viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEuropa acuerda vigilar más las fronteras contra la emigración y destruir barcos...
El jueves se reunirán de urgencia los 28 máximos líderes UE

Europa acuerda vigilar más las fronteras contra la emigración y destruir barcos de las mafías

JACR
Tras la muerte de unos 700 de los 950 emigrantes africanos este fin de semana cerca de Sicilia, los 28 Estados de la Unión Europea decidieron este lunes en una reunión conjunta extraordinaria de sus ministros de Exteriores aumentar los recursos de Frontex, la agencia encargada de vigilar las fronteras exteriores comunitarias, así como ampliar "su área de operaciones", siempre dentro del mandato actual, llegando incluso a destruir los barcos de las mafias que transportan potenciales náufragos.

Tras reunirse en Luxemburgo los ministros de Relaciones Exteriores y del Interior de los 28 países de la Unión Europea, el Alto Representante de Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, y el Comisionado para la Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, para discutir sobre la muerte de inmigrantes que intentan cruzar desde África, adoptaron por unanimidad un plan de acción de 10 puntos para responder a la crisis en el Mediterráneo.

El plan de acción de 10 puntos intenta dar una respuesta inmediata a los continuos y masivos naufragios de barcos cargados con inmigrantes irregulares. La estrategia será revisada y concretada por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión este jueves durante la cumbre de emergencia que se celebrará en Bruselas a petición de Italia, Francia, España y Reino Unido. La UE reaccionó así tras la tragedia ocurrida el pasado sábado con el naufragio de un barco frente a la costa de Libia y en el que habrían muerto cientos de inmigrantes. "Lo ocurrido no es sólo una tragedia en las costas, sino que podría convertirse en una tragedia para Europa, que tiene ahora que demostrar su capacidad de actuación y su unidad", dijo Federica Mogherini, la alta representante para la Política Exterior Europea. El Consejo Europeo, formado por los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 países miembros de la UE, tendrá una sesión extraordinaria este jueves a fin de tratar de nuevo la situación en el Mediterráneo, como hizo apenas dos semanas antes la conferencia Euromediterránea de Barcelona. "Esto es lo que Europa debe asumir: su responsabilidad, todos trabajando en conjunto", dijeron Mogherini y Avramopoulous en su declaración.

El plan de acción incluye el refuerzo de las operaciones conjuntas "Tritón" y "Poseidón" en el Mediterráneo, extendiendo su zona de acción; un esfuerzo sistemático para capturar y destruir buques utilizados por los contrabandistas; una acción conjunta de la EUROPOL, FRONTEX, OEAA y EUROJUST en la recopilación de información sobre el modus operandi de los contrabandistas; una tarea de la OEAA para desplegar equipos en Italia y Grecia para la tramitación conjunta de las solicitudes de asilo; la labor de los Estados miembros de velar por tomar las huellas digitales de todos los migrantes; la consideración de opciones para un mecanismo de reubicación de emergencia; un amplio proyecto piloto voluntario de la UE de reasentamiento, que ofrezca una serie de lugares para las personas necesitadas de protección; el establecimiento de un nuevo programa para el rápido retorno de los inmigrantes irregulares coordinadas por Frontex; el compromiso con los países vecinos de Libia, a través de un esfuerzo conjunto entre la Comisión y el SEAE; las iniciativas en Níger deben ser intensificadas; y el envío de funcionarios de enlace de inmigración (OIT por sus siglas en inglés) en terceros países clave, para recabar información sobre los flujos migratorios y reforzar el papel de las delegaciones de la UE.

Esta es la respuesta inmediata a la tarea asignada por el Presidente Juncker en la declaración de la Comisión Europea, que se espera de allí se emita una nueva Estrategia Europea de Migración, la cual será adoptada por la Comisión a mediados de mayo. Asimismo, se hace hincapié en la lucha activa contra las mafias de traficantes y promete "un esfuerzo sistemático para capturar y destruir las embarcaciones usadas por los traficantes" en misiones civiles y militares. En este sentido, el ministro de Exteriores español, José Manuel García Margallo, dijo que el objetivo prioritario es "cortar la financiación de las bandas, evitar que compren los barcos de los que se están sirviendo, destruir in situ esos barcos de operaciones ilícitas". El titular de Interior español, Jorge Fernández Díaz, insistió en que "mientras se mantengan las mafias criminales y haya el riego de que se produzcan tragedias" como la ocurrida el fin de semana, "tiene que haber los medios adecuados para salvar la vida de esas personas".

En paralelo, se lanzarán varias iniciativas para gestionar la avalancha de solicitudes de asilo que están recibiendo principalmente países como Italia, Grecia y Malta. La UE enviará especialistas sobre el terreno para tramitarlas. Asimismo, se impulsará un programa para devolver rápidamente a sus países de origen a los inmigrantes irregulares con cargo de Frontex.

Nuevos naufragios frente a Grecia y Libia

Ayer se registraron nuevos casos de naufragios en embarcaciones con inmigrantes irregulares. En concreto, al menos tres personas murieron al encallar una embarcación con 200 personas a bordo ante las costas de la isla griega de Rodas. Fueron rescatados 90 pasajeros, de los cuales 23 necesitaron ser trasladados a un hospital. Por otro lado, entre 400 y 450 personas se hallaban en dificultades en dos barcas a varias decenas de millas de la costa de Libia.

Mientras, ayer llegaron a La Valeta los 24 cadáveres recuperados del naufragio ocurrido la medianoche del sábado en Libia cuando volcó un pesquero que iba a ser socorrido por un mercante portugués. Los 28 supervivientes llegaron al puerto italiano de Catania. Entre los supervivientes está el capitan de la nave, de origen tunecino, que ayer fue detenido por la policía italiana junto a un miembro sirio de la tripulación.

El primer ministro italiano, Mateo Renzi, compareció ayer ante los medios, junto a su homólogo maltés, Joseph Muscat. Renzi calificó a los traficantes de "nuevos esclavistas" y pidió a la comunidad internacional que considere una "prioridad" su captura. Renzi insistió en que "no está sobre la mesa la hipótesis" de una intervención militar en Libia.

De interés

Artículos Relacionados