lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEuropa acerca la justicia a millones de españoles afectados por cláusulas suelo
La gran banca sigue en contra, esta semana Banco Santander

Europa acerca la justicia a millones de españoles afectados por cláusulas suelo

Redacción
El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) falló este jueves contra la ley española que obliga a los jueces a suspender una acción individual de un consumidor contra una cláusula abusiva, a la espera de que se dicte sentencia en cualquier proceso colectivo. Aumentan asi las expectativas de que la sentencia de un juzgado de Madrid conlleve la devolución total de los ahorros defraudados y no sólo a partir de mayo. Banco Santander aun se defiende en un caso que afectó a 150.000 clientes.

El TJUE considera que las disposiciones establecidas en el artículo 43 de la Ley de Enjuiciamiento Civil alegada por la banca española resultan incompletas e insuficientes, y que no constituyen un medio adecuado ni eficaz para que cese el uso de cláusulas abusivas. Dicho artículo impedía a una juez de Barcelona resolver sobre una demanda de un afectado por cláusula suelo hasta que otra juez de Madrid resolviera la demanda colectiva presentada contra 40 bancos hoy no fusionamos de la lista que facilitamos al final de este texto. Las cláusulas suelo son el instrumento inventado por la banca para que sus clientes de menor educación financiera e información no se beneficiaran de la bajada de tipos de interés durante la crisis, lo que ha afectado a varios millones de familias españolas y todavía afecta a muchas de ellas, al margen de que consigan la devolución por los daños pasados. Pese al arbitraje aceptado en los casos de Bankia, BBVA y La Caixa corren el velo interno alertando de incertidumbres políticas, y todavía este miércoles Banco Santander intentaba defenderse en un juzgado local frente a un caso que afecta a las 129.000 clientes. 

La Corte con sede en Luxemburgo considera que la ley española se opone a la legislación comunitaria, ya que no permite al juez tener en cuenta si la suspensión del proceso individual es realmente pertinente de cara a garantizar la protección del consumidor que la ha iniciado. Además, tampoco da la posibilidad al consumidor de desvincularse de la acción colectiva que por ejemplo haya puesto en marcha una asociación de consumidores.

La sentencia se refiere al caso de Jorge Sales Sinués y Youssouf Drame Ba, que presentaron sendas acciones contra sus respectivos bancos, Caixabank y Catalunya Caixa, en las que piden que se declare nulas las cláusulas-suelo contenidas en sus contratos de préstamo hipotecario, por ser abusivas. También solicitan que se les devolvieran las cantidades que habían tenido que pagar, a su juicio, de manera indebida a los bancos por la aplicación de estas cláusulas.

Por su parte, ambas entidades alegan que estas acciones se suspendan hasta que se resuelva una acción colectiva contra las cláusulas-suelo iniciada por la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) contra varias entidades bancarias, entre las que se hallan las propias Caixabank y Catalunya Caixa.

Este asunto fue resuelto concretamente el pasado 7 de abril por el Juzgado de lo Mercantil número 11 de Madrid, pero los consumidores defendían antes de la sentencia su derecho a litigar a título individual, desvinculándose de la acción colectiva entablada por la Asociación de consumidores.

Efectos jurídicos diferentes

El TJUE considera que las acciones individuales y colectivas contra cláusulas abusivas tienen objetos y efectos jurídicos diferentes, de modo que se debe evitar que se dicten sentencias contradictorias, pero evitando en cualquier caso que se merme la protección de los consumidores.

Para la Corte comunitaria, estas suspensiones no se justifican ni por la necesidad de garantizar la coherencia entre las resoluciones judiciales que surjan de las acciones individuales y colectivas, ni por la necesidad de evitar la saturación de los tribunales.

Banco Santander se defiende en un caso de 129.000 afectados 

Noticia llega al día siguiente de que Banco Santander defendiera la legalidad de los Valores Santander ante el Juzgado de lo Mercantil de Santander, que ha visto la demanda colectiva presentada por Adicae contra el Banco Santander y una sociedad con la que esta entidad comercializó Valores Santander por la forma de emisión y por cómo se vendieron a los clientes. se trata de una emisión que lanzó en 2007 el banco para captar 7.000 millones de euros y financiar la OPA para adquirir el ABN Amro.

Según Adicae, esa emisión de Valores Santander provocó pérdidas superiores al 50 % a los 129.000 clientes que lo adquirieron.un producto en el que, según la entidad, se ofreció toda la información a los clientes, en contra de lo que sostienen Adicae y un particular, que piden su nulidad y alegan que se comercializó antes que fuera aprobado por la CNMV. 

Este colectivo pide la devolución de los ahorros a las personas que están en esta demanda (inicialmente eran 42, aunque hoy una de las partes ha señalado que catorce habrían llegado a acuerdos), y que ese efecto se haga extensivo a todos los posibles afectados. Los demandantes piden que se declare la nulidad de Valores Santander porque, según alegan, las órdenes de suscripción llegaron antes de que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) aprobara el producto.

En la causa los demandantes han aportado documentos firmados por clientes con fechas anteriores al 20 de septiembre, y los empleados del Banco Santander lo han atribuido a "errores" a la hora de grabar la información en el sistema. "Somos personas y alguien pudo cometer un error, pero las instrucciones del banco eran claras y taxativas", ha destacado. Una empleada del Banco Santander ha afirmado que en registros que hizo ella consta fecha anterior al 20 de septiembre, pero porque fue un error suyo.

