sábado,4 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEspaña ofrece a Bruselas menos ajustes en sanidad y educación si pospone...
Cataluña incita a otras cuatro autonomías a la rebelión

España ofrece a Bruselas menos ajustes en sanidad y educación si pospone reducir el déficit

Redacción
El Plan de Estabilidad que España debe remitir a Bruselas antes del próximo 30 de abril será mens duro con el gasto autonómico (sanidad y educación sobre todo) de lo que se pensaba. Si Bruselas accede a ampliar un año el reducir como indicaba el déficit público, las comunidades autónomas solo deberían introducir recortes en sus gastos de poco más de 5.000 millones, el 0,5% del PIB, y no del 0,7% al 1%, como decía Montoro. España y sus regiones tendrían así un cuadro macroeconómico más realista,

 

El Gobierno en funciones quiere cerrar un acuerdo sobre el déficit con Bruselas la semana entrante, según informa este domingo EL PAÍS. Fuentes gubernamentales aseguran que se está estudiando incluir en el Plan de Estabilidad que España debe remitir a Bruselas antes del próximo 30 de abril la ampliación de un año para reducir el déficit público, a cambio de recortes autonómicos del 0,5% del PIB, y un cuadro macroeconómico más realista, en el que el objetivo de déficit para 2016 se situaría en torno al 3,7% del PIB y bajaría del 3% en 2017. El Ejecutivo pretende cerrar el acuerdo en la cumbre del FMI que se inicia mañana en Washington, a la que asistirá el ministro de Economía, Luis de Guindos, y en la que estarán también el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, y el comisario de Economía, Pierre Moscovici.

El acuerdo supondrá una tutela más estricta de la Comisión Europea sobre España, que ya ha pedido al Gobierno que cierre el grifo del gasto de las comunidades autónomas, que fueron las que más se desviaron del objetivo de déficit el año pasado. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha decido intervenir ya los fondos de Aragón y Extremadura y ha enviado cartas de advertencia a 12 comunidades autónomas más, entre ellas la andaluza, lo que ha provocado la reacción negativa de su presidenta, Susana Díaz, que afirmó públicamente que no iba a aplicar ni un recorte más. Según informa EL MUNDO, el presidente en funciones y la presidenta andaluza mantuvieron la semana pasada dos conversaciones telefónicas de las que no salió ninguna solución. Rajoy no accedió a la solicitud de Díaz para que convocara a las comunidades autónomas y escuchara sus reclamaciones sobre los nuevos recortes que les ha exigido el ministro de Hacienda.

Por su parte, el presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, ha reconocido que ha estado telefoneando a los presidentes de Aragón, Baleares, Comunidad Valenciana, Extremadura y a la presidenta de Andalucía con el fin de transmitirles su apoyo y colaboración para hacer frente a la "norma injusta" de reducción del déficit que el ministro Montoro exige a las comunidades autónomas. Susana Díaz, según EL MUNDO, rehusó la invitación de sumarse a cualquier frente y defendió ante Puigdemont el diálogo institucional como forma de resolver el conflicto.

Sobre el déficit de las comunidades autónomas y los recortes exigidos por el Gobierno, el vicepresidente de la Generalitat y conseller de Economía, Oriol Junqueras, se pronuncia en una entrevista publicada hoy en LA VANGUARDIA. "Nosotros podríamos cumplir si el Estado cumple sus obligaciones con Cataluña. Con dificultades, pero podríamos", afirma. Junqueras dice que la voluntad de la Generalitat es que el déficit sea claramente inferior al del año pasado. "Estamos convencidos de que podemos rebajarlo de forma muy sustancial, prácticamente a la mitad, y además cumplir los compromisos que hemos asumido en política social, salud, enseñanza y servicios sociales, lo que se denomina plan de choque, votado de forma unánime por el Parlament".

 Editoriales de los grandes diarios

El independentismo ya no es un valor en alza (EL PAÍS):  El último estudio semestral del Euskobarómetro ha registrado un fuerte retroceso del independentismo en Euskadi hasta quedar por debajo del 25%. También en Cataluña se registra un retroceso considerable de las posiciones independentistas entre la población, según las últimas encuestas. Si el objetivo de todo nacionalismo es alcanzar "el nivel de autogobierno que garantice la pervivencia de una identidad en peligro", es evidente que ya no hace falta independencia para ello. Eso no significa que no pueda volver a repuntar en Euskadi, pero no se puede seguir considerando que el independentismo es una flecha ascendente sin posible retroceso, sino más bien una onda que sube y baja.

El Gobierno ha tensado demasiado la cuerda del ajuste fiscal (LA VANGUARDIA):  El Gobierno ha tensado demasiado las cuerdas con el ajuste fiscal exigido a las comunidades autónomas, ya que sólo 3 de las 17 han podido cumplir en 2015 con el objetivo de déficit que les impuso Hacienda. Cuando una norma se incumple de forma tan masiva, lo más probable es que la responsabilidad principal resida en defectos de la propia norma. Si las autonomías no pueden cumplir con sus objetivos de reducción de déficit, el problema ya no es sólo de ellas sino que se convierte en un grave problema de Estado. Hay que buscar una salida a esta situación lo más rápido posible, por eso unos y otros están obligados a negociar de inmediato y lograr un acuerdo global que equilibre los sacrificios entre la Administración central y las autonomías, en el horizonte de un nuevo sistema de financiación.

Los políticos que no amaban la educación (David Jiménez, director EL MUNDO): Las ocurrencias del lenguaje no resolverán el fracaso educativo andaluz. Igualdad es dar a una niña de Cádiz y a un niño de Madrid la misma formación

De interés

Artículos Relacionados