domingo,28 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEste miércoles, huelga contra reválidas y LOMCE
Convocadas manifestaciones en 40 ciudades

Este miércoles, huelga contra reválidas y LOMCE

Redacción
Para este miércoles está convocada la primera huelga de este curso contra las reválidas y la LOMCE y en favor de revertir los recortes de gasto educativo por la Confederación de Asociaciones de Padres Ceapa, el Sindicato de Estudiantes y la Plataforma por la Escuela Pública, con apoyo de sindicatos, Izquierda Unida y Podemos. Es el tercer paro desde que Íñigo Méndez de Vigo es ministro de Educación. El 30 de noviembre es el tope para concretar la orden ministerial que fijará las reválidas.

Mientras llega esa fecha, hito al que se enfrenta la huelga, comunidades como el País Vasco, Cataluña, Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, Baleares y Asturias se han pronunciado en contra de las reválidad y algunas de ellas recurrirán ante el Tribunal Constitucional la medida. Además de los padres y alumnos conocidos a esta protesta, la segunda con el nuevo ministro y la numero 28 desde 2012, los profesores de cuatro comunidades (Madrid, Andalucía, Murcia y País Vasco, esta última con paros parciales de una hora) también secundarán la movilización general contra los exámenes de final de etapa de ESO (15 y 16 años).

La convocatoria fue lanzada inicialmente por el Sindicato de Estudiantes (SU), la Federación de Asociaciones de Estudiantes Progresistas (FAEST) y por la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA). Hace un mes se sumaron Izquierda Unida y la Plataforma Estatal por la Escuela Pública, varias de cuyas orgnizaciones regionales añaden a este adjetivo los de "laica y gratuita", y posteriormente se ha extendido el apoyo a sindicatos y Podemos. “Resulta muy ilustrativo comprobar cómo se ha pasado de 53.375 millones de euros en 2009 a 46.000 en 2014”, lo que permite “visualizar la envergadura del recorte de la inversión educativa en España por parte de los gobiernos del PSOE y del PP en los últimos años”, decía IU al argumentar con números la convocatoria, añadiendo algunos datos “demoledores”, como por ejemplo que “España destine entre 1.335 y 2.670 euros menos por alumno y año” y que “España está en el puesto 25 de los 35 países de la OCDE” o que “la inversión en Educación es sólo de un 8% del gasto público total, frente al 11% de media de la mayoría de los países”.

En la misma línea, Alberto Garzón de IU ha lanzado por twitter

sus ¡No a una educación sólo para ricos! #NOalasRevalidas #NOalaLOMCE y el docente Agustín Moreno ha escrito: "No es fácil encontrar a una profesora o profesor que no comente el cansancio que sufren al acabar la semana. Da igual que sea de Infantil, de Primaria o de Secundaria. Lo dicen incluso los que nunca se quejan. La razón es muy clara: los recortes pasan factura.

La citada Plataforma declaró al empezar el curso que "no dejará de realizar actuaciones conjuntas en tanto que éstas existan, dentro de un marco global de lucha por la derogación de la LOMCE y el resto de contrarreformas educativas, así como para lograr la reversión total de los recortes sufridos en los últimos años". "No se pueden poner exámenes ni sanciones por ejercer el derecho a huelga", precisa en su web, añadiendo que "no se pueden pedir datos personales por asistir a una asamblea o secundar una huelga", y que los estudiantes "a partir de 3º de ESO en adelante no necesitan permiso paterno para ejercer su derecho a huelga".

Se pretende poner en marcha  un calendario de actuaciones conjuntas contra las reválidas y la LOMCE, al menos por parte de la Plataforma por la Escuela Pública y la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA), quienes este lunes coincidieron en que "la única forma de echar atrás la reválida es la calle y la movilización". Ese mismo interés ha sido compartido por Podemos, que en su comunicado de apoyo a la huelga educativa dice que el desmantelamiento de los apoyos públicos, el retraimiento de recursos y la disminución de becas minan el derecho a la educación de los más vulnerables, además de precisar que la LOMCEha sido desarrollada a espaldas de la ciudadanía y rechazada por los parlamentos autonómicos y el Congreso.

Los ánimos de movilizaciones crecieron cuando en julio pasado el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes aprobó el Real-Decreto que regulaba las evaluaciones finales de los cursos de ESO y Bachillerato, conocidas como reválidas.

A la convocatoria de huelga en los centros de ESO y Bachillerato se añaden las de manifestaciones en 40 ciudades,  apoyadas por la mayoría de los sindicatos de docentes como CCOO, UGT y STES, y otras organizaciones de la Plataforma Estatal por la Escuela Pública como Estudiantes en Movimiento, Alternativa Republicana (ALTER) @ALTER_info, Red de estudiantes por la educación pública EeM @estudiantesem@Socialist_World y numerosas organizaciones regionales o locales como @MadridSindical 

Variar las Aulas en Madrid @FRAVM..

