domingo,24 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónFallo del Concurso de Microrrelatos On Line de Ibercampus
Ganador y finalistas

Fallo del Concurso de Microrrelatos On Line de Ibercampus

ibercampus.info
¡Ya tenemos ganador! La tercera edición del Concurso On Line de Micorrelatos de Ibercampus ya tiene un ganador y dos finalistas. Esta nueva convocatoria ha comenzado con fuerza, ya que ha sido la de mayor participación hasta el momento. El verano, era el tema propuesto para dejar la imaginación volar.

RELATO GANADOR

 "Barroca felicidad", de Santiago Peña Domingo

Aquel verano no fue distinto a los anteriores de mi vida. Un mantel manchado con restos de comida reseca de la última batalla vivida en casa. Un grito inolvidable, una puerta desvencijada. En definitiva una posguerra doméstica de rencores y alcohol; también violencia, toneladas de violencia. Ahora nos quedaba volver a levantar sobre las cenizas un nuevo edificio de mentiras y espejismos disfrazados de barroca felicidad… Hasta que ya no quede más guerra que pelear, ni más seres a los que proteger, ni más cenizas sobre las que construir… y presiento que ese día está muy cerca.

Santiago Peña tiene 24 años y es Licenciado en Filología Italiana por la UCM. Se lleva un lote de libros cuyos títulos puedes consultar aquí.

FINALISTAS

"El calentamiento global", de Ana Sofía de Gregorio Moro. Albacete

– Buenos días tenga usted, caballero.

– Buenos días señora, un placer volver a verla.
– Viene un poco tarde este año, le veo cansado y hasta algo más pálido de lo normal. No viene con la energía de otros tiempos.
– Sin embargo, a usted se la ve lozana a pesar de…
– Ya, no me lo diga. Últimamente hay algo en mi interior que no funciona.
– Será el calentamiento global.
– Será…
– ¿Cuánto se quedaré este año?
– Con el verano nunca se sabe, pero disfrutaremos juntos el tiempo que sea.
Y la Tierra sonrió.

"Esencia femenina", de Néstor Quadri. Buenos Aires

La felicidad de esencia femenina puede surgir en la candidez de una niña adulada, pero algunas veces nace en la mágica danza de etéreas hadas. Feliz tú niña, que sonríes halagada cuando en cada vuelta de calesita tu abuela te saluda embelezada. Feliz tú niña, que en este verano encerraste unas orugas en una caja oxidada y a los pocos días surgieron bailando mariposas aladas.

De interés

Artículos Relacionados