jueves,28 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEspaña promueve la igualdad de género en la ONU mientras el ministro...
Morenés proclama sin convencer tolerancia cero al acoso

España promueve la igualdad de género en la ONU mientras el ministro de Defensa la desatiende

Redacción
La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, defendió ayer en las Naciones Unidas la necesidad de incorporar a la Agenda Post-2015 una serie de mecanismos de seguimiento de los objetivos de igualdad y contra la violencia de género, para impulsar así su aplicación real. Pero al mismo tiempo el ministro de Defensa español proclamaba en el Parlamento tolerancia cero al acoso sexual en el Ejército, citando estadísticas de reducción frente a denuncias de que se silencia.

En el Debate General de la Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) de la ONU, Camarero dijo que el Gobierno​ es partidario de una posición de "claridad, contundencia y eficacia" en la defensa de los derechos de las mujeres y en la erradicación de cualquier forma de violencia que se ejerza sobre ellas, y así lo trasladará a la comunidad internacional.

No es sólo, a su juicio, una tarea encaminada a desarrollar "una agenda inclusiva" de mujeres y de niñas, sino que también busca "mejorar sus condiciones de vida y garantizar el ejercicio efectivo de sus derechos". El proyecto, por la relevancia de los objetivos que pretende, requiere de la unidad de la comunidad internacional. Con todo, la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad ha lamentado que en la declaración conjunta de la UE ante la 59ª sesión de la CSW, cuya celebración abarca toda la semana, "no se haya visibilizado más claramente la violencia de género", la lucha contra esta lacra, toda vez que "la integridad física de la mujer es el fundamento en el que se sustentan todos los demás derechos".

"Nuestra acción no puede quedarse únicamente en la planificación de estrategias, por muy valiosas y acertadas que éstas sean", ha señalado Camarero antes de abogar, durante el proceso de redacción de la Agenda Post-2015, por incluir "metas e indicadores", o mecanismos de seguimiento y evaluación, que propicien la "aplicación real" de las medidas por la igualdad y contra la violencia de género que figuren en la citada Agenda.​

Durante los últimos 20 años, las políticas de igualdad han permitido un salto cualitativo y cuantitativo de la mujer, especialmente en ámbitos como el acceso al empleo o la participación en altas esferas públicas y privadas. Pero, tal y como ha subrayado Camarero, "queda un largo camino por recorrer". España, en esta línea de mejora, promoverá que en la Agenda Post-2015 cuestiones como la necesaria independencia económica de la mujer, o su empoderamiento, salgan reforzadas.

Es lo que según Camarero ya está haciendo el Gobierno a través del Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades, que el Consejo de Ministros aprobó en marzo del año pasado. El empleo, la conciliación y la lucha contra la violencia de géneros son sus ejes, y dentro de ellos, aspectos como la eliminación de la brecha salarial, la facilidad para la conciliación de horarios laborales o la protección y asistencia a las víctimas de malos tratos acaparan un protagonismo indudable. 

Camarero destacó que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad contará con las aportaciones de las organizaciones y entidades representativas de los derechos de la mujer.

Es precisamente la Plataforma de Acción de Beijing el marco internacional dentro del que se mueve la apuesta por la igualdad y la consolidación de los derechos de las mujeres en todo el mundo. España, como país que desde hace años viene reforzando las políticas de apoyo a la mujer y contra la violencia de género, quiere avanzar en primera línea, y para ello se ampara en su trayectoria, desde las medidas a favor de la conciliación puestas en marcha en 1999 al Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades del año pasado. Por el tránsito, según ha recordado Camarero, aparecen la Ley para la Igualdad Efectiva o la Ley de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género.

España se ha dotado de un armazón normativo que es seguido por gran parte de la comunidad internacional, pero el trabajo continúa. La secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad añadió su voluntad por "romper el techo de cristal" que a muchas mujeres impide una promoción profesional conforme a su preparación y talento. La reforma de la Ley de Sociedades de Capital, en la que se apuesta claramente por una presencia equilibrada de hombres y de mujeres en los puestos de dirección empresarial, o los acuerdos voluntarios con compañías para que en cuatro años aumenten la presencia femenina en sus órganos de responsabilidad marcan esos pasos que el Gobierno quiere ir dando a favor de la igualdad.

Pasos que han de darse también en el acceso al empleo, de ahí, por ejemplo, la promoción de la Alianza de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género, que impulsa la contratación de mujeres que han sido víctimas de violencia de género. 

Según ha indicado Camarero, el Gobierno ha desarrollado en los últimos meses una serie de medidas que han fortalecido la acción contra los malos tratos: la tipificación en el nuevo Código Penal de la apología de violencia de género, la puesta en marcha en 2015 de dos nuevas campañas de sensibilización, la mejora de la coordinación para proteger a las víctimas de modo eficiente (integración de bases de datos), la asistencia jurídica gratuita, la ágil derivación a casas de acogida, la nueva legislación de infancia (que refuerza la protección de los hijos de las víctimas), la contratación como llave para la independencia económica de la mujer… Todo ello forma el núcleo central de una apuesta que para el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad es irreversible: acabar con la violencia de género.

Interpelación a Morenés

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, dijo ayer en el Congreso que su departamento y las Fuerzas Armadas mantienen una política de "tolerancia cero" contra el acoso sexual, acusando a la interpelante de "bajeza moral". UPyD pidió su dimisión por el caso de la capitán Zaida Cantera, de baja médica tras denunciar acoso sexual y laboral en el Ejército.

El titular de Defensa, que aportó el dato de que "la incidencia de estos delitos es un 400% menor que en la sociedad general", y que son "perseguidos, juzgados y condenados", recordó que la denuncia de acoso presentada por la militar se ha saldado con la condena de un teniente coronel, así como con otros expedientes. "No ha sido decisión del ministro, las acusaciones de la señora Cantera a estos señores han sido denegadas por la Justicia", subrayó.

La diputada de UPyD Irene lozano, que fue quien preguntó al ministro por este caso, le acusó de "machista" y de ser "comprensivo" con los abusadores". Ante las críticas, Morenés acusó a la diputada de "bajeza moral" y de "manchar" el nombre del Ejército.

Los diarios detallan que la capitana Zaida Cantera, presente en el palco de visitas del hemiciclo, tiene dos faltas disciplinarias, una por publicar un libro contando su caso y otra por intervenir en el programa Salvados de la Sexta. Por otro lado, la Asociación Militares para la Democracia, a través de un comunicado, acusó al ministro de Defensa de no hacer caso y de no tomar decisiones ante el "acoso moral" sufrido por la capitana.

EL PAÍS titula: "Morenés se niega a pedir perdón por el caso de la militar acosada". EL MUNDO destaca: "Todos contra Morenés por ignorar a Zaida". Según LA VANGUARDIA: "Morenés no responde en el Congreso sobre el maltrato a la capitana Cantera". EL PERIÓDICO recoge un momento de la intervención de la diputada de UPyD: "Zaira moriría por usted y usted no movió un dedo".

De interés

Artículos Relacionados