miércoles,6 julio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEstudio de la Universidad de Alicante explica porque la Costa Blanca recuperó...
Climatología

Estudio de la Universidad de Alicante explica porque la Costa Blanca recuperó su «aire de primavera»

ibercampus.com / Información.es
La bondad del clima fue muy bien acogida por todos los ciudadanos y en especial por los turistas, mucho de los cuales desafiaron a la baja temperatura del mar y se dieron un baño en las playas, como es el caso de la del Postiguet, de Alicante, o Levante en Benidorm, que estuvieron muy concurridas durante toda la jornada.

La entrada en la provincia de una bolsa de aire tropical marítimo procedente del oceano Atlántico ha provocado que la franja costera de la provincia recupere el ambiente primaveral en el comienzo de enero con máximas que pueden alcanzar los 24 grados en las horas centrales del día. Ayer, Alicante registró 22 grados y la situación se prolongará hasta el próximo lunes, según apuntó ayer Jorge Olcina, responsable del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante.

«Nos espera un resto de semana muy agradable porque estamos afectados por un fuerte anticiclón y aire tropical marítimo que suaviza las temperaturas, favorece los cielos despejados, el sol y, lamentablemente, el que no haya precipitaciones», explicó Olcina quien, no obstante, precisó que «como en todas las situaciones primaverales, las horas diurnas sean cálidas, pero por la noche refrescará por lo que las mínimas bajarán hasta los nueve grados en la costa y seis en el interior». Olcina explicó que «no es extraño que en Alicante tengamos estos comienzos de año pero tampoco es muy normal. Como precedente de una situación tan agradable encontramos los 23,4 grados que se alcanzaron el 3 de enero de 1998; los 23,6 grados del 1 de enero de 1996 o los, estos sí bastante sorprendentes, 29,2 grados de máxima del 7 de enero de 1982, cuando también entró aire sahariano».

La bondad del clima fue muy bien acogida por todos los ciudadanos y en especial por los turistas, mucho de los cuales desafiaron a la baja temperatura del mar y se dieron un baño en las playas, como es el caso de la del Postiguet, de Alicante, o Levante en Benidorm, que estuvieron muy concurridas durante toda la jornada.

En este sentido, el efecto invernadero y el fenómeno climático conocido como El Niño pueden hacer de 2007 el año más caluroso que se haya registrado jamás, con consecuencias para todo el planeta, según el profesor Phil Jones, de la Universidad de East Anglia (Inglaterra). El pronóstico para el año que acaba de empezar es de unas condiciones climáticas extremas en todo el mundo, que pueden causar sequías en Indonesia e inundaciones en California (EEUU), de acuerdo con Jones, quien es director de la Unidad de Investigación del Clima de la citada universidad, y cuyo pronóstico se public;o el lunes en «The Independent».

De interés

Artículos Relacionados