lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaFeminismo, pensiones y exigencias de mejor reparto de la renta protagonizaron el...
Los sindicatos amenazan con más movilizaciones

Feminismo, pensiones y exigencias de mejor reparto de la renta protagonizaron el 1 de Mayo 2018

Redacción
Miles de personas participaron en las más de 70 manifestaciones del Primero de Mayo en toda España bajo el lema "Es tiempo de ganar. Igualdad, mejor empleo, mayores salarios y pensiones dignas". En la concentración de Madrid(unas 50.000 según los convocantes y 12.000 según la Delegación del Gobierno), los líderes sindicales Unai Sordo (CC OO) y Pepe Álvarez (UGT), amenazaron con movilizaciones si no se produce una mejor distribución de la riqueza que generada con el fin de la crisis.

Los secretarios generales de UGT y CCOO encabezan la marcha central de Madrid, acompañados ya en segunda fila por dirigentes de partidos políticos, como Pedro Sánchez (PSOE), Iñigo Errejón (Podemos) o Alberto Garzón (IU). Finalizada la marcha, en la Puerta del Sol, Unai Sordo y Pepe Álvarez pronunciaron sendos discursos en los que pidieron al Gobierno y la patronal una mejor distribución de la riqueza que se está generando tras el fin de la crisis. "Si no, habrá movilizaciones", advirtieron.

Según Unai Sordo, "es imprescindible que los salarios se recuperen de forma generalizada para el conjunto de la clase trabajadora de España, especialmente para los trabajadores con salarios más bajos, donde están instalados los jóvenes y las mujeres".

En la misma línea, Álvarez pidió a la patronal que deje de "dilatar y jugar en la negociación del acuerdo de salarios". "No vamos a levantarnos de la mesa sin más, habrá movilizaciones crecientes, tantas como los trabajadores crean que son necesarias para que se pueda repartir la riqueza", añadió el líder de UGT, tras señalar que es imposible seguir con el desajuste que hay entre lo que ganan las empresas y lo que reciben los trabajadores.

Los diarios, que amanecieron con críticas casi generales a los sindicatos (en tres de los cuatros principales), destacan que en el discurso de los dirigentes sindicales tuvieron una especial relevancia las reivindicaciones de los pensionistas y de las mujeres. Así, en relación con el acuerdo del PNV y el PP sobre pensiones, los dirigentes de CC OO y UGT creen que lo único que se hace es congelar la reforma de 2013, pero que "el problema sigue siendo el mismo". "Instamos a recuperar el Pacto de Estado por las pensiones para garantizar que son suficientes ahora y dentro de tres décadas", subrayó Sordo. "Nadie nos ha comido la merienda, le hemos dicho al Gobierno que para llegar a un acuerdo necesita mejorar la estructura de los ingresos del sistema y modificar los aspectos centrales de la reforma de 2013", apostilló Álvarez.

En cuanto a las reivindicaciones de las mujeres, el líder de UGT afirmó que "el 8 de marzo y la historia que han escrito hace unos días las mujeres después de conocer la infame sentencia de La Manada, asegura que las mujeres no están dispuestas a continuar viviendo en una sociedad patriarcal que les niega sus derechos". Este Primero de Mayo es "morado, lila, violeta", añadió, y "sirve para decir basta. Ni un acoso más ni en la empresa ni en la calle, ni un asesinato más".

Al igual que en Madrid, más de 70 manifestaciones y concentraciones recorrieron las calles de las principales ciudades del país para reclamar una mayor calidad laboral y mejores salarios, pensiones dignas e igualdad. En Barcelona se manifestaron unas 30.000 personas, según los convocantes (8.000 según la Guardia Urbana), con lemas a favor de mejoras salariales y en el empleo. Lo mismo ocurrió en las manifestaciones celebradas en Sevilla, Valencia, Bilbao, Vigo o Zaragoza, donde también se corearon lemas contra la violencia machista como "No es no" y "Yo si te creo".

