al peso de España" y empieza a haber "visibilidad española" en el ámbito de las patentes, agregó.

Destaca el informe que el paquete de políticas "Ingenio 2010", aprobado en 2005, ha impulsado la innovación. Éste incluye asociaciones público-privadas para innovación (CENIT), fondos de capital y programas para incrementar la capacidad investigadora (CONSOLIDER y CIBER).

España tiene además la "mayor generosidad fiscal de la OCDE en I+D, como las deducciones en el impuesto de sociedades, comentó Sanz.

Dispone además de un sistema de compensaciones del 40% de las tasas sociales y laborales para los trabajadores en I+D.

Por último, el estudio destaca que el Sexto Plan Nacional de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) para el cuatrienio 2008-2011 facilita los instrumentos para desarrollar alcanzar los objetivos a largo plazo y menciona la reforma universitaria emprendida en 2007 y la transformación del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) en una agencia de investigación.

Fuente: EFE

De interés

Artículos Relacionados