jueves,18 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaGlobalizaciónEuropa eleva en 274,9 millones los 14.500 millones para la cohesión postCovid,...
Casi la mitad para ayuda alimentaria a vulnerables y el resto para 8 regiones

Europa eleva en 274,9 millones los 14.500 millones para la cohesión postCovid, la mayoría para regiones nórdicas, Baleares, Ceuta y Melilla

La Unión Europea anuncios este lunes Europa que amplia en 274,9 millones los 14.500 millones para la cohesión postCovid, la mayoría para 5 regiones nórdicas (Cataluña, País Vasco, Cantabria, Galicia y Castilla y León), más Baleares, Ceuta y Melilla. Los principales indicadores de reparto de estas ayudas a la recuperación siguen siendo desde 2020 el impacto de la pandemia en la riqueza regional, el desempleo y el paro juvenil, además de la ultraperiferia.

España recibe 274,9 millones de euros adicionales del tramo de REACT-UE de 2022. Estos recursos apoyarán la recuperación económica de las regiones españolas, ayudarán a los trabajadores y a los demandantes de empleo a adquirir las capacidades necesarias para la transición digital y ecológica y mejorarán el acceso a los sistemas sociales y el funcionamiento de estos.

Se añaden 137 millones de euros al programa operativo español del Fondo de Ayuda para las Personas Más Desfavorecidas, con el fin de proporcionar ayuda alimentaria y medidas de acompañamiento a los grupos más vulnerables, incluidas las personas que han abandonado Ucrania debido a la agresión rusa contra este país.

El resto de los recursos, los otros 137,9 millones de euros, se resto  añaden a los programas del Fondo Social Europeo de ocho regiones españolas:

  • En Cantabria, 660 000 euros ayudarán a conservar puestos de trabajo y a crear otros nuevos, en particular prestando apoyo a las empresas emergentes y a los programas de educación y formación profesionales.
  • En Castilla y León, casi 12,7 millones de euros servirán para apoyar contratos de investigación en las universidades y permitirán a las escuelas contratar más profesores. Los fondos también mejorarán los servicios sanitarios y sociales merced a la contratación de más personal y a la adquisición de equipos médicos e higiénicos. Además, los fondos apoyarán medidas de inclusión social para ayudar a los grupos más vulnerables.
  • En Cataluña, 86,7 millones de euros se destinarán principalmente a impulsar la transición digital y ecológica de la región mediante el apoyo a programas de educación y formación profesionales que ayuden a las personas con dificultades para encontrar empleo.
  • En Ceuta, 1 millón de euros servirán para crear puestos de trabajo y prestar apoyo a las empresas emergentes y mitigar así el impacto de la pandemia, por ejemplo mejorando y renovando las capacidades de la mano de obra a través de la educación y la formación profesionales.
  • En Galicia, 11,6 millones de euros servirán para ayudar a las personas que trabajan por cuenta propia, a las mujeres y a las personas desempleadas. Los fondos también mejorarán los servicios públicos para ayudar a las personas sin empleo a encontrar trabajo.
  • En Illes Balears, 9,8 millones de euros ayudarán a las personas a conservar sus puestos de trabajo y favorecerán la creación de empleo a través de la formación, en particular en capacidades digitales, al tiempo que apoyarán a los servicios sanitarios en su lucha contra la pandemia reforzando el sistema sanitario. Las medidas también darán apoyo a los grupos vulnerables y abordarán la exclusión social.
  • Melilla recibirá 1,8 millones de euros para ayudar a las personas sin empleo a acceder al mercado laboral mediante la creación de puestos de trabajo y la formación. Los fondos también garantizarán una recuperación resiliente de la economía ayudando a las personas jóvenes, a las que trabajan por cuenta propia y a las emprendedoras a mantener sus puestos de trabajo.
  • En el País Vasco, 13,5 millones de euros servirán para apoyar inversiones en educación y en programas de formación profesional a fin de garantizar la continuidad de la educación durante la pandemia. Con objeto de apoyar la recuperación económica, los fondos contribuirán a crear y mantener puestos de trabajo para las personas jóvenes, las que trabajan por cuenta propia y las emprendedoras. Los recursos adicionales también se invertirán en medidas de inclusión social y en el acceso a los sistemas sociales, garantizando así la protección de los grupos vulnerables. Por último, estos fondos adicionales contribuirán a reforzar el sistema sanitario regional.

España recibirá un total de 14 500 millones de euros en el marco de REACT-UE para impulsar la recuperación del país y facilitar las inversiones en la transición ecológica y digital.

Como parte de NextGenerationE, REACT-UE proporciona un complemento de 50 600 millones de euros (a precios corrientes) a lo largo de 2021 y 2022 a los programas de la política de cohesión del período 2014-2020. Las medidas se centran en favorecer la resiliencia del mercado laboral, fomentar el empleo y ayudar a las pequeñas y medianas empresas y a las familias con bajos ingresos, así como en sentar, con garantía de futuro, los cimientos de la transición ecológica y digital y de una recuperación socioeconómica sostenible. REACT-UE entró en vigor el 24 de diciembre de 2020.El tramo de REACT-UE de 2021 ya ha asignado 40 000 millones de euros para ayudar a los Estados miembros a recuperarse de la pandemia de COVID-19.

El Fondo REACT-EU forma parte de un paquete de ayudas europeo más amplio aprobado por la Comisión Europea en julio de 2020, denominado Next Generation EU, que alcanza una cifra total de 750.000 millones de euros para el conjunto de Estados Miembros, que contribuirá a reparar los daños económicos y sociales inmediatos causados por la pandemia de coronavirus. La mayor parte de esos recursos se enmarcan en el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, con una asignación estimada para España de 140.000 millones.

El Fondo REACT-EU cuenta con una asignación de unos 12.436 millones de euros para España, 10.000 de ellos repartidos entre las Comunidades Autónomas, 8.000 en el año 2021 y 2.000 en el año 2022. Los 2.436 millones restantes serán gestionados por el Ministerio de Sanidad fundamentalmente para la compra de vacunas. La iniciativa REACT-EU se contempla para ayudar a los territorios a fortalecer el Estado del Bienestar, blindar los servicios públicos y reactivar la economía tras el impacto de la pandemia provocada por la COVID-19.

En cuanto a la propuesta de reparto de los 10.000 millones de euros, se siguen los criterios de distribución utilizados por la UE con sus Estados Miembros para hacer frente a las consecuencias de la pandemia. Así, se tienen en consideración tres indicadores: El primero va dirigido a medir el impacto de la pandemia en la riqueza de cada Comunidad Autónoma. Este indicador tiene un peso equivalente a las 2/3 partes del reparto total. El segundo indicador mide el impacto de la crisis en el desempleo, con un peso en el reparto total igual a 2/9 de la asignación. El tercer indicador mide el impacto de la crisis en el desempleo juvenil (15 a 24 años), tiene un peso del 1/9 de la asignación total. Adicionalmente se incluye una ayuda para las regiones ultraperiféricas como Canarias.

De interés

Artículos Relacionados