En Barcelona, ya por la tarde, la ANC y ERC apoyaron la concentración alternativa de la Intersindical independentista CSC, con gritos a favor de la "república catalana". En paralelo, algunos manifestantes convocados por grupos antisistema causaron incidentes en el centro de la ciudad, aunque no se registraron heridos de consideración ni tampoco detenciones.

La prensa impresa, crítica con los sindicatos

La celebración del Día Internacional del Trabajo es portada en todos los periódicos, con amplias informaciones en páginas interiores. En términos generales, los diarios aluden a una jornada reivindicativa pacífica, con la vista puesta en las mejoras salariales, en la que pensionistas y mujeres tuvieron especial protagonismo. Así, EL PAÍS titula en su portada: "El feminismo toma la voz en los actos sindicales del 1 de Mayo". EL MUNDO destaca que "UGT y CC OO eluden su papel en Cataluña con una marcha feminista", y añade que "los sindicatos mayoritarios se apoyan en las mujeres y en los pensionistas para recuperar la calle". Según ABC, "Los sindicatos no logran remontar en la calle". "UGT y CC OO pasan del separatismo al feminismo", titula LA RAZÓN, que añade: "El morado es el nuevo rojo".LA VANGUARDIA subraya que "La lucha de las mujeres copa las marchas del 1 de Mayo". "CC OO y UGT recuperan la calle tras compartirla con plataformas diversas", añade el diario catalán. En la misma línea, dice: "El clamor feminista impregna el Primero de Mayo". Finalmente, CINCO DÍAS titula: "Los sindicatos auguran un conflicto social creciente si no hay reparto dela riqueza".

La jornada se había iniciado con editoriales informaciones desfavorables a los sindicatos en la mayoría de los principales diarios impresos. EL PAÍS, bajo el titular: "Ciudadanos y los sindicatos llegan al Primero de Mayo más alejados que nunca", publicaba que el apoyo de las ramas catalanas de CCOO y UGT a la manifestación por los presos del procès ha agravado un desencuentro que nace de las discrepancias sobre el modelo de contratación laboral y el fiscal.

En EL MUNDO, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, señala que "las últimas decisiones del Gobierno son fruto de las movilizaciones". Respecto a la reforma laboral, dice que derogarla "es necesario pero no es suficiente en estos momentos". Preguntado sobre si estarían dispuestos a convocar una huelga general si la patronal no sube los salarios, Álvarez no lo descarta y apunta que el objetivo principal es que "se reparta la riqueza". En otra entrevista en LA RAZÓN, Álvarez hace hincapié en que "UGT no va a dar ningún giro al independentismo".

También en LA RAZÓN, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, preguntado por su presencia en una marcha separatista en Cataluña el pasado 15 de abril, señala que su organización "está a favor de un modelo de Estado federal, no a favor del independentismo". En otro momento, Sordo incide en que "si no hay voluntad de repartir el crecimiento, la obligación de los sindicatos ·"es ir a un proceso de movilización creciente".

Tres de los cuatro diarios impresos que dedicaban editoriales a valorar este 1 de mayo incluyen o centran su valoración en críticas a los sindicatos, todos  con la excepción de El Periódico. Al que este miércoles se suma LA Vanguardia pidiendo unos sindicatos: 

El desafío sindical (EL PAÍS): “La conmemoración de hoy, 1 de mayo, está rodeada y condicionada por circunstancias políticas y económicas singulares. Hay una evidencia que los sindicatos tienen que aceptar: las protestas sociales se están canalizando a través de colectivos o grupos que nada tienen que ver con las organizaciones sindicales". Los sindicatos han perdido "el dominio de la protesta", al tiempo que "también han perdido gran parte de la capacidad de influencia institucional reconocida a partir de los años ochenta". "La sociedad española necesita conocer la respuesta de los sindicatos a la extensión desmedida de la precariedad laboral, a la depresión salarial y al estancamiento de la tasa de paro juvenil y de la de mayores de 45 años". Por supuesto, también "reclama unos sindicatos con capacidad para negociar con el Gobierno y las patronales una nueva estructura de contratación que acabe con un mercado de trabajo dual y ominosamente punitivo para quienes no tienen empleo". "No basta con comparecer el 1 de mayo; hay que participar en el cambio económico todos los días y recuperar la influencia perdida. Y desde luego, no la recuperarán implicándose en el pantano del procés con posiciones pueriles además de erróneas".

