miércoles,25 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEspaña regulará el uso de drones
Su uso es muy restrictivo

España regulará el uso de drones

Marga Peñafiel
Los drones están de moda. Cada vez aparecen más noticia con aviones teledigidos llevando comida a domicilio, regando plantas, vigilando campos… Han venido para quedarse en nuestras vidas y por ello el Gobierno ha querido meter mano y regular su utilización. Hasta ahora, la ley no utiliza del término dron, aunque al ser aeronaves, están sujetos a la legislación aeronáutico general. No obstante, Fomento trabaja desde hace un año para crear un marco legislativo.

 El Ministerio, en colaboración con la Agencia de Seguridad Aérea, ha contactado con la industria del sector para lograr un consenso en las nuevas normas para que sean amplias, flexibles y seguras, así como para que vayan acordes a la nueva realidad por la que pasa el mundo.

Por ahora “no está permitido el uso de aeronaves pilotadas por control remoto con fines comerciales o profesionales para realizar actividades consideradas trabajos aéreos”, según la AESA. Y se refiere a cualquier tipo de actividad, desde fumigar los campos de tomates, hasta para realizar o un reportaje de fotos o vigilar un tramo de cables de alta tensión. Por su puesto, la paquetería ni se contempla. Sin embargo, esta se trata de una ley redactada en los años 60. No obstante, filmar o extinguir incendios si está permitido, siempre que se cuente con la autorización de la AESA.

“La legislación general vigente contiene una serie de disposiciones que no hacen posible el vuelo de los drones en la mayor parte de los casos. La regulación especifica de estas aeronaves contendrá disposiciones particulares para ellas, que sustituyan o complementen a las generales y hagan posible su vuelo con determinadas condiciones y limitaciones”, sostiene la agencia estatal.

Además, se podría incluir que los drones no superen los 140 metros de altura y que la distancia permitida entre el aparato y el piloto no sea de más de 500 metros

No obstante, hay lugares en los que sí se permite el vuelo de estos robots. Por ejemplo, de uso militar –hay una normativa que permite su operación en espacios aéreos segregados– o para fines deportivos y de recreo. En este último caso, los vuelos de los drones se rigen bajo la normativa de los aeromodelos, que es como están considerados.

Italia ya aprobó el pasado 1 de abril su propia normativa sobre drones. Y España y Europa van por el mismo camino. Éste último ya ha se ha puesto manos a la obra para definir el futuro marco legislativo de una actividad que, según las estimaciones de Bruselas, en poco más de diez años podría mover cerca de 15.000 millones de euros.

De interés

Artículos Relacionados