domingo,16 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEspaña y China crean un consejo de grandes empresas para impulsar sus...
ALSA, Corte Inglés, MAPFRE, REPSOL, Telefónica, Santander...

España y China crean un consejo de grandes empresas para impulsar sus relaciones

Redacción
El Consejo asesor empresarial Chino-Español está ya en marcha e incorpora a gran parte de las grandes empresas del IBEX, entre ellas ALSA, Corte Inglés, MAPFRE, REPSOL, Telefónica y Santander. Es el resultado de la voluntad de los gobiernos de ambos países de fortalecer las relaciones económicas bilaterales, tanto a nivel institucional y público como a nivel empresarial y privado. Se planteó durante la visita del presidente del Gobierno de España a China en septiembre pasado.

El consejo deberá realizar propuestas sobre la profundización de la cooperación económica y comercial en sectores tales como el agroalimentario, salud, energías renovables, medio ambiente, infraestructuras, turismo, tecnologías de la información y comunicaciones, financiero, automoción, cultura y deportes, etc. Ha sido puesto en marcha este lunes por El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, y el viceministro de Comercio de la República Popular China,  Zhong Shan, al firmar un acuerdo al respecto. 

Bajo la coordinación de la Dirección General de Comercio Internacional e Inversiones del Ministerio de Economía y Competitividad de España y del Departamento de Asuntos Europeos del Ministerio de Comercio de China, este Consejo se reunirá en vísperas y en el transcurso de visitas bilaterales de alto nivel para presentar directamente propuestas a ambos gobiernos con el objetivo de impulsar las relaciones económicas y comerciales entre ambos países.

Asimismo, impulsará iniciativas para mejorar el acceso a los mercados de bienes y servicios, promover la facilitación de las inversiones, estrechar la cooperación en el ámbito de las materias primas, proteger los derechos de propiedad intelectual, fomentar el desarrollo sostenible y promocionar la cooperación empresarial recíproca y en terceros mercados.

El Consejo estará compuesto por personalidades de los círculos empresariales chinos y españoles, presidentes y/o consejeros delegados de sus respectivas compañías, y antes de su primera reunión se determinará el presidente de cada una de las partes y sus participantes.En la presentación del acuerdo constitutivo han participado representantes de las empresas que formarán parte del Consejo asesor, del lado español, de ALSA, El Corte Inglés, MAPFRE, REPSOL, Grupo Antolín, Ferroatlántica, Telefónica, Técnicas Reunidas, Banco Santander y Caixabank), así como del Consejo Empresarial para la Competitividad, de la CEOE y de la Cámara de Comercio de España.  Algunas de las empresas chinas más relevantes en nuestro país también han tomado parte en el desayuno (ICBC, Fosun, Wanda, ZTE, Huawei).

Magnitudes de las relaciones económicas

En el periodo 2010-2014, el valor de las exportaciones de bienes españoles a China ha crecido significativamente: ha pasado de 2.663 millones de euros en 2010 a 4.080 millones de euros en 2014. Asimismo, las importaciones de mercancías procedentes de China aumentaron un 13,8% interanual en 2014, hasta los 19.766 millones de euros, el dato más alto en la serie histórica, reflejo de la recuperación de la demanda interna española.

En el apartado del comercio de servicios, los ingresos por servicios aumentaron en 2013 un 20% interanual y sumaron 519 millones de euros, al tiempo que los pagos ascendieron a 916 millones de euros, con una disminución del 2,3% en términos interanuales. Estos datos indican que, aunque positivos, el volumen del comercio bilateral de servicios está por debajo de su potencial.

Por otra parte, en lo que se refiere a la inversión, en el año 2014 la inversión española en China alcanzó los 515 millones de euros, lo que supone un incremento del 100% respecto al año 2013. Respecto a nuestro stock de inversión en China, éste alcanzó en 2012 los 5.110 millones de euros. En China hay 600 empresas españolas con implantación de los sectores de componentes de automoción, energías renovables, servicios financieros, servicios legales, telecomunicaciones, transporte de pasajeros, confección, turismo (hoteles), ingeniería, químico y siderúrgico.

Cabe señalar, desde el punto de vista cualitativo, que los 2.000 proyectos de inversión que hay actualmente en China señalan una tendencia hacia la desaparición de pequeñas empresas de ´sourcing´, dedicadas a buscar proveedores chinos para importadores en España, y el mayor protagonismo de grandes empresas centradas en el mercado doméstico chino o en colaborar con empresas chinas en terceros mercados.

En cuanto a la inversión china en España, en el año 2014 ésta alcanzó los 331 millones de euros, cifra muy superior a los 20 millones de 2013. Hay aproximadamente 50 empresas chinas implantadas en España de los sectores financiero, telecomunicaciones, electrónica, minerales, servicios legales, distribución comercial, inmobiliario, servicios de transporte marítimo y siderurgia.

Escasa presencia total

Aunque China sigue su emergencia como gigante económico, hoy mismo la prensa española anuncia que invierte 42.000 millones en Pakistán para su Ruta de la Seda y con frecuenvia aparecen noticias de su interés en Iberoamérica, ni siquiera aparece mencionada por sus números en las informaciones que publican hoy los diarios españoles sobre el comercio total en febrero pasado, cuando el sector exportador español cerró el mes con récord histórico desde que hay datos, en 1971. Febrero terminó con un incremento del 2,8%, hasta los 19.860 millones de euros. Por su parte, las importaciones también cambiaron de signo tras un comienzo de 2015 negativo. En febrero, España compró bienes en el extranjero por valor de 21.897 millones, que supone un alza del 4,5%, motivado por la salida de la crisis y la recuperación del consumo. Los periódicos recuerdan que, en contraste, en enero las importaciones habían caído un 3,6% interanual.