Un sindicalismo sin credibilidad (ABC):” En lugar de aprovechar el 1 de Mayo para conmemorar la importante función que desempeñan todos los trabajadores y esforzarse en servir de la mejor forma a sus legítimos intereses, los sindicatos, una vez más, aprovecharán esta jornada para organizar una nueva protesta contra el Ejecutivo y sus políticas, a pesar de la evidente mejora económica, la fuerte creación de empleo y el incremento del gasto social. Si a ello se suman sus constantes intromisiones políticas en las causas más peregrinas y, sobre todo, su incomprensible apoyo a los separatistas catalanes, en lugar de posicionarse a favor del Estado de Derecho y el estricto cumplimiento de la ley, es lógico y normal que hayan perdido influencia y capacidad de movilización

1 de mayo: la lucha contra la precariedad (EL PERIÓDICO): “La cita anual llega en un momento muy delicado para el Gobierno del PP, con aires de fin de ciclo y a un año vista de las elecciones municipales, y después de que las movilizaciones de los jubilados y antes la del 8-M, (…) hayan llenado las calles de miles de personas indignadas". "Los sindicatos quieren aprovechar estos aires de indignación para poner en marcha un ciclo de protestas que incluye esa huelga general con la que a menudo han amagado. Bien harían el Gobierno y la patronal en escuchar sus reivindicaciones, en especial la del aumento de los salarios, ya que para paliar algunos de los males que afligen la economía española es imprescindible que los asalariados recuperen poder adquisitivo".

Un 1 de mayo lastrado por el 'procés' (LA RAZÓN): “Un pálido reflejo del pasado. Virando a sepia. Esa es la imagen que dan hoy en día los sindicatos. Nada que ver con las grandes manifestaciones del final del franquismo, de la reconversión industrial, de los primeros años de la democracia". "La puntilla que ha dado el golpe de suerte a la reputación social y de clase de los sindicatos ha tenido lugar en Cataluña". "Con esa rémora a sus espaldas, los sindicatos buscan desprenderse de su nuevo calificativo de 'socio preferente' del procés y buscan redimirse y presentarse en público con otros acentos y características". "Los líderes de UGT y CCOO se empeñan en repetir una ceremonia del pasado. Una puesta en escena en la que cada vez hay más huecos. El error del procés tendrá también una lectura sindical. Al tiempo".

La sociedad necesita unos sindicatos fuertes (LA VANGUARDIA): 

En un intento de recuperar el control del liderazgo social, los sindicatos CC OO y UGT han incorporado a este Primero de Mayo las demandas de mejores pensiones para los jubilados y de igualdad laboral para las mujeres. La sociedad española necesita unos sindicatos mayoritarios fuertes, con capacidad de negociación, ya que esta es la mejor garantía de estabilidad social. CC OO y UGT han dado muestras de una gran responsabilidad en los momentos difíciles que ha pasado este país. Su reforzamiento y su mayor arraigo popular, sin embargo, no solo dependen de la voluntad negociadora de sus interlocutores sino de la capacidad de los propios sindicatos de seguir negociando dentro del marco de políticas económicas sensatas y realistas, así como de afrontar con mayor eficacia los procesos de modernización, renovación y adaptación de sus estructuras internas. El cambio se impone como necesidad para todos los agentes sociales.

 

 

De interés

Artículos Relacionados