lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEspaña pasará de tener 54 a 59 eurodiputados tras el Brexit
El PSOE condiciona su apoyo a la reforma electoral interna

España pasará de tener 54 a 59 eurodiputados tras el Brexit

Redacción
La propuesta de composición del Parlamento Europeo, votada el 7 de febrero, sugiere redistribuir, tras el "brexit", 27 de los 73 escaños de la delegación británica entre el resto de Estados miembros. Mientras,en España que la composición del Congreso de Diputados si finalmente hay un pacto electoral de la oposición a las modificaciones que proponen Ciudadanos y Podemos y que por ahora mantienen alejado al PSOE.

La Eurocámara propone que los otros 46 asientos se reserven para futuros Estados miembros. Con este reparto, España pasaría de tener 54 a 59 eurodiputados a partir de 2019, mientras que la composición del Congreso de Diputados Español puede cambiar tanto por as intenciones de voto como por la consecución de un pacto electoral de la oposición.

La portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, y el de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, se reunieron ayer en el Congreso para tratar sobre una posible reforma del sistema electoral para conseguir un sistema "más justo" y proporcional. La reforma de la ley no necesitaría un cambio en la Constitución y al tratarse de una ley orgánica requeriría el apoyo del PSOE. Montero confió en que los socialistas se sumen a la reforma. "Cuanto más justo el sistema más se parecerá la Cámara a lo que voten los españoles" dijo, Girauta insistió en que si consiguen el apoyo del PSOE la reforma se hará, aunque añadió que "ojalá" también se sume el PP.

Por su parte, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, dijo que su partido quiere abordar una reforma "integral" del sistema electoral, no una "subasta de escaños". Lastra destacó la necesidad de que la reforma cuente con un "amplio consenso" con todos los partidos.

Podemos y Ciudadanos coinciden en proponer un sistema más proporcional, listas desbloqueadas, hacer un único envío conjunto de propaganda electoral, eliminar el voto rogado y la obligatoriedad de que los candidatos participen en debates electorales. 

La propuesta europea aboga por reducir el número de asientos cuando Reino Unido salga de la Unión Europea, pero sugiere que a los Estados miembros se les debería asignar eurodiputados adicionales. Las nuevas reglas entrarían en vigor a tiempo para las elecciones de la UE de 2019, pero tendrán que ser aprobadas por los países integrantes.

El Parlamento tiene en la actualidad 751 escaños, el máximo que los tratados europeos permiten. El informe parlamentario, que fue aprobado por el pleno el 7 de febrero, propone redistribuir, tras el “brexit”, 27 de los 73 escaños de la delegación británica entre otros Estados miembros, mantener los otros 46 en reserva para futuros estados miembros.

Distribución de escaños: ningún país perjudicado

Con esta propuesta de los eurodiputados ningún país de la Unión perdería escaños. Algunos países, que están infrarrepresentados debido a cambios demográficos, ganarían de uno a cinco asientos.

El informe de la Eurocámara tiene en cuenta el principio de “proporcionalidad degresiva”: los países con menos población tienen menos escaños que los más poblados. Además, los eurodiputados de países más grandes deberían representar a más personas que los de países más pequeños. En este sentido, los países más pequeños tienen una presencia relativamente mayor en el Parlamento.

La Eurocámara propone que esta nueva distribución entre en vigor sólo tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea, lo que se espera que se haga efectiva a finales de marzo de 2019.

Listas transnacionales

Los eurodiputados plantearon la posibilidad de establecer un electorado conjunto en toda la UE para votar, en paralelo a las nacionales, unas listas electorales transnacionales. Esto hubiera dado la posibilidad a la ciudadanía europea de votar a candidatos de diferentes estados y la circunscripición de estos diputados no seguiría siendo únicamente el país que representa. Esta idea, sin embargo; fue descartada por el pleno.

Spitzenkandidaten

En un informe separado, aprobado el 7 de febrero, los eurodiputados reiteraron su apoyo al proceso "Spitzenkandidaten", introducido en 2014, según el cual los partidos políticos europeos deberían designar antes de las elecciones de la UE a su candidato a presidente de la Comisión Europea. Los eurodiputados sostienen que el proceso establece un vínculo entre la elección del presidente de la Comisión y el resultado de las elecciones y dicen que el Parlamento está listo para rechazar a cualquier candidato para el puesto que no haya pasado por este proceso.

La propuesta será ahora enviada a los jefes de Estado de la UE, que tienen que tomar una decisión unánime. El Parlamento tendrá entonces que dar el consentimiento final.

La Conferencia de Presidentes del Parlamento Europeo propuso al Consejo de la UE que las próximas elecciones europeas se celebren del 23 al 26 de mayo de 2019.

Más información

De interés

Artículos Relacionados