Además, los directivos del banco han indicado que la mayoría de la emisión, más de un 60 % según han dicho, fue a banca privada, empresas e instituciones, y menos de un 40 % a particulares. En el juicio han declarado dos peritos, uno a petición de Adicae y otro a propuesta del Banco Santander, y un cliente que compró Valores Santander y al que han resarcido el daño. 

 Adicae celebrar los últimos apoyos 

La asociación de consumidores Adicae celebró la decisión del Supremo de suspender los recursos por las cláusulas suelo de las hipotecas hasta que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) opine al respecto.

De esta forma, aumentan las expectativas de Adicae de que la sentencia de un juzgado de Madrid del pasado 7 de abril conlleve la devolución total de los ahorros defraudados y no sólo a partir de mayo de 2013.

La asociación de consumidores opina en un comunicado que la espera acorda por el Supremo en un recurso de Unicaja evidencia las dudas del alto tribunal sobre la compatibilidad de la doctrina que fijó el 9 de mayo de 2013 con la normativa y jurisprudencia europeas.

A raíz de las declaraciones del presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, sobre el derecho de la banca a defender que ha vendido bien las hipotecas, Adicae recuerda que "innumerables sentencias dicen lo contrario". Por eso Adicae tacha de "vergonzosa" y "ridícula" la posición de la patronal bancaria. En concreto, el presidente de Adicae, Manuel Pardos, ha señalado que "aunque la banca nos tiene acostumbrados al engaño como sistema, Roldán confunde las imputaciones penales, en las que un delincuente tiene derecho a mentir, con los abusos masivos sobre los consumidores".

La asociación de consumidores ha aplaudido el fallo del TJUE contra la ley española que obliga a los jueces a suspender una acción individual de un consumidor contra una cláusula suelo que cree abusiva a la espera de que se dicte sentencia en cualquier proceso colectivo contra cláusulas similares. 

 El listado de la vergüenza 

Las entidades demandadas en un principio, muchas de ellas hoy desaparecidas por fusiones, eran Banco de Galicia, Banco Gallego, Banco Guipuzcoano, Banco Pastor, Banco Popular, Banco Vasconia, BBVA, CAI, Caixa destalvis de Catalunya, Caixa Galicia, Caixa Girona, Caixa Manresa, Caixa Nova, Caixa Ontinyent, Caixa Penedès, Caixa Rural de Balears, Caixa Sabadell, Caixa Tarragona, Cajalón, Cajamar, Caja Badajoz, Caja Canarias, Caja Castilla La Mancha, Caja Círculo Católico de Obreros, Caja Duero, Caja España, Caja General de Ahorros de Canarias, Caja Granada, Caja Insular de Ahorros de Canarias, Caja Rural de Asturias, Caja Rural de Cuenca, Caja Rural de Granada, Caja Rural de Navarra, Caja Rural del Sur, Caja Segovia, Caja Sol, Caja Sur, Caja de Ahorro de Extremadura, Celeris Servicios Financieros, Caja de Arquitectos, Credifimo, Ipar Kutxa, Multicaja, Sabadell Atlántico y Unicaja. Las entidades que forman parte de la ampliación son: Banca March, Banco Caminos, Banco Zaragozano, Caixa de Guissona, Caja de Burgos, Caja Rural de Castellón, Caja Rural de Burgos, Caja Rural Galega, Caja Rural de Tenerife, Kutxa, Banca Pueyo, Banco Castilla, Bancofar, Caixa dels Advocats, Caja Guadalajara, Caja Rural Central, Caja Rural de Canarias, Caja Rural Jaén, Caja Rural Teruel, La Caixa, Banco Andalucía, Banco de Asturias, Caja Campo, Caja Rioja ‐nueva DDA‐, Caja Rural Ciudad Real, Caja Rural de Toledo, Caja Rural San Vicente Ferrer, Cajastur, Banco Balear de Crédito, Banco Popular‐E, Banesto, Caja Cantabria, Caja Rural Betxi, Caja Rural Córdoba, Caja Rural Extremadura, Caja Rural Soria, Cooperativa Crédito Valenciana, Caixa Rural de Torrent, Banco Etcheverria, Caja Rural de Casinos, Caixa D’Estalvis de Terrassa –ahora denominada Caixa D’Estalvis Unió de Caixes de Manlleu, Sabadell, Terrassa, UNNIM, Caja Rural de Albacete S.C.C., Caja Rural de Zamora, Caja Laboral Popular, Caja Rural del Duero –hoy Cajamar Caja Rural, Sociedad Cooperativa de Crédito‐, Banco Popular Hipotecario, Caja de Ahorros de Murcia, Banca Catalana –actualmente BBVA‐, Banco de Comercio –ahora BBVA‐, Caja Rural de Huesca –hoy Caja Rural Aragonesa y de los Pirineos‐, Caja Rural de Sevilla –en la actualidad Caja Rural del Sur, Banco Herrero –ahora Banco de Sabadell‐, Caixa de Ahorros de Vigo –hoy Caixa de Aforros de Galicia, Vigo, Ourense e Pontevedra, Novacaixagalicia‐, Caja Almendralejo, Sabadell Banca Privada y Caja Rural del Mediterráneo.

De interés

Artículos Relacionados