En los dos primeros meses del año, las exportaciones suman 37.754 millones de euros, prácticamente la misma cifra que hace un año. A estas alturas de 2014 las exportaciones sumaban 37.760 millones, sólo seis millones más que este año. Las importaciones alcanzan los 42.388 millones, dato que supone un avance de apenas el 0,4%. De eta forma, el saldo entre exportaciones e importaciones arroja un déficit comercial de 4.633 millones. Estos son 193 millones más que en 2014, es decir, un 4,3% más.

Europa continuó siendo en febrero el principal mercado para España, tanto para las compras como para las ventas. Siete de cada diez queros que nuestro país vende en el exterior van a parar al Viejo Continente, la mayor parte centro de las fronteras de la Unión Europea (UE). Los principales clientes de España fueron Francia (16% del total), Alemania (11%), Italia (7.5%) y Portugal y Reino Unido (7,2% cada uno). Destaca la caída de casi el 37% de las exportaciones a Rusia. Fuera de Europa, mientras que las exportaciones en EEUU y Canadá crecieron un 5% y un 53%, respectivamente, en América Latina registraron un descenso del 10% de media.

En busca de los secretos del éxito de las marcas

Entre tanto, la edición en español del principal diario chino (El Pueblo en Línea) informa que, a principios de 2015, una encuesta realizada por Millward Brown, uno de los 10 institutos de investigación sobre el mercado mundial más prestigiosos, mostró que el 23% de los consumidores extranjeros conocen al menos una marca china, mientras que en 2012 la proporción era del 3%. Según la encuesta, las marcas chinas han progresado mucho y aún tienen un gran margen de desarrollo y mejora en el futuro. Los medios de comunicación extranjeros han prestado mucha atención al desarrollo de marcas chinas y buscan los secretos de su éxito.

Un artículo publicado en la web de Forbes el 11 de abril indicaba que últimamente, los inversores han prestado mucha atención al desarrollo de empresas de tecnología de China como Alibaba, Tencent y Xiaomi. La determinación del gobierno chino para llevar a cabo una gran reforma ha dado una gran oportunidad a las compañías del país. El desarrollo macroeconómico y las políticas macroeconómicas de China son los factores que más han impulsado el desarrollo de las empresas.

Reuters informó recientemente que Alibaba había creado un departamento comercial del automóvil. La empresa de comercio electrónico más grande de China ha entrado completamente en el mercado de los productos inteligente. De hecho, muchas empresas de tecnología también se han adentrado en ese mercado, y gracias a la gran reforma del gobierno chino, las empresas tienen suficiente apoyo político de ampliar su cuota de mercado.

Sobre el auge de las marcas chinas, un artículo publicado en la web de Forbes mostraba que gracias al éxito de las marcas chinas y el gran crecimiento del consumo, la economía del país está pasando de ser una orientada a la producción a una orientada al consumo. La competencia en el mercado interno será por ello más importante. Se espera que las marcas chinas sigan creciendo entre la competencia y obtengan más reconocimiento.

En la actualidad Huawei, el mayor proveedor de productos y soluciones de comunicación e información del mundo, es parte de más de 170 organizaciones y grupos relacionados con la industria de la tecnología y la comunicación. Además, ha obtenido un total de 35.611 licencias de patentes. A principios de abril, el Financial Times informó sobre el aumento de inversión de Huawei en nuevos tipos de tecnología de comunicación móvil. A medida que la red de tecnología 4G de China sigue creciendo, Huawei también aumenta su inversión en investigación y desarrollo. El esfuerzo de Huawei se ha traducido en unos beneficios que han aumentado un 32% en 2014 con respecto al año anterior. En el "Festival de Fans de Xiaomi" el 8 de abril, la empresa vendió 1,3 millones de teléfonos en tan sólo 12 horas, estableciendo un nuevo récord Guinness, y el 23 de abril, Xiaomi lanzará su nuevo producto en la India, que según algunos análisis, es un símbolo de la internacionalización de la marca.

El New York Times comenta que el rápido crecimiento de los teléfonos inteligentes chinos es un desafío para los creadores tradicionales de teléfonos inteligentes como Samsung. Xiaomi tiene una estrategia de desarrollo nobel y un nuevo modelo comercial que se basa en las ventas por internet y redes sociales. El 2015 será un año crucial para la internacionalización de Xiaomi.

Millward Brown ACSR publicó su lista Brand Z Top 100 Marcas Chinas a principios de este año. Según el estudio, las marcas chinas tienen un gran potencial y la tasa de crecimiento más rápida del mundo. Según un informe de Reuters, Alibaba, Tencent, Baidu, JD.com y muchas otras compañías de tecnología chinas tienen ventajas en el sector de la comunicación, búsqueda, venta al por menor, terminales inteligentes y otras áreas. El conocimiento sobre las marcas chinas sigue aumentando.

De interés

Artículos Relacionados