sábado,4 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaFirman la subida salarial 1% ahora y 1,5% en 2016 mientras crece...
Uno de cada cuatro contratos nuevos dura una semana o menos

Firman la subida salarial 1% ahora y 1,5% en 2016 mientras crece la precariedad

Redacción
CEOE y sindicatos firman este lunes su acuerdo salarial del pasado 14 de mayo, que dice buscar "el empleo de calidad" y terminar la etapa de devaluación, al incluir subidas recomendadas del 1% este año y 1,5% para 2016. Pero la precariedad del mercado laboral español tras sus últimas reformas ha crecido, e incluso se ha acelerado los últimos meses, en tanto se reducen los despidos colectivos con expedientes de regulación. Uno de cada cuatro contratos nuevos dura una semana o menos.

Este acuerdo para los salarios del sector privado fue el alcanzado hace tres semanas con cinco meses de retraso y después de innumerables reuniones fracasadas por los sindicatos mayoritarios y las organizaciones que representan a los empresarios: el III Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), válido para los años 2015, 2016 y 2017. tras ser ratificado por cada uno de los entonces signatarios del preacuerdo: los sindicatos UGT (Cándido Méndez) y CC OO (Ignacio Fernández Toxo), y las patronales CEOE (Juan Rosell) y Cepyme (Antonio Garamendi). Será el marco de referencia para los miles de convenios que estaban pendientes de la negociación, sitúa como primer objetivo "el empleo de calidad", e incluye subidas salariales moderadas,  aunque subraya que "la etapa de devaluación salarial se ha acabado". Pero tampoco afecta al salario mínimo interprofesional que sí suele ser referencia en los contratos precarios, fijado cada año por el Gobierno tras consultar con empresarios y sindicatos. Este año ha subido un 0,5%, hasta los 648,60 euros mensuales. ¿Cómo ha matizado el acuerdo la patronal? El director de la Oficina Económica de Presidencia del Gobierno y secretario de Economía del PP, Álvaro Nadal, criticó la subida pactada, el doble del aumento aprobado para el SMI: Es necesario no perder la referencia de cómo somos de competitivos respecto a los socios europeos y a otros sectores, por lo que sería bueno que se mantuviese la referencia a la inflación europea", afirmó. 

Casi el 25% de los contratos laborales que se han firmado en los cuatro primeros meses del año han durado siete días o menos, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social manejados por EL PAÍS. En concreto 1.333.837 de un total 5.476.901, incluyendo tanto los temporales como los fijos. El porcentaje de los contratos de menos de una semana aumenta hasta el 28,7% si solo se tienen en cuenta los suscritos a tiempo parcial, lo que en opinión del diario es una clara prueba de la precariedad del mercado del trabajo español. Durante todo 2006, los contratos de una semana o menos representaban el 14,7% de todos los firmados en ese año. Al siguiente, 2007, este porcentaje creció hasta el 15,1%. Y así ha continuado durante todos los ejercicios hasta ahora, que ha llegado casi al 25%. La misma cadencia han seguido los contratos de los empleos por horas, pero con unos puntos porcentuales por encima, excepto en 2011. Además, en este caso, se añade la circunstancia de que esta modalidad de empleo ha ido ganando protagonismo: en abril de 2006 suponían un 21,7%; este año, el 33,6%. 

No obstante, los ERE caen a mínimos tras los fuertes ajustes realizados en la crisis. Los 1.114 trabajadores afectados por despidos colectivos en febrero de este año suponen la segunda cifra mensual más baja en 33 años (desde enero de 1982), sólo por detrás de los 922 empleados afectados en septiembre de 2014. Los datos de febrero de 2015 contrastan, por ejemplo, con los 6.516 trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo en el mismo mes de 2009 o los 6.032 de 2013. En el primer trimestre de 2015 se presentaron a la Administración 2.457 ERE, que afectaron a 27.604 trabajadores. Si se compara con el mismo periodo del año anterior, los procedimientos de ERE comunicados se reducen en un 50%, así como el número de personas afectadas en un 49%, según datos de CC.OO.

ABC asume el relato de la recuperación y atribuye esta caída del número de ERE fundamentalmente, por un lado, a la recuperación económica y, por otro, a que muchas empresas ya realizaron los ajustes de sus plantillas en los años más duros de la crisis. Especialmente en 2013, como consecuencia de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy un año antes, según han coincidido expertos de los principales despachos laboralistas y de los sindicatos consultados por el diario. Todos ellos comparten también el pronóstico de que "lo peor ya ha pasado".

Principales contenidos del III Acuerdo 

Subidas salariales: 1% para este año y del 1,5% para 2016. Alentado por unas previsiones de crecimiento algo más optimistas (un 2,9% para 2015 y 2016), este nuevo acuerdo salarial sustituirá al pacto alcanzado en 2012, que aconsejaba incrementos salariales moderados hasta 2014. El pacto ayudará según los expertos a reducir la incertidumbre sobre la futura evolución de los costes laborales para miles de empresas. 

