martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEste martes,Economistas dará las claves de la liberalización del transporte ferroviario de...
Acs,Comsa, Acciona, Ilsa, Arriva,SNCFyGlobalia se interesan

Este martes,Economistas dará las claves de la liberalización del transporte ferroviario de viajeros

Redacción
La liberalización del transporte ferroviario de pasajeros en España, sometido al monopolio de Renfe como operadora y Adif en infraestructuras, ha empezado la cuenta atrás el pasado viernes, cuando las empresas interesadas en competir con ellas a partir de diciembre de 2020 han debido confirmar su interés al Gobierno. Los economistas informarán este martes 18. Entre los posibles competidores se citan a ACS, Comsa, Acciona, Ilsa, Arriva, y Globalia, Además de la francesa SNCF, Alstom, etc

La presentación del informe sobre «La liberalización del transporte ferroviario de pasajeros», convocada por el Colegio de Economistas de Madrid, se celebrará este martes 18 de junio a las 10,30 en su sede de la calle de Flora 1, en Madrid. El número 164 dedicado a ello por la revista Economistas, la de mayor difusión entre las publicaciones económicas con índice de impacto académico, pues la reciben los más de 50.000 miembros de colegios de economistas españoles, será realizada por Pascual Fernández, Decano-Presidente del Colegio; Jaime Requeijo, Director de la revista Economistas, y Julio Gómez-Pomar,  Presidente de IE Center for Transport Economics & Infrastructure Management y coordinador del monográfico.

En la redacción del informe han participado también altos cargos de Renfe y de ADIF,de la autoridad española de Competencia (CNMC), así como de otras empresas como CAF, Alstom, Thales, ACS, Acciona y de la Comunidad de Madrid.

Antes de que el pasado viernes venciera el plazo para que los interesados informen de su interés en participar en la liberalización a partir de diciembre de 2020, la empresa Globalia informó que está en conversaciones con la operadora estatal de los ferrocarriles franceses SNCF para entrar en el mercado de alta velocidad . La intención del grupo turístico español es formar parte de un consorcio que podría ser liderado por la empresa francesa y otras compañías participantes, si bien aún están abiertas las negociaciones. La noticia fue confirmada a la agencia Efe. Desde la liberalización del transporte ferroviario internacional y el proyecto de apertura a la competencia del corredor de alta velocidad de Levante, un proceso que, en estos momentos, se encuentra paralizado, Globalia ha hablado con empresas que sabía que tenían interés en ese negocio como Comsa, Acciona Raíl e Ilsa o Arriva, pero han sido tomas de contacto sin ningún acuerdo actualmente, según informa en Hosteltur Diana Ramón Vilarasau.

SNCF confirmó por su parte a finales de marzo su decisión firme de entrar en España preferentemente junto con empresas locales, para lo que estaba en conversaciones con varios potenciales socios, o en solitario, si no logra llegar a un acuerdo con ninguno de ellos.

La liberalización romperá en menos de dos años el monopolio de Renfe en el mercado de alta velocidad, aunque no ocurrirá lo mismo con los servicios ferroviarios sujetos a obligación de servicio público (OSP) -Cercanías, Media Distancia, Ancho Métrico y Avant-, que prestará hasta que se vuelvan a licitar en 2033.Para el sector, el modelo de apertura a la competencia del transporte ferroviario propuesto es muy diferente de cómo se instrumentó la liberalización del sector aéreo hace veinticinco años.

Casi medio centenar de empresas entre las potenciales interesadas

 

Según informó previamente Guillermo Ginez en ABC, la liberalización del transporte ferroviario de pasajero, grupos turísticos, empresas de autobús y constructoras se han puesto manos a la obra para intentar formar un proyecto que esté listo para competir con Renfe el próximo 14 de diciembre de 2020. Ese día, el AVE español se abrirá a la competencia en todo el Viejo Continente, tal y como establece una directiva de la UE. Ya a finales de abril había 41 compañías inscritas en el Registro Especial Ferroviario y un total de 29 cuentan con licencia para transportar pasajeros. En la lista se encuentran firmas como Acciona, Alsa, Ferrovial, Globalia, Avanza, Caf, Arriva e Ilsa. En el plano internacional, hoy por hoy solo la francesa SNCF cuenta con licencia de actividad y certificado de seguridad, aunque se especula con que la alemana Deutsche Bahn y la italiana Italo-Nuovo Trasporto Viaggiatori (NTV), en manos privadas, también están interesadas en entrar en el mercado.

Pese a ello, no todas estas empresas competirán dentro de un año y medio. Algunas de ellas, como Alsa, Globalia, Acciona e Ilsa sí han confirmado su interés; otras, en cambio, todavía están estudiando esta posibilidad.  Y es que el transporte ferroviario representa hoy por hoy un mercado complejo y limitado. Por ello, las empresas interesadas están buscando alianzas para articular un desembarco existoso en el tren.

La «Renfe» francesa, SNCF, será un actor determinante en este proceso. La compañía reconoció recientemente que negocia con Acciona y con otras compañías, según la jefa de alta velocidad del operador, Rachel Picard. Si bien la opción de Acciona es la que está más avanzada, esta «no es, ni mucho menos, la única que se mantiene abierta». Habría en torno a otras cinco compañías negociando con SCNF, bajo unas estrictas condiciones de confidencialidad. Pretende obtener un peso relevante en el capital social de la firma que se configure. 
En España, este servicio competirá con la línea de bajo coste que pretende lanzar Renfe para el año que viene, incluso antes de que se abra el mercado al resto de empresas. El operador nacional criticó recientemente este servicio, señalando que lleva siete años perdiendo dinero.«Nuestra línea de bajo coste no podrá tener pérdidas, tendrá que tener el beneficio justo para sostener el servicio. Que tenga un margen, aunque sea pequeño, y que gane dinero, aunque no sea mucho», señaló recientemente el presidente de la empresa pública, Isaías Táboas, en un desayuno informativo.
En este contexto, la ruta entre Madrid y Barcelona y las conexiones de la capital con la Comunidad Valenciana y Andalucía parecen acaparar todas las miradas.La intención de estas empresas no solo es quitarle clientes a Renfe, sino también «robarle» pasajeros a medios de transporte alternativos, como el coche y el avión, para ensanchar así el mercado. No es, sin embargo, una operación sencilla desde el punto de vista financiero.La conformación de un operador ferroviario requiere una inversión que, según apuntan desde el sector, puede llegar a tener un coste cercano a los 400 millones.
 
 

De interés

Artículos Relacionados