"Retirada de las reválidas", "Derogación de la Lomce" y "Reversión de los recortes" son algunos de los lemas del Sindicato de Estudiantes para esta movilización del día 26 de octubre. El Sindicato de Estudiantes espera que la huelga sea "un primer gran paso en una lucha que debe mantenerse y ampliarse" hasta conseguir sus objetivos. Por su parte, el presidente de la Ceapa, José Luis Pazos, ha dicho que aunque "es pronto para conocer el alcance real de la huelga va por buen camino". No obstante, ha reconocido que no se ha conseguido una convocatoria conjunta a nivel estatal, ya que "no están los representantes de los docentes en todo el Estado".

Por otro lado, la CEAPA ha publicado en su web "10 porqués o razones para que padres y madres hagamos huelga contra las reválidas vaciando las aulas el 26 de octubre". Entre ellas destaca: Son un modelo pedagógico arcaico; Nuestros hijos e hijas quedaran fuera del sistema educativo; Deslegitiman al docente; Son realizadas por personas ajenas a nuestros hijos e hijas; Les negarán una titulación a nuestros estudiantes; Frenan el acceso al Bachillerato y la Universidad; Están cuestionadas por toda la Comunidad Educativa; Buscan un negocio para unos pocos ( empresas que se quieran dedicar a presentarse a concursos para que les encarguen su realización); Son precarias y sin tiempo de preparación, y concluye por ultimo: "Luchamos por la educación de nuestras hijas e hijos".  

Críticas a PP y PSOE

La protesta educativa ha coincidido al final en la misma semana en la que el Rey realiza la ronda de consultas para buscar candidato a la investidura con el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, al que ha convocado para la tarde de este martes, en cuya mañana los periódicos impresos no han registrado la misma unanimidad respecto a la LOMCE que en reclamar la abstención del PSOE para posibilitar esa investidura a costa de romper la unidad dentro de lo que era el primer partido de oposición. Mientras LA RAZÓN dice que "Rajoy ofrecerá al PSOE cambios en empleo, educación y pensiones" y  EL ECONOMISTA que "Rajoy ofrecerá al PSOE derogar la LOMCE, cambios laborales y fiscales", ABC limita tales ofertas a que "el PP se abre a tocar la reforma laboral como acercamiento al PSOE tras la abstención" y EL PAÍS resalta que "Rajoy se resiste a tratar con el PSOE la derogación de sus leyes estrellas", en concreto la reforma laboral, la educativa y la de seguridad.

La convocatoria es concebida tambien como un desafío a PP y PSOE.  El Sindicato de Estudiantes dijo en uno de sus tuit este lunes que "Ahora que el @PSOE se alia con el @PPopular hay que salir a la calle para derrotarlos".

 

La LOMCE costó el cargo de ministro a Wert tras ser rechazada desde sus orígenes por la comunidad educativa (padres y madres, profesorado, alumnado, etc). Pero el

Gobierno del PP no sólo continuó la tramitación y luego la aplicación pese a que la mayoría de los parlamentos autonómicos y el Congreso de los Diputados en

dos ocasiones mostraron su disconformidad. La aplicación de las estas nuevas medidas se está haciendo de una forma caótica, como muestra eldesconcierto casi general sobre las reválidas, pruebas que el alumnado debe afrontar sin tener

el conocimiento necesario sobre cómo se desarrollan.

El broche de la LOMCE y sus reválidas

Este desconcierto supone un broche a que España haya afrontado durante las tres últimas décadas siete leyes educativas, en el caso de la LOMCE impuesta en 2013 por la entonces mayoría absoluta del PP frente a la inicial unidad en contra del resto de partidos. Otro hito llegó con el decreto ley sobre las llamadas ‘reválidas‘ de ESO y Bachillerato, pruebas que limitan a un solo examen el obtener el título académico sin importar los 18 años de formación del alumnado. Si en 4º de la ESO se suspende la reválida, no se obtendrá título académico y la única opción será la Formación Profesional Básica (FP). La reacción de padres, profesores y sindicatos ha sido convocar una huelga general en la enseñanza pública y manifestaciones en más de 50 ciudades y localidades el próximo 26 de octubre.

 

La LOMCE supone volver décadas atrás, volver a las reválidas franquistas: un atraso tremendo, una involución brutal”, declaró a Cuartopoder.es Ana García, secretaria general del Sindicato de Estudiantes, una de las organizaciones que convoca la huelga. Su temor es que parece casi seguro que el PP va a volver a repetir en el poder, lo que conllevará más recortes. “Nos opusimos desde el primer momento (…) porque supone precariedad y sobreexplotación. Generar mano de obra barata, desprovista y desarmada frente a las empresas”, argumenta García, quien defiende que los jóvenes quieren estudiar y un trabajo digno. Desde el sindicato lamentan los 30.000 profesores despedidos y las decenas de miles de españoles que se han quedado fuera del sistema educativo durante la crisis. “Es necesario un plan de emergencia que dedique un 7% del dinero público a centros públicos y hacer una nueva ley educativa consensuada, lo opuesto a lo que hizo el PP”, expone.

El presidente de CEAPA, Juan Luis Pazos, valora así el decreto ley de la LOMCE: “Hace que nuestros hijos vean a los compañeros como rivales que hay que superar y abandonar. Es un mensaje demoledor. Visualizan que el sistema prefiere que se marchen”. “La sociedad está indignada porque han convertido la educación en un campo de batalla”, añade Paco García, portavoz de la Federación de Enseñanza de CCOO. “Es una ley privatizadora que ha venido acompañada de la mayor catarata de recortes, estamos a niveles de finales de los 80 si medimos en porcentaje la aportación pública a Educación. Tenemos que recuperar el nivel de 2009”.

Sandra Mínguez,  responsable de Educación de la formación morada, resalta que desde su partido todos los responsables en todos los municipios están registrando iniciativas contra el decreto ley de la LOMCE. “Estamos en contra y así lo indicamos en las votaciones en todos los ámbitos institucionales”. El coordinador de Educación de IU, 

Enrique Díez, recuerda que la LOMCE ha sido rechazada mayoritariamente por la comunidad educativa además de por el Congreso de los Diputados hasta en dos ocasiones en los últimos meses. Díez llama a toda la comunidad educativa a secundar masivamente la salida a la calle.

Cartel del Sindicato de Estudiantes para la huelga y una de las dos manifestaciones que se celebrarán en Madrid el 26O. / Sindicato de Estudiantes

Las reválidas, punto caliente del debate

El decreto de reválidas que causa ahora principalmente las movilizaciones de padres, estudiantes, sindicatos y partidos fue presentado por el Gobierno a finales de julio como una iniciativa en pro de la igualdad de oportunidades

Las reválidas consisten en siete pruebas de 60 minutos y con un máximo de 15 preguntas que evaluarán en 4º de la ESO a los alumnos a lo largo de cuatro días. El estudiante deberá examinarse o bien de Enseñanzas Académicas para acceder a Bachillerato o bien de Enseñanzas Aplicadas para optar a la FP. Una vez elegida su opción, realizarán cuatro exámenes iguales para todos (Matemáticas, Lengua Castellana y Literatura, Geografía e Historia y Primera Lengua Extranjera). Las otras tres pruebas serán de dos materias optativas y de una específica (excluidas Educación Física, Religión y Valores Éticos).

Al aprobado en la reválida de Enseñanzas Académicas le sigue el Bachillerato. Al término de esta etapa, el alumno se enfrentará a otra prueba que sustituye a la actual Selectividad. En concreto, son ocho pruebas de 90 minutos con descansos de 20 minutos y con un máximo de 15 preguntas. El proceso abarca cinco asignaturas troncales, dos opcionales y una específica que se examinarán a lo largo de cinco días. En caso de suspender, no se obtiene el certificado y la salida será FP Grado Medio o Superior. Si se supera, podrán acceder a la universidad o a FP Grado Superior.

Otro de los puntos de choque es que las universidades pueden decidir cómo seleccionar a sus potenciales estudiantes. Esto ha despertado la alerta tanto en los progenitores como en los alumnos. De seguir adelante, afectaría a la movilidad de los jóvenes entre distintos centros de estudios, un posible escenario que los rectores ya han rechazado abiertamente.

Incertidumbre en las aulas

Las reválidas tendrán efecto este curso aunque en caso de no superarse se mantiene otorgar el título académico de la ESO y de Bachillerato (no será así en la siguiente promoción). Hasta ahora, la Selectividad condicionaba el acceso a la universidad con cinco pruebas como punto de partida y otras cuatro optativas para subir nota, según marcaba el último cambio educativo, con una puntuación de hasta 14 puntos. La nueva prueba deja en el aire cómo se fijará el resultado. Además, será el Estado el que dicte el marco general del contenido y queda a cargo de las comunidades redactarlo. El peso del examen seguirá en un 40% y permanecen las dos convocatorias anuales, una ordinaria y otra extraordinaria.

De interés

Artículos Relacionados