Garantía salarial.  Fue el principal punto de fricción entre sindicatos y patronal, según recuerda 20 Minutos, pues los empresarios la ven como una "recomendación" y los sindicatos indican que el acuerdo pese a no ser obligatorio para los negociadores de los convenios tiene "un carácter obligacional", pues los firmantes asumen los compromisos recogidos y "se obligan" en consecuencia a llevar a cabo todos los esfuerzos para que los criterios del acuerdo se trasladen a la negociación colectiva para el conjunto de los dos años, con el objetivo de garantizar el nivel de poder adquisitivo ante subidas del IPC (índice de precios) superiores a lo previsto. Los incrementos salariales deberán revisarse si la subida de los precios acumulada en 2015 y 2016 supera el aumento salarial acumulado tope en estos dos años, es decir, el 2,5%. Si la suma de la inflación alcanza, por ejemplo, un 3%, la subida salarial pasaría del 2,5% a ese 3%. El previsible avance de poder adquisitivo de este año también se tendrá en cuenta en 2016: si en 2015 los sueldos ganan tres décimas de poder adquisitivo, esas décimas se restarían en 2016 en el caso de que los precios crezcan por encima del 1,5%. Según 20 Minutos, las probabilidades de que llegue a aplicarse son pocas, porque las principales agencias de análisis sitúan entre un 0,6% y un 0,7% el aumento de la inflación previsto para España, y no es muy probable que el IPC vaya a subir más de 2,5 puntos entre 2015 y 2016. Además de la subida del coste de la vida, en la negociación para subir los salarios podrá influir también la situación de cada sector y, sobre todo, la productividad, un factor clave para la patronal, que tiende a relacionar este aspecto más con la labor de los trabajadores que con las decisiones empresariales. 

Contenidos no salariales. El pacto incluye también detalles sobre flexibilidad y condiciones de trabajo, medidas sobre clasificación profesional y movilidad funcional, ordenación del tiempo de trabajo, etc. 

Alcance. Las partes no están legalmente obligadas a aplicar lo pactado, si bien se comprometen a hacerlo. Las recomendaciones se juzgan significativas porque las negociaciones de los mayores convenios sectoriales nacionales (banca, química, artes gráficas, antiguas cajas de ahorro) han estado paralizadas en espera de estas directrices. Solo la construcción había alcanzado un convenio sin esperar al acuerdo marco. Otras organizaciones sindicales importantes, como USO y LAB, ya han anunciado que no piensan usarlo como guía para sus negociaciones, ya que lo consideran insuficiente. Según estos sindicatos, las subidas pactadas no compensan la pérdida de poder adquisitivo sufrida por los trabajadores durante los peores años de la crisis. En 2014 se firmaron 1.728 convenios colectivos, en los que quedaron incluidos 723.724 empresas y 4,76 millones de trabajadores, es decir en torno al 27% del total, teniendo en cuenta que la cifra de asalariados en enero de 2015 era, según la Encuesta de Población Activa, de 17.569.100 personas. Hasta abril de 2015, el Ministerio de Empleo había registrado 783 convenios que afectan a casi 2,5 millones de trabajadores, una cifra superior a los 1,4 millones registrados en abril de 2014, pero todavía una de las más bajas desde los años noventa. ¿Qué ocurre con los convenios ya firmados? El pacto es efectivo a partir de su publicación, por lo que afectará solo a los convenios nuevos o a los que se encuentren actualmente en proceso de negociación. No obstante, la reforma laboral permite revisar convenios ya firmados si así lo acuerdan las partes. 

Contratos temporales. El pacto pide que en cada convenio se estudie la posibilidad de establecer cupos de contrataciones temporales. Las partes anteponen asimismo el uso del contrato a tiempo parcial indefinido al temporal o a la realización de horas extraordinarias en determinados supuestos, pero establecen que los porcentajes de horas complementarias no deben exceder el 60% de las ordinarias contratadas o el 30% en el caso de las horas complementarias de aceptación voluntaria. Las partes anteponen el uso del contrato a tiempo parcial indefinido al temporal. 

Reestructuraciones de empresas:,El acuerdo recomienda potenciar la "flexibilidad interna" (de jornada, funcional, geográfica) para mantener el empleo, sin que ello suponga una pérdida de derechos, y siempre a través de "procesos transparentes con periodos suficientes de consulta con la representación de los trabajadores". 

Jóvenes. Hay un epígrafe dedicado a la necesidad de impulsar la contratación de jóvenes, promoviendo los contratos formativos y la formación dual, y fomentando la incorporación definitiva de estos trabajadores a la empresa. Además, las partes se comprometen a "promover empleo de jóvenes preferentemente mediante la contratación laboral, frente a la utilización de prácticas no laborales en empresas". Entre las recomendaciones pactadas se encuentra asimismo la de fomentar que en la contratación de jóvenes se tengan en cuenta sus cualificaciones académicas y profesionales, así como su experiencia laboral y profesional, "a fin de ofrecerles puestos adecuados a las mismas". 

Convenios sectoriales. Estos deberán propiciar la negociación en la empresa de la jornada, funciones y salarios, y fijar las reglas generales de la flexibilidad en el tiempo de trabajo, "por ser el ámbito más adecuado para configurar estos conceptos", lo que implica revalorizar este nivel de negociación colectiva, frente a la preponderancia que otorga la reforma laboral al convenio de empresa. No obstante, se recomienda que sean los convenios de empresa los que "racionalicen el horario de trabajo", teniendo en cuenta las especificidades de cada empresa o sector. Partiendo de ello, patronal y sindicatos han acordado que, mediante convenio, el empresario pueda distribuir irregularmente un 10% de la jornada anual ordinaria. 

De interés

Artículos